Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Creer o no creer en la parapsicologa Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Creer o no creer en la parapsicologa

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2003-08-06 13:39:39
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 2959

Creer o no creer en la parapsicología

Las clases de Sharona
Por: Sharonah Fredericko
Marcelo Kisilevski

El mundo visto como un lugar mágico por diversas culturas siempre ha sido una preocupación de nuestra profe-genia de historia. En esta clase se las ve con el ocultismo occidental y moderno, la parapsicología y sus derivados, contra todos los ejércitos de racionalistas incurables…

-Sharona, ¿el judaísmo cree en la posibilidad de que las personas puedan transmitir pensamientos, así como recibir mensajes u ondas a nivel telepático?

-Define telepatía, por favor.

 -Tal como lo entiendo, sería la capacidad de transmitir y recibir mensajes a la mente hacia y desde fuera de nuestro propio cuerpo y no a través de los cinco sentidos corrientes, ni siquiera de la mera intuición, que es aceptada también por el mundo racionalista. También podemos incluir en la pregunta a la parapsicología, que sería la capacidad de influir en la realidad externa por medio de la energía mental.

 -¿Estás hablando de la posibilidad de moldear la realidad a tu alrededor?

 -Sí, no meramente a nivel de ver la realidad con otros ojos, más positivos, sino realmente provocar acontecimientos.

 -Quiero creer que te estás refiriendo a provocar cambios positivos, porque lo que temo es que de repente te me conviertas en un terrorista o un fascista que utiliza su poder mental para proyectar su odio. ¿Cómo sé yo entonces que, si existe tal poder mental, no es mejor quizás no hablar de él siquiera?

 -Ya llegaremos al tema moral. La primera pregunta es qué dicen las fuentes judaicas de la mera posibilidad de la existencia del poder telepático o parapsicológico.

 -Pues bien. Vamos a empezar con el relato bíblico, con los sueños de Iosef y con su comportamiento a raíz de ellos. Cuando era niño tuvo una serie de sueños que todos hemos estudiado y conocido, también los sueños que tuvo el Faraón. Qué interesante, como primer hecho a recalcar, que Dios haya otorgado también a un Faraón egipcio, a un no judío, el privilegio de ver el futuro, por más que debiera utilizar a Iosef para descifrarlo. 

Cuando niño, Iosef sueña que las gavillas de trigo de sus hermanos, la de su madre y la de su padre, se arrodillan ante él augurándole un magnífico futuro. Con eso azuza a sus hermanos a que lo tiren a una zanja porque no lo aguantan más. No nos es claro si él no entendió sus propios sueños, si era un niñito ingenuo que soñaba algo y lo contaba. Ten en cuenta que el lenguaje del sueño es el de la cultura del que sueña, o sea pastoral en este caso. Hoy en día un judío no soñaría con gavillas de trigo. Iosef es vendido a un mercader como esclavo, llega a Egipto, es encarcelado por asuntos ajenos a nuestro tema de hoy, y le vienen a contar que el Faraón también ha recibido un mensaje.

 -Pero tanto de este sueño de las gavillas de trigo, como el de las estrellas y la luna prosternándose ante el sol que es él, Freud podría decir que se trata de un sueño común donde él está expresando sus deseos. Si tuviera razón, no habría nada parapsicológico en estos sueños, pues no necesariamente son premonitorios. En el caso de los sueños del Faraón la cosa es más difícil. ¿Cómo pudo ser que la información sobre los siete años buenos y los siete malos llegara a penetrar en el cráneo del Faraón? Y no sólo eso, sino que el relato de estos sueños premonitorios entra en el canon bíblico oficial.

-¡Exacto! Recordemos primero los sueños. En el primero, siete vacas magras degluten a siete vacas gordas. No solamente se trata del porvenir exacto a nivel cronológico de lo que va a suceder en Egipto. No solamente Dios ve en el Faraón un vehículo no menos apto que un hebreo para recibir información en un sueño como si se tratara de un profeta judío. No sólo eso, sino que a través de esos sueños, Iosef llegará a su máxima grandeza. La primera constatación es el mensaje universalista de que todos pueden tener estos sueños.

-Sí, pero una constatación previa es que el prodigio es posible.

-Definitivamente. De acuerdo con el judaísmo, tenemos dos mensajes paralelos. El primero, que cualquier ser humano, más allá de su fe, incluso pagano, como el Faraón, es apto para recibir mensajes a través de sueños. La Torá en general es más tolerante que el Talmud, y no necesita que el hombre reconozca a Dios, porque Dios no tiene ninguna necesidad de ello. Segundo, a través de este relato, donde estos sueños sirven para enaltecer a Iosef, el judaísmo dice que ve estos sueños como algo positivo.

-Es decir, no como magia negra, que está prohibida en el judaísmo.

-Decididamente no es magia negra, porque ni Iosef ni el Faraón utilizan estos sueños para dañar al prójimo. Por el contrario, la información se usa en beneficio de toda la humanidad. Cuando Iosef revela al Faraón que habrán siete años buenos y luego siete años de hambre, el Faraón toma medidas para evitar el hambre. Hasta el punto que no muere nadie en Egipto, gracias a un plan ecologista (ándale Faraón, el primer conservacionista), sino que le sobra alimento, lo suficiente para abastecer a los extranjeros, como los malvados hermanos de Iosef. Entonces vemos en la Biblia una relación clara entre la habilidad de recibir mensajes desde afuera, y la habilidad de utilizar la telepatía para fines humanitarios. Por si fuera poco, lo hacen dos, un hebreo y un pagano, que viven juntos en paz y que mancomunan esfuerzos para evitar una catástrofe. Más pista que eso para la actualidad, imposible. Piensa hoy en día, no sólo para nuestros conflictos, sino para países como Angola, Mozambique, Etiopía, que están siendo otra vez azotados por el hambre.

-Muy bien, tenemos este ejemplo de información que llega a un ser humano a través del sueño desde fuentes improbables, es decir de un modo que racionalmente no habría podido recibirse. ¿Hay otros ejemplos?

-Te voy a dar un ejemplo contrario, de cómo un sueño mal interpretado puede conducir a la caída de un imperio. Nos vamos de los judíos a los aztecas, a Moctezuma, en la época del advenimiento de Hernán Cortez. Estamos en 1519. Moctezuma tuvo una serie de sueños extrañísimos antes de la llegada de Cortez. El soñó con la llegada de un cometa. Eso es muy significativo, porque el rey David en nuestra Biblia también tuvo visiones de cometas. El cometa en el judaísmo puede significar destrucción o poder; en el caso azteca puede cargar con una dualidad de significados inquietantes. Moctezuma también sueña que un triángulo de estrellas se abre sobre una montaña y una pirámide sagrada. También sueña con una mujer que camina por las calles de Tenochtitlán, mujer onírica a la que hoy los mexicanos llaman "la llorona". Cualquiera de nuestros lectores mejicanos la conocerá. En el sueño, ella va lamentándose: "Ay, mis hijos, ay, mis hijos, un desastre se cierne por encima de ustedes". Se parece a Rajel que, según el folclore judío, llora por sus hijos cuando pasan a Egipto, como si su fantasma previera la esclavitud allí. Por último, Moctezuma sueña con que le traen un pájaro gigantesco con un espejo en la cabeza. El se fija en el espejo y ve un ejército que camina por encima de venados muy altos. Todavía no habían caballos en el Nuevo Mundo. Llega Cortez, y Moctezuma se desploma, porque ve en el advenimiento de extranjeros montados, armados y obviamente nefastos, la interpretación de sus sueños. Pero Moctezuma no reacciona como el Faraón, fíjate aquí la diferencia. Cuando el Faraón tiene un sueño inquietante, si hubiera reaccionado como Moctezuma habría dicho que los siete años de ruina son inevitables y acabarán con Egipto. Pero no, el Faraón va a José y le pide una idea para evitar la catástrofe.

Moctezuma, en cambio, se autoderrota. Hasta el mismo conquistador se queda anonadado cuando escucha su rendición por su traductora, la Malinche. Si hubiera tenido el carácter del Faraón habría tomado medidas para evitar la catástrofe. Todos sabemos cuál fue el fin del imperio azteca. Lo cierto es que Moctezuma, que también tuvo una visión premonitoria, fue derrotado por sus propios sueños.

 -¿Qué dicen los sabios judíos, los talmúdicos o el racionalista Rambam, por ejemplo, acerca de las "energías", de las que tanto habla la New Age, las energías positivas, las negativas, la energía mental?

-Bueno, nuestros lectores a esta altura deben estar seguros que nos hemos "fumado" bien antes de esta clase, pero no. La verdad es que muchos pensadores judíos hablaban de este tema. Shlomo Ibn Gavirol, el gran poeta judeo español de Málaga, que murió tristemente a los 37 años en el siglo X, hablaba muchísimo de esto. En su famoso libro llamado Keter Hamaljut, La corona del reino , hablaba del mundo como un entretejido de luces, en vibraciones y planos de vibración diferentes, que puede ser influido por la luz propia de cada uno. Lo cual es muy interesante, porque los físicos de hoy en día también hablan del mundo como un entretejido de energía. Cualquier físico que nos esté leyendo, se va a sentir muy en su hogar. Para Ibn Gavirol, es cierto, éramos todos parte de una gran luz, y que esa luz era Dios, pero también era cierto que seres humanos podían alejarse de la luz o acercarse por medio de sus actos. Pero él creía firmemente que la mente era la única vía para transformar la luz negativa en luz positiva. A nivel de la física, y de la física cuántica, sabemos que el mundo es también un entretejido de sustancias que no podemos ver. Si miro mi dedo, digo que es un dedo porque así lo parece. Pero en realidad, es un conjunto de células, fibras, agua, que a su vez son moléculas y átomos. Pero siguiendo a Ibn Gavirol, es la misma energía la que rige tanto al ser humano como a las células más pequeñas. Y la posibilidad de dirigir la energía a través de la mente era la base de la filosofía de Ibn Gavirol.

-Pero entonces, si yo puedo utilizar la energía con fines positivos, y proyectar energía mental fuera de mi cuerpo con esos fines, ¿por qué en el judaísmo está prohibida la adivinación del futuro? ¿Por qué leer las cartas del Tarot está reñido con el judaísmo?

-Porque por ahí pasa la línea que divide la mística inteligente de la magia negra estúpida. Porque todo el que haya hecho un trabajo duro y genuino de automejoramiento, sabe que la replasmación del comportamiento es un trabajo arduo. Y lo que dice la magia negra es que no se necesita este trabajo. A través de un hechizo se puede leer en el futuro. Y tú sabes que tu futuro lo forjas con tus actos encauzando tu energía.

-Es decir que el judaísmo no se niega al mundo esotérico, no niega que exista lo oculto, pero llama al hombre a actuar para influir en su propio mundo. Es decir, prohíbe que el hombre renuncie a su responsabilidad.

-Exacto. Si tú fueras adonde una quiromancista para que te lea la palma de la mano, y ella te dijera que dentro de cinco años conocerás al presidente de Bosnia, que te dará un puesto para toda la vida en el gobierno, sería una estupidez, porque no es algo que esté ligado con nada que viene de dentro de ti. Además, te pondrías a esperar cinco años sin hacer nada, lo cual te convertiría en un estúpido de primer nivel.  Porque quienes hablan de la energía lo que vienen a decir es que no eres impotente, que sí tienes el poder de influir. Y es cuando cedemos este poder cuando llegamos a altos grados de dominación entre personas particulares y también a dictaduras horribles a nivel nacional.

-¿Cuál es el límite? ¿El judaísmo oficial acepta la posibilidad de la curación por la fe?

-¿Te refieres al healing? Tienes tantos ejemplos que no sé por dónde empezar. El profeta Eliseo (Elisha), discípulo de Elías, para los que no saben en muchos sentidos es el prototipo para Jesús. Eliseo es un judío del norte, casualmente de la Galilea, que realiza sus milagros en la zona que luego, de acuerdo con el Nuevo Testamento sería la cuna de Jesús.

-Estamos hablando de la curación a través de energía mental de una persona hacia otra. No estoy hablando de la autocuración por la sugestión, es sabido el rol que tiene la mente en la propia salud, de eso ya no se discute. Acá la cuestión es transmisión parapsicológica de energía curativa.

-Pues bien: Eliseo cura. Eliseo resucita a muertos, o cuanto menos despierta a comatosos. Logra recuperar un niño que le había muerto a una pobre viuda a través del amor, de la fe. El lo hace todo el tiempo, y el libro de Eliseo entró en el canon bíblico. Y es un profeta muy importante, porque es discípulo del profeta más importante después de Moisés, que era Eliahu Hanaví, Elías el Profeta.

Hay otro ejemplo aun más revelador. Moisés, cuando está 40 años en el desierto con su revoltoso pueblo, toma otra esposa. Ya tenía una esposa, Tzipora, que no era hebrea, sino midianita. Su segunda esposa fue una mujer negra, de Nubia. Sus inaguantables hermanos, Aharón y Myriam, no la soportaban y hablaban mal de ella. Dios decide castigar a Myriam, la que parece que lleva de las narices a Aharón. Myriam contrae la lepra. Moisés la ve agonizar, sabe por qué la tiene, sabe que Myriam no ganaría el premio a la tolerancia racial. Sin embargo, Moisés puede vencer el odio a través del amor, y esa es su grandeza. Me hace acordar a Martin Luther King, que contestaba con amor a los blancos que lo maldecían. La Biblia nos cuenta que Moisés retó a Dios con todo su poder para que le quitara la enfermedad. Y la lepra se le quitó. Si lo quieres ver como ejemplo de healing o curación por la fe, yo lo veo como una muestra de este inmenso poder energético que tuvo Moisés de responder al odio con amor.

Y eso es parte del healing. Cuando un chamán en uno de los pueblos indígenas del norte de México o de las tribus de Siberia, cuando bailan ante el paciente para sacarle el mal, eso no es brujería. El problema es que el mundo occidental nunca entendió la ceremonia. Esa es sólo la primera parte. La terapia continúa sacándole el mal, la energía negativa, el abatimiento que el paciente tiene, y luego le ofrecen las curaciones naturales de hierbas según la medicina natural que conocen.

-Una amiga mía tenía a la mamá con cáncer. Fue a un rabino que le dijo: andá a Beit Lejem, a la tumba de Rajel y recitá los Salmos número tanto y tanto. Una mujer tan laica y descreída como vos o yo. La chica fue, hizo lo que le dijo el rabino y la madre se curó. ¿Tenemos que creer en los rabinos cabalistas milagreros?

-No, cuidado, porque también hay otros cuarenta mil rabinos que han dicho a sus fieles que hagan lo mismo, y fueron y rezaron y se murieron bien muertos. Nuestros amigos católicos deben estar maravillados diciendo: "Caramba, no sabía que existían vírgenes milagrosas también en el judaísmo". Pues fíjense que en ciertos sectores del judaísmo sí existe el fenómeno, aunque el otro sector del judaísmo se moriría antes de admitirlo. Si la persona se muere, siempre el rabino podrá decir que Dios descubrió que la persona era pecaminosa y que igual se lo quiso llevar. Puede ser, tal vez, que este rabino en particular, y no como la mayoría que son charlatanes, sí hubiera gozado de cierto poder espiritual. Como el chamán genuino –porque también hay chamanes charlatanes, fíjate tú- hay gente que tiene el poder de ver cómo una curación se puede suscitar. La mayoría es por el impacto del propio estado emocional. La influencia del estado anímico y emocional sobre la salud propia ya está probada científicamente. Remito a mis lectores a la doctora Elizabeth Kubler Ross, que lo ha probado evaluando casos de niños con leucemia. Hoy en día casi no hay investigador de cáncer que no lo acepte.

Esto sucede en todas las fes y todas las religiones. Curas católicos en el sur de Francia dicen a sus fieles enfermos que vayan a rezarle a la virgen de Lourdes, ¡y se curan! En todas las religiones hay personas con cierto poder de conectarse con una energía superior para fines benéficos.

-Lo más famoso en Israel es el Baba Sali en la ciudad en desarrollo de Netivot en el Neguev. La gente va y se acuesta sobre sus tumbas rezando en éxtasis supuesto o no. En una ciudad aledaña, Sderot, está el rabino apodado Roentgen, que dicen que ve a través del cuerpo y diagnostica la enfermedad, y con unos pases mágicos te cura.

-Bueno, te cuento que el 95% de los pacientes que revisa el Rentgen se mueren de sus enfermedades. En cualquier caso de enfermos hay casos de gente que se cura de modo natural y una mayoría que se muere. Con él también se muere la mayoría, pero sólo publican los casos de los que vivieron. En el caso del Baba Sali la cosa es distinta, porque es uno con uno mismo. Si tu manera de reforzar tus energías positivas es extendiendo tu cuerpo sobre una tumba de una persona que para ti era un gran sabio, o si eres un musulmán místico, girando y girando como hacen los derbiches de los sufis para alcanzar un mareo de éxtasis, ambos son legítimos si son tu manera de canalizar y enfocar tus energías. El fenómeno de Baba Sali es parecido a algo que yo misma hago cuando hago yoga. Enfoco mi energía en un objeto, que puede ser un cirio o una vela, de modo de enfocar mis energías para alcanzar cierta meta, no porque la vela es mágica, sino que es una herramienta que me ayuda a actuar como quiero. Aquí llegamos otra vez a Spinoza, que decía que Dios era más grande de lo que todos podemos imaginar y que todas las religiones no son más que una manera de alcanzar o tomar un contacto ínfimo con esa energía cósmica.

-¿Vos creés que la manera que vos tengas de enfocar tu energía hace que las cosas a tu alrededor ocurran de verdad de una manera más positiva –o negativa- o que las cosas ocurren igual pero vos las ves mejor –o peor-?

-Ah, eso es fantástico. Te cuento que fui a Yucatán. Vuelvo a aclarar a nuestros lectores que soy antropóloga y mi especialización son los mayas. Me sentí tan bien en Yucatán, a pesar de haber estado allí justo después del terrible huracán que azotó a la península, el huracán Isidoro. Los maya, que Dios los bendiga hasta los 120, lo bautizaron el huracán Inodoro. Todo estaba devastado, habían lluvias torrenciales todo el día, yo me empapaba hasta los huesos y nunca me enfermé. Y créeme, Marcelo, que yo me enfermo aquí en Jerusalem cada vez que llovizna o sopla un vientito más fuerte. No te exagero, había días que nadábamos literalmente por la ciudad de Mérida en el sur de México, con el agua hasta la cintura. Yo me sentía, sin embargo, tan feliz de estar allí, en Yucatán, con el pueblo maya y tan fascinada por lo que estaba aprendiendo, que no me enfermé, cuando me tenía que haber muerto de una pulmonía.

-Está bien, que lo emocional hace impacto en tu propio cuerpo ya lo hablamos bastante, queda comprobado. Cuanto menos es razonable creerlo. La pregunta es otra y se refiere a la energía mental teledirigida. Cuando estoy sin trabajo, con la cuenta en el banco cerrada y los acreedores golpeando la puerta, pero me mantengo con mi energía positiva bien enfocada, ¿puede influir eso en que alguien me llame por teléfono para ofrecerme un empleo sorpresivo? Eso es, de hecho, lo que plantean teorías y técnicas que combinan doctrinas orientales y occidentales como el método Silva de control mental.

-¿Y en qué consiste ese método?

-Plantea que entrando en meditación y relajación se puede cambiar la frecuencia de las ondas cerebrales para influir sobre tu propio cuerpo, de lo que ya hablamos, y también influir concretamente, y subrayo concretamente, sobre la realidad exterior, y no meramente sobre tu forma de verla.

-Es decir, no ajustándote tú a tus circunstancias.

-Eso también, porque se basa en el pensamiento positivo. Pero también, provocando acontecimientos positivos en tu vida, influyendo parapsicológicamente en tu realidad exterior.

-Quiero preguntarte, Marcelo, si el método Silva, reniega de la necesidad de que la persona tome la iniciativa de la acción.

-Claro que no. Al contrario, se basa en que la persona tome la responsabilidad por sus actos y por su realidad como un todo integral.

-Ah, pues entonces estamos hablando de lo mismo. En el hinduísmo, por ejemplo, los sabios y sacerdotes hindúes se ríen de las personas que esperan a Ram. Se trata de un dios de los hindúes que un día reencarnará y será algo parecido a lo que para nosotros es la era mesiánica. Los hindúes encuentran muy chistoso el fenómeno de las personas que paran de vivir y de trabajar y se sientan a esperar a Ram. Por eso los hindúes, cuando quieren que muevas tu trasero y termines esa tarea de una vez te dicen: "¿Qué estas haciendo? ¿Esperando a Ram?"

La voluntad mosaica de curar a Myriam a pesar que Myriam le tiraba muchas malas ondas constantemente, así como el método Silva que mencionas, son maneras, en mi opinión, de conjugar las acciones, que son manifestaciones de energía en el mundo material, con el cambio de frecuencia del pensamiento. Esto nos lleva directamente a Rambam, que constató mil y una veces que únicamente a través del intelecto llegaríamos a Dios. Cuando él hablaba del intelecto, hablaba de llegar a Dios por medio de algo que hoy llamaríamos el poder de la mente y no, como lo han denostado sus críticos, una razón sin emoción.

-El método Silva también habla de el poder de los actos positivos como productores de bendiciones en recompensa que llegarán del mundo exterior en el que se ha influido. Como que el bien te trae bienes canalizados por lo que Silva llama la Inteligencia Superior. Esto parecería relacionarse bien con nuestras mitzvot, por ejemplo.

-Sí, o con el karma del hinduísmo. Pero cuidado, porque aquí estás entrando en el terreno resbaladizo del castigo-recompensa, y las explicaciones a por qué les va mal a personas que hacen buenas acciones toda su vida.

-Sí, yo no me meto con el tema cabalístico, ni con la reencarnación, ni explicaciones ad-hoc por el estilo. Seis millones de judíos no murieron en el Holocausto, obviamente, porque hayan pecado en sus vidas anteriores, que es lo que sostiene cierta cabaláh charlatana e irresponsable. Quedémonos en el terreno de los humildes y cotidianos actos positivos como posibles productores del bien a nivel energético.

-Por eso digo. Lo que dice el método Silva y nuestras mitzvot es que a corto o a largo plazo, tenemos que ser un poquito generosos y decir que quizás en el largo plazo el mundo recibirá nuestro bien. Que el bien hay que hacerlo porque produce bien. Y yo puedo dar un ejemplo prosaico de eso. En 1964 un pequeño grupo de pensadores en Inglaterra decían que sería una buena idea si existiera un organismo que velara por los derechos humanos, que no era un tema muy conocido ni popular en la época. Fundaron una pequeña agrupación que se llamó Amnistía Internacional. Es una organización muy importante, a pesar que sé que tenemos algunos lectores que no les gusta porque critica a Israel. A ellos les digo que no se preocupen, porque también conozco palestinos a los que Amnesty no les gusta porque también los critica a ellos. Hoy en día AI es el perro guardián de los derechos humanos de cada ser humano en el planeta. Lo que empezó como una pequeña idea de cómo hacer el bien, creció como una bola de nieve. Puede ser que a mucha gente que fundó AI le haya ido mal en la vida, o ni siquiera hayan vivido para ver el progreso. Pero visto en el nivel del macro-cosmos del universo, eso produjo un milagro, de miles de personas autoconvocándose para un bien altruista.

Bibliografía

Tomado de Hagshama E-zine



Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí