Foro
Jinuj.net / Foro / Discusiones generales / Antisemitismo / Conferencia sobre el Antisemitismo: Viena 19-20/06/2003 Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Conferencia sobre el Antisemitismo: Viena 19-20/06/2003

Mensajes Último mensaje
Antisemitismo 358 21/5/2010 2:42 PM
Autor Fecha del mensaje
1. Conferencia sobre el Antisemitismo: Viena 19-20/06/2003 sweetmiel 15/7/2003 11:45 AM
Organizada y convocada por la Organizacin para la Cooperacin y Seguridad en Europa (OSCE), de la que Espaa forma parte, junto a otros 53 pases, se celebr en Viena, los pasados das 19 y 20 de junio, la primera Conferencia sobre el Antisemitismo. Participaron en dicha Conferencia ms de 350 personas, entre las que se encontraban los representantes de las delegaciones de los pases miembros, entre las cuales se contaba la Federacin de Comunidades Israelitas de Espaa, y los representantes de diversas ONG nacionales e internacionales

Antecedente de la referida conferencia lo fu la Conferencia organizada por la OSCE en Oporto, en la cual se conden el creciente nmero de incidentes antisemitas que tuvieron lugar en el rea de los paises que forman la OSCE, a principios del ao 2002, cuyos pases van desde Albania, Estonia y Finlandia hasta los EEUU, Uzbekistn, Suiza, Alemania y la Federacin Rusa.

La primera sesin de la Conferencia sobre el antisemitismo, se inici con la pregunta “Por qu esta reunin y por qu ahora?” para despus pasar a analizar, en las subsiguientes sesiones, las medidas adoptadas por los distintos gobiernos, relativas a las respectivas legislaciones y real ejecutividad de las decisiones judiciales en materia de antiracismo, discriminacin, xenofobia y antisemitismo; el papel de los gobiernos y de la sociedad civil en la promocin de la tolerancia; la importancia de la educacin; el papel de los medios de comunicacin y finalmente, resumen y recomendaciones.

Cabe destacar de la primera sesin las palabras de Rudolph Giuliani, alcalde de Nueva York de 1994 a 2001, quien record que el antisemitismo es el odio ms antguo y persistente del mundo occidental y que, si bien existen grupos minoritarios ms numerosos y extendidos que el de los judos, quienes representan apenas el 0,2% de la poblacin mundial, el Holocausto dej claro hasta qu punto ha sido virulento el odio contra ellos.

Elie Wiesel, Premio Nobel de la Paz y superviviente del Holocausto, en el escrito dirigido a la Conferencia, record “que el antisemitismo es una enfermedad social y una aberracin teolgica que toda sociedad inteligente y decente debe enfrentar y eliminar. El tiempo pasa inexorablemente, las culturas cambian, igual que los sistemas polticos, pero el odio a los judos permanece. El antisemitismo no tiene edad; actualmente trasciende tanto el tiempo como la geografa, las religiones y las culturas, las teoras polticas y las esferas sociales. Desde Faran en Egipto, pasando por Nacubodonosor en Babilonia, Torquemada en Espaa, hasta Hitler y Stalin, los judos han vivido en peligro. Las razones invocadas, con independencia de su veracidad y lgica, han combinado todas las contradicciones posible: porque el judo es rico, porque el judio es pobre; porque el judo es muy relgioso o nada religioso; porque est asimilado o no se quiere asimilar; porque es ignorante o porque es muy inteligente; porque es universalista o porque es nacionalista. Para Hitler los judos fuimos comunistas y para Stalin fuimos anti-comunistas. El anitsemitismo es, por definicin, ideolgicamente fantico y patolgicamente racista”.

El antisemitismo moderno es todavia ms complejo, por cuanto ha emergido en pases en donde ya no quedan judos, lo cual demuestra que cabe antisemitismo sin judos. La Conferencia de Durban sobre el racismo, la discriminacin racial y la xenofobia demostr como la alianza entre la extrema derecha y la extrema izquierda pro-palestina, en este tema particular, hizo revivir la dea de que los judos inventaron Auschwitz para cobrar dinero de los alemanes; se volvi a citar “Los Protocolos de los sabios de Sin” en los que se acusa a los judos de querer dominar el mundo; la estrella de David se igual a la cruz gamada; Ariel Sharon es comparado a Hitler: consignas como “sucio judo” y “Hitler no acab su trabajo” se propagan por todas las manifestaciones que con posteriordad tuvieron lugar en muchos pases, includa Espaa. El antisemitismo de antao, que persegua a los judos, ahora se torna contra el propio Estado de Israel, el nico estado judo del mundo, cuestionando su propia existencia. Antes de la segunda guerra mundial se deca “Judos a Palestina”; ahora, se dice “Judos fuera de Palestina”.

A este respecto decimos que s a la coexistencia de dos estados, uno judo y otro palestino. Eso no se discute. S se discute el terrorismo al que est sometida la poblacin israel ante los ataques suicidas, que segn la prensa son inmolaciones de mrtires. Martir es quel que est dispuesto a morir por sus creencias y su f, no quel que mata a civiles indefensos por odio.

Se examin igualmente en la Conferencia el papel que deben desempear los estados con relacin a sus respectivas legislaciones, referidas al antisemitismo; a la persecucin del cybercrimen perpetrado por aquellos que, escondindose tras el anonimato de internet, propagan mensajes incitando al antisemitismo; a la efectiva ejecutividad de las decisiones judiciales; al papel de la prensa ante la expansin de rumores, tales como, por citar un solo ejemplo: “los judos de Nueva York no acudieron a su trabajo en el WTC el11-S”.

En la sesin relativa a la importancia de la educacin, la Federacin a la que represento solicit la palabra para poner de manifiesto que, si bien Espaa tiene uno de los Cdigos penales ms progresistas de Europa, en el cual se reconoce y tipifica el delito de la incitacin al odio, al racismo y al antisemitismo, su aplicacin se hace dficil por el desconocimiento que tienen los periodistas, las comisaras e incluso algunos jueces para comprender qu constituye un acto antisemita, refugindose y excusando las manifiestaciones de las que se ha hablado ms arriba como manifestaciones nacidas dentro de la ms autntica libertad de expresin. Espaa no vivi el Holocausto, y ello podra ser un motivo. Pero en el imaginario colectivo, la figura del judo es negativa. El acerbo popular est, lamentablemente, lleno de refranes antisemitas; tan slo hace unos pocos aos, y gracias a la pertinaz e incomparable voluntad de un judo, D. Carlos Benarroch (Z’L), la Real Academia de la Lengua Espaola elimin una de las acepciones de la palabra “sinagoga” como “lugar de reunin para fines ilcitos”.

Dado que existe una voluntad poltica de recuperar el pasado judo de Espaa, mediante la apertura de museos judos en las antguas juderas o aljamas, se propone que dichos museos no se limiten a la exhibicin de objetos, sino que sean museos interactivos, en los cuales se muestre al visitante la forma en que vivan los judos en la pennsula y sus aportaciones a la cultura y desarrollo del pas, las decisones que tuvieron que tomar al ser expulsados y las consecuencias de las mismas. Por supuesto ser necesario revisar y modificar, en el mismo sentido, los libros de texto de historia, a fin de que, a travs de la educacin, se acceda al real conocimiento de quienes fueron los judos.

La propuesta fu recogida dentro de una de las varias recomendaciones que se tomaron en la sesin final entre las que se cit la necesidad de un debate pblico abierto, la lucha contra los propagacin de falsos rumores, de acusaciones y de mitos destructivos.

Para construir una Europa tolerante, para vivir en paz es preciso el mutuo respeto. El Holacausto demostr al mundo de lo que es capaz una mente enferma. Si Europa no puede erradicar el antisemitismo, no entrar en la verdadera democracia.

Acabo con las palabras del Premio Nobel de la Paz, Elie Wiesel: “ La historia nos ha enseado que quin odia, odia a todos. quel que odia a los judos acabar odiando a los negros, a los hispanos, a los musulmanes, a los gitanos, a los turcos y a los rabes y finalmente a s mismo”.

As lo entendieron los participantes a la Conferencia, y el representante de Alemania, en un gesto histrico, ofreci la ciudad de Berln como sede de la prxima Conferencia sobre el Antisemitismo, pues Europa no puede dejar de estar alerta ante este fenmeno.

Dalia Levinsohn
Vice-Presidenta Federacin Comunidades Israelitas de Espaa

En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y participar en los foros es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí