Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Europa practica con Israe un maniquesmo de buenos y malos. Desde la tuma de Ben Gurion Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Europa practica con Israe un maniquesmo de buenos y malos. Desde la tuma de Ben Gurion

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2003-12-08 13:26:22
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 2148

Europa practica con Israe un maniqueísmo de buenos y malos
Desde la tuma de Ben Gurion

Pilar Rahola
 
Estos días se cumplirán 30 años desde la muerte  de Ben Gurion, El profeta del desierto.

Contemplo una fotografía en la casita del kibutz  Sde Boker donde escogió vivir sus últimos años, y donde murieron él y su esposa Pola.
 
Es un hombre pequeño, frágil, prácticamente invisible al lado del inmenso De Gaulle  que le acompaña en el retrato.
 
La casa tiene los lujos propios de un kibutz del desierto: es decir,  ninguno. Un  saloncito de juguete, donde recibía a los Jefes  de Estado; un baño de aquellos que recuerdan la prehistoria; un despacho que,  si no fuera por la montaña de libros que lo  abruman, sería un rincón sin ningún atributo; una Biblia subrayada; en el  dormitorio, una foto de Gandhi, única, solemne, simbólica. Y en el fondo de  este humilde y enjuto espacio, el refugio para protegerse de las diversas  guerras que vivió.
 
La tumba, algún kilómetro más allá, es tan  humilde como él: un espacio de piedra blanca sin decoración ni texto de  homenaje, situada en una pequeña cima que permite contemplar la belleza  estremecedora del árido desierto que la rodea.  Unas piedrecillas encima, recuerdan que hay gente que la visita.
 
  
Es difícil, en la concepción actual de la  política, tan estrechamente ligada al éxito personal, entender la profunda  entrega a una causa que motivaba a los hombres de aquellos tiempos, a una  estirpe de idealistas la lucha de los cuales trascendía la propia  biografía.
 
 "Nunca he suspirado por un honor, tampoco  he codiciado bienes materiales ni rango académico o atributos personales. Pero  durante mi visita a vuestro kibutz me ha resultado difícil evitar sentir la  envidia en el corazón. Podría merecer el honor de participar en vuestra  empresa?". Seis meses despues de esta carta, el hombre que creó el Estado e  intentó dotarlo del ideal de justicia que le inspiraba, vestía unos pantalones  de campo, ordeñaba cabras y recogía aceitunas.
 
No muchos kilómetros más allá, otro símbolo de  este país torturado hacia lo mismo: Golda Meir.
 
Pienso en todo esto, mientras contemplo el Néguev. Ben Gurion estaba convencido que la  empresa más importante que tenían que conseguir, despues de crear un Estado  normal y justo, donde poder vivir en convivencia árabes y judíos, era dominar  el desierto. "Traer el verde" decía. Para eso, fundó una universidad allí  donde había únicamente piedras y cabras, por eso mismo intentó animar a la  gente a vivir allí donde nadie había soñado vivir ni en sus peores pesadillas.  No puedo imaginar como debía ser el shock para aquellos judíos ucranianos,  polacos, lituanos, fugitivos de los progroms rusos y llegados en los años 20 a  Tierra Santa, bajo el dominio inglés,  cuando llegaron al Néguev: Nada.  Ni siquiera beduinos en la mayoría de las zonas, y allí plantaron tiendas,  construyeron regadíos, establecieron una sanidad precaria pero efectiva e  incluso montaron en un lugar imposible, una universidad.
 
 
Poca gente del país sueña ahora con el Néguev. "  Los jóvenes sueñan con triunfar, tener dinero, huir a Estados Unidos. Para eso  creamos el Estado?". Me lo pregunta uno de aquellos  Olim  (inmigrantes ) que llegaron en los inicios del país, impelido por la  fuerza de los ideales. " Venia de la gran Ciudad de La Plata, en Argentina y  cuando llegué a Mitzpe Ramon, al sur del sur, tuve la impresión de haber  aterrizado en la luna. Al principio el silencio me agredía". Como la mayoría  de ellos, Raúl Vaich es un hombre de ideas socialistas y la creación  del Estado de Israel tenía para él, como para Ben Gurion, un doble sentido:  crear un derecho internacional que protegiera a los judíos del mundo,  convencidos de que siempre serían perseguidos, y hacerlo bajo el amparo del  socialismo. Los kibutzim nacieron de esta utopía, utopía que la primera guerra  árabe se encargó de agrietar. Despues vinieron todas las otras y la espiral de  violencia ya no ha dejado nunca de acompañarles.
 
 
Contemplo el fondo del valle desde la cima donde  está la tumba. Un grupo de jóvenes está haciendo una excursión y cantan  algo. Todo parece tan normal..... Me viene a la memoria la rutilante fiesta  de cumpleaños que montaron para Shimon Peres, y participaron entre  otros,Gorbachov, Clinton..... Un ejercicio de vanidad pública que aquí donde  estoy ahora, en esta orgullosa aridez, me resulta muy grotesca. No me imagino  a Ben Gurion montando un ejercicio de autocomplacencia, pero,  acaso es  imaginable a Ben Gurion en el presente?. Acaso lo es para el otro pequeño  gran hombre que honoró el siglo XX, el estimado Gandhi?. Gente herida por la  fuerza de los ideales, sacudida por un incorruptible sentido noble de la vida,  tan convencidos de su lucha que se diluyeron hasta desaparecer.
 
"Cuando llegué al Néguev, Ben Gurion era para mi  un mito inalcanzable, el hombre que me había hecho subirme a un barco  trasatlántico, correr medio mundo, dejarlo todo a los 18 años, casarme e  instalarme en medio de la nada. Pero cuando le conocí, pequeño, afable,  hablando con grupitos de personas como si fuera un amigo, recorriendo los  caminos que yo recorría, quedé tocado de por vida. El ideal adquiría mucho más  sentido" . Dicen que solo Rabin ha vuelto a tocar el corazón de los israelíes  como lo hizo Ben Gurion.
 
 
La prosaica y violenta realidad que  vive la sociedad israelí no está ahora para romanticismos. "Es una sociedad  traumatizada"  me dice uno de los mejores corresponsales de la zona,  Enrique Zimmerman.  Por un lado están convencidos de que, hagan lo que  hagan, no habrá paz. Han vivido tres guerras árabes - la del 48, el 67 y  el 73 - y desde hace años viven una situación permanente de terrorismo. Rabin  firmó los Acuerdos de Oslo en el 93, porque Arafat había prometido la paz.  Rabin en el 93 en Oslo, Netanyahu con el acuerdo de Hebron, Barak en el 2000  en Camp Davis ( donde ofreció mucho más de lo que era razonable), y sin  embargo.....  Arafat siempre dijo no.
 
 
Sharon es el resultado de un largo proceso de  esperanzas truncadas, de violencia cotidiana y de un futuro incierto. Al mismo  tiempo sin embargo, la sociedad israelí nacida bajo el aliento de los valores  europeos, no entiende la criminalización que sufre por parte de Europa y se  siente más sola que nunca. "Ni uno solo de nuestros muertos os afecta?" me  pregunta un joven. Como explicarle la distorsión de la información que se da  sobre el próximo Oriente, la minimización que hacemos del terrorismo  integrista - que está destruyendo la sociedad palestina - , como decirle que  Europa practica un maniqueísmo de buenos y malos que convierte a los judíos en  culpables, como explicarle el antisemitismo que está creciendo.
 
 
Le pongo un ejemplo: todos en Europa dicen que  los palestinos pasan hambre, y es cierto. Cuando vivian en paz con Israel,  tenían el mejor estándar económico del mundo árabe, y ahora están como en el  Yemen. Pero nadie en Europa da los datos siguientes:
 
- El Banco Mundial ha dado al gobierno palestino  el doble por habitante de lo que recibió Europa con el Plan Marsal:  
 
- 330 millones de euros ha dado Europa para el  sistema educativo palestino ( donde se enseña a odiar a los judíos);  
 
- la CBS habla de una fortuna personal de Arafat  de más de un BILLÓN de dólares:
 
- solo durante la primera guerra del golfo,  Saddam le dio 50 millones de dólares a Arafat; sus inversiones personales  
 
  incluyen acciones en la fábrica de  coca cola en Ramalah , telefonía movil  tunecina, cuentas en las Islas Caiman......
 
y los palestino pasan hambre. Eso sí, el dinero  llega de todas partes para los grupos terroristas.
 
 
 
Pero Europa esas cosas, ni las ve, ni las dice,  ni las escucha.
 
 
En el fondo del valle hay una línea verde. A  pesar de todo, el sueño de Ben Gurion late bajo la aridez.
 
 
Publicado en AVUI el  27.11.03




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí