Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Preguntas frecuentes - pedagogia infantil Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Preguntas frecuentes - pedagogia infantil

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2003-04-17 14:55:33
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 8716

Preguntas frecuentes - pedagogia infantil

A. Introducción

¿Qué pasa por la mente de un niño cuando hace una pregunta? Rabí Harold Kushner cuenta una historia muy divertida acerca de un padre que quiso dar una respuesta teológica muy sofisticada a su hijo de cinco años cuando éste le preguntó acerca de Dios. El padre le explicó que Dios no era realmente una persona, sino un espíritu, una presencia milagrosa. Al cabo de unos minutos el niño vuelve a su padre y le dice: "Me parece que lo he comprendido. Dios es como Casper, el fantasma amigo."

Los teóricos del desarrollo como Piaget y Kohlberg nos dan algunas guías acerca de los tipos de respuestas que pueden ser más útiles para niños de diferentes edades. Sugieren que los niños menores de ocho años son "egocéntricos." Quieren información que sea altamente personal y que les dé la impresión de que su mundo es un bonito lugar lleno de posibilidades imaginativas. Aunque utilizaremos las ideas tradicionales de Dios y las historias de la Torá cuando hablemos con los niños, trataremos de plantar la semilla que un día va a llevar a más preguntas y a una interpretación menos literal. Podemos conseguir esto utilizando frases como "Nuestra tradición nos cuenta que..." o "leemos que..."

Los niños con edades comprendidas entre 8 y 12 años son unos almacenes de información. Es en esta edad cuando las historias son muy mágicas. Hay que darles montones de información con todo tipo de detalles. Poco a poco van a ir abriendo sus mentes para darse cuenta de que existe más de una única forma de comprender una idea o un valor.

Los jóvenes adultos de más de 12 años empiezan a juzgar y a dar vueltas a las controversias. Les gusta que haya diferentes formas de comprender la misma cosa, aunque sean perspectivas contradictorias. Finalmente empiezan a analizar por sí mismos los valores y los presupuestos que yacen bajo la superficie de la información recibida.

Para concretizar esto al máximo, damos tres tipos de respuestas diferentes. Cada una de ellas refleja una etapa de desarrollo del niño. Sin embargo, hay que hacer dos apuntes. El primero es que siempre debemos respetar las preguntas que haga el niño y animarle a que haga más. Te harán saber qué es lo que piensan de una forma tal que las m teorías más elevadas sobre el desarrollo te van a parecer moldes para hacer galletas de la mente y el espíritu humano. La segunda nota es consecuencia de la primera: siempre debes esperarte lo inesperado. Los niños algunas veces hacen comentarios muy interesantes y elevados, mientras que los niños de más edad (y adultos) van a pedir la información más básica.

Pregunta de ejemplo: ¿Qué fue lo que sucedió cuando la Torá fue dada en el Monte Sinaí? o Respuesta para niños menores de 8 años: Nuestra tradición nos dice que Dios dio al pueblo judío un regalo muy bonito y que aún hoy lo estudiamos. Es nuestra Torá. Nosotros lo llamamos matán Torá, el regalo de la Torá. o Respuesta para niños de 8 a 12años: La Torá dice que el pueblo de Israel oyó truenos y relámpagos y cómo sonaba un shofar durante mucho tiempo. Mientras todo esto sucedía Moisés subió a la montaña del Sinaí. El ruido cesó y sólo se oía puro silencio. Entonces Dios le dio los Diez Mandamientos. Algunos de los rabinos que han interpretado este pasaje han dicho que el pueblo escuchó los Diez Mandamientos "de la boca de Dios." Otros dicen que sólo oyeron la primera palabra, "Yo," y otros que sólo se oyó la primera letra de la primera palabra, una alef. Matán Torá es un gran misterio. Aun queda mucho por saber Quién le dijo qué a quién y quien oyó qué de quién. Pero en medio de todo esto, se nos entregó lo que hoy llamamos Torá. o Respuesta para adolescentes de más de 12 años: Creemos que el Sinaí fue uno de los momentos más importantes de la tradición judía no porqué sepamos "si sucedió realmente" sino porqué es un símbolo muy poderoso de la búsqueda de una enseñanza moral y espiritual por parte del pueblo judío. De alguna forma, fue ahí cuando Dios nos comunicó los valores que más apreciamos. Pero ¿cómo tuvo lugar esa comunicación? Primero Moisés se lo imagino y luego oyó a Dios? ¿Hay otras posibilidades? Cuando empecemos nuestro estudio del texto y de los midrashim, debemos tener en cuenta todas las posibilidades. También tú puedes añadir tu propia opinión. Muchas de las respuestas que hemos desarrollado en la sección Preguntas Frecuentes (PF), han sido escritas pensando en adolescentes y adultos. El maestro que desee utilizar este material deberá recordar los factores del desarrollo sobre los que hemos hablado al utilizar las PF y revisarlas en función de la edad de los niños que plantean las preguntas. Si pones por escrito las respuestas, por favor, te rogamos que las hagas llegar a la oficina de la Jewish Reconstructionist Federation. B. La paradoja reconstruccionista

Este proyecto puede parecer poco usual o incluso "no-Reconstruccionista." Después de todo, el Reconstruccionismo siempre ha dado más importancia a las preguntas que a las respuestas; siempre ha valorado más el proceso que la conclusión. Por eso siempre ha sido reticente a dar respuestas definitivas. ¿No sería más correcto que las Preguntas Frecuentes (PF) Reconstrucionista fueran más una lista de preguntas sin respuesta, o una con más de una sola respuesta?

Aquellos que hayan leído a Kaplan saben que la aproximación Reconstruccionista no suele dar respuestas breves y este proyecto no pasa por alto este punto. Pero, en conversaciones con educadores, nos hemos encontrado con que necesitan sentirse mucho más cómodos en su conocimiento acerca del Reconstruccionismo y en su capacidad para responder las preguntas que se hacen sobre en este campo. Además, muchos de los educadores no se identifican como reconstruccionistas y esta lista de PF puede ayudarles a percibir las diferencias entre el pensamiento reconstruccionista y otros puntos de vista.

¿Qué pasa con el educador que dice "¡pero yo realmente creo que la Torá fue dada en el Sinaí!" o "estoy en desacuerdo con la posición del Reconstruccionismo en el tema de la descendencia patrilineal"? A ellos les decimos "Muy bien" pero no podemos crear en nuestros alumnos una mente abierta y receptiva si nuestros educadores no están imbuidos de ello.. Aún así, tomaos un tiempo para considerar estas preguntas y tratad de encontrar una forma en que podáis responderlas correctamente desde un punto de vista Reconstruccionista, sin tener que comprometer vuestras propias creencias. Se puede crear un programa en el que podrías mantener una conversación con el rabino frente a los niños. Ver diferentes puntos de vista, sin entrar en posteriores consideraciones. Cuando haya dudas, defended el pluralismo.

El objetivo de estas PF es hacer que nuestros educadores se sientan más cómodos con la forma de pensar y las respuestas "reconstruccionistas." Las PF sólo son una herramienta para este propósito y nunca se las deberá considerar como un punto y final.

Si tuviéramos que reducir la esencia de la educación Reconstruccionista a un sólo punto podríamos decir que cada niño debe ser tratado como "una imagen de Dios" a la que debemos fomentar su voz - y esto también se aplica al maestro. Por favor, recordad que la educación reconstruccionista está abierta a las preguntas -tanto las propias como a las de nuestros alumnos.

B. Una cuestión difícil

Nuestros hijos pueden hacernos preguntas que serán difíciles de responder, porqué en muchas ocasiones hacen que - de alguna forma -nos sintamos incómodos. Quizá parezca que el niño descarta a Dios o que trata de interpretar el texto de la forma más limitada, o quizá pone en duda lo que considera que es el centro de nuestros valores. Cualquiera de estos casos puede provocarnos una respuesta emocional de nuestra parte.

Cuando esto suceda, haremos mucho mejor respondiendo con respeto y paciencia que cortando la pregunta y negándonos a responderla o tratando de forzar alguna forma de ortodoxia. (Para ver qué pasa cuando cortamos una pregunta, os recomendamos que leáis "La conversión de los judíos" en Goodbye Columbus and Other Stories editado por Philip Roth.) Muchos niños hacen preguntas porque realmente tienen deseos de una respuesta. Aunque la pregunta nos parezca una confrontación directa, hay una voluntad real de aprender que puede estar subyacente. Es esa voluntad la que debemos descubrir y cultivar.

Al reconocer que ésta es una de las experiencias del profesor, habrá algunas preguntas en esta lista que os presentamos que quizá haga que nos sintamos un poco incómodos, quizá hostilidad o incluso que nos enfademos. En estos casos, os pedimos que ante todo recordéis que no se debe interpretar que somos nosotros como individuos o como institución los que planteamos estas preguntas. Se supone que son "la voz del estudiante" (o algunas veces, "la voz del profesor.") Es por esta razón por la que las preguntas aparecen entrecomilladas.

Pero también, y es muy importante, las preguntas están planteadas de esta forma porqué simplemente esta es la forma en la que nuestros alumnos nos hacen las preguntas. Queremos demostrar, por ejemplo, que no hay pregunta que sea excesiva, sin importar lo prejuiciada o mal intencionada que pueda ser, que nos podemos enfrentar a todas las preguntas y responderlas con honestidad, respeto y seriedad. Si nos planteamos aquí estas cuestiones de esta forma, podremos crear unos modelos que nos sean de mucha más ayuda.

1- Preguntas acerca de Dios

"¿Los reconstruccionistas creen en Dios?"

Sin duda. Creemos que hay un Dios, pero hay muchas formas de entender y hablar acerca de Dios.

La idea tradicional es que Dios creó el universo, nos dio la Torá en el monte Sinaí y decidió el destino de cada persona. También dice que la Torá es una lista de instrucciones dada por Dios y que el judaísmo ha sido importante debido a esta relación directa con Dios.

Pero los judíos siempre han tenido muchas forma de definir a Dios. Para muchos Reconstruccionistas, Dios no decide el destino de cada uno ni interviene en la historia humana mediante el uso de milagros. Más exactamente, lo que los Reconstrucionistas creen acerca de Dios es tan singular como cada individuo. Si bien algunos se sienten cómodos con la forma tradicional de definir a Dios, un Dios con el que podemos tener una relación directa, otros perciben a Dios más como una fuerza en el mundo, y pueden sentir a Dios en las cosas buenas de la vida -cuando ven una flor, o cuando se sienten mejor después de una enfermedad. Y podemos sentir a Dios cuando actuamos con lo mejor que tenemos dentro - cuando ayudamos a los otros, o cuando somos amables con los demás, o cuando amamos a los demás. Es ahí cuando vemos a Dios en el mundo. Podemos apelar a la espiritualidad natural inherente en cada niño replanteando la pregunta "¿Qué es Dios?" en "¿Cuando está Dios?"

Cuando decimos que creemos en Dios, decimos que creemos que la gente realmente puede ser buena, se puede preocupar por los demás y puede amar a los demás y que se pueden dedicar a cosa que sonmás grandes que las personas mismas.

"¿Debo creer en Dios para ser judío? "

No. Mucha gente ha rechazado a Dios porqué entienden que Dios es un ser que puede romper las leyes de naturaleza y actuar como una persona. El Reconstruccionismo rechaza esta idea, al igual que muchos otros filósofos de otros tiempos. El Reconstruccionismo ha ofrecido, a mucha gente que antes rechazaba a Dios, una nueva posibilidad de fe una vez han comprendido que hay diferente formas de definir a Dios [Veáse la pregunta #1 ""¿Los Reconstruccionistas creen en Dios?"] Algunos judíos seguirán rechazando la idea de Dios, aunque se la haya reconstruido. Es posible sentir un compromiso con los valores judíos sin creer en Dios. A lo largo de los siglos, Dios ha sido la fuente del precepto que nos ordena crear un mundo justo y perfecto. Pero es posible sentir un compromiso con la tarea de mejorar el mundo sin tener que relacionar el origen de este compromiso con Dios.
El Reconstruccionismo ha acentuado el hecho de la pertenencia por encima de la creencia cuando se trata de identidad judía. El hecho de pertenecer a un grupo con unos compromisos, una cultura y unos recuerdos en común nos ha proporcionado un valioso sentido de pueblo y tarea que ejerce un poder sin tener en cuenta aquello en lo que creemos acerca de Dios.

"Si todas las definiciones de Dios son legítimas, ¿qué enseñamos a los alumnos? ¿Se trataría de un poder sobrenatural? Este tipo de ambigüedad me resulta molesta como padre."

Al tratar temas de fe y creencias, sólo nos queda la ambigüedad, ya que no podemos demostrar nada científicamente. En cualquier charla sobre Dios, puede suceder que queramos expresar lo inexpresable, explicar lo inexplicable y tratar de ayudar a nuestros alumnos para que comprendan lo incomprensible. Por lo tanto no debemos sorprendernos de que lo hagamos de forma imperfecta, ya que esto es muy difícil. Primero debemos recordar que todos los niños de diferentes edades están en diferentes etapas del desarrollo y que la ambigüedad y el pensamiento abstracto acerca de Dios que un niños de 14 o 15 año puede comprender, puede ser completamente incomprensible para un niño de 4 o 5 años - y vice versa. (Ver "Introducción, parte A") Por lo tanto, debemos tratar a nuestros estudiantes en la fase en la que se encuentren. Segundo, cualquier lenguaje que se utilice para hablar de Dios es metafórico. Se decimos que Dios sana, hace la paz o le llamamos Padre, es porqué estas palabras son una metáfora para algunos de los aspectos de Dios que queremos tratar en ese momento. Los jóvenes utilizan mucho mejor un lenguaje concreto para representar conceptos abstractos, lo que significa que nuestra tarea deberá ser la de señalar que no hay ninguna descripción que pueda definir lo que es Dios realmente. Educar sobre Dios es, de alguna forma, un proceso gradual en el que enseñamos qué es la metáfora, y cómo se aplica al hablar de Dios, así como crear un ambiente que propicie las preguntas más profundas y últimas acerca de nuestras vidas y nuestro mundo. Cuando se plantea una pregunta acerca de la naturaleza de Dios, debemos tratar de comprender y respetar la opinión del alumno, trabajar con él, no convencerle de algo, sino profundizar en su punto de vista. Si respondemos algo como "Sí. Esta es una forma de definir a Dios o la presencia de Dios. ¿Cuál podría ser otra?" o "¿Qué te hace pensar que Dios es así?" o "¡Vaya! Nunca lo había pensado. ¿Qué quieres decir cuando has dicho...?" seremos respetuosos y profundizaremos en el tema..

"Si los Reconstruccionistas no creen en un Dios sobrenatural que escucha y responde a las oraciones, entonces ¿cuál es la función de la oración?"

La oración es mucho más que pedir favores. Aunque mucha gente pueda sorprenderse de ver a Reconstrucionista orando y utilizando las descripciones tradicionales de Dios y del papel de Dios en el mundo, la oración tiene una importancia vital en la vida de una congregación Reconstruccionista y en la de cada judío Reconstruccionista. La palabra hebrea para orar, "lehitpalel," es un verbo reflexivo, es decir que el resultado de la acción se aplica a uno mismo y no hacia el exterior. Lehitpalel significa buscar en el interior de uno mismo. Esto sugiere que aunque la oración tenga como destinatario a Dios, empiezan con nosotros. No sabemos si una oración puede hacer que Dios cambie, pero si estamos seguros de que puede hacernos cambiar a nosotros. La oración refuerza los valores y crea comunidad. Además, la oración hace que nos demos cuenta de que los seres humanos, al menos a un nivel individual, no somos los más fuertes del universo. En otras palabras, la oración nos ayuda a ser humildes. La oración nos da la oportunidad de profundizar en nuestras vidas espirituales, aumentar nuestra relación con Dios y darnos cuenta de cuándo tienen lugar esos momentos especiales. La oración es una práctica espiritual que nos ayuda a ser más conscientes de aquello por lo que tenemos que estar agradecidos y aquello que anhelamos. La oración sirve para sentir una vinculación con nuestra historia. Cuando recitamos el kidush sobre el vino, por ejemplo, el Shabat por la mañana, estamos diciendo la misma oración que decían nuestros antepasados en el mismo momento. Esto es algo muy fuerte. Y por último, la oración es una de las formas en las que nos podemos reunir como comunidad. En momentos de celebración, o en tiempos de prueba, miramos hacia nuestras comunidades buscando un grupo de apoyo. Durante la Amidá, toda la congregación mira en la misma dirección y reza junta en silencio, como individuos, pero también como grupo -este es un momento que verdaderamente expresa la intimidad de la comunidad. Al rezar juntos, compartimos un momento sagrado, nos unimos a las comunidades judías de todo el mundo, y lo mejor de todo, ¡conseguimos cantar todos juntos!

"En la Biblia, Dios cura las enfermedades. ¿Por qué no puede curar a mi abuela?"

Si lees con atención las historias bíblicas en las que hay curaciones, verás el importante papel que tienen los seres humanos en el proceso de curación. Dios es la fuente de sanación, pero es el ser humano quien inicia el proceso. "Curar" no sólo se refiere a evitar la muerte o el sufrimiento, sino que también hay sanación cuando el amor y la dignidad humana aumentan frente al dolor. El principal objetivo de las historias bíblicas no es enseñarnos cómo debemos esperar a que Dios actúe sino que nos enseñan cómo deberíamos actuar. Sólo nos hace falta ver cómo un niño se cura de una herida para ver el poder de la sanación en el mundo. En el libro del Exodo, Miriam se cura después de que Moisés ore por ella. Nosotros no creemos en un Dios que oiga y responda. No vemos la oración de Moisés como un modelo que pueda expresar nuestra preocupación. La oración de Moisés funcionó en la Biblia: Miriam mejoró. Para nosotros, pedir la curación nos sirve de ayuda, pero no de esta forma tan directa. La oración nos ayuda a focalizar lo que es más importante. La oración nos ayuda a dar gracias por lo que tenemos. La oración ayuda a la persona enferma a saber que no está sola. También puede servir para elevar el espíritu del enfermo, incluso en el caso en que la oración evoque sentimientos como ira, tristeza o desesperación.

"¿Cómo debemos comprender el hecho de que en la Biblia Dios sólo está de parte de los Israelietas?"

La gran mayoría de religiones o culturas se ponen a sí mismas en el centro. La palabra "china" en chino significa: "la tierra que está en medio." Los jóvenes también son muy egoístas. Pero a la vez, esta naturaleza egocéntrica es un elemento muy importante en el desarrollo de los niños -y de una cultura- y en la formación de una identidad. Durante el periodo en el que se escribió la Biblia, los israelitas vivían codo con codo con otros pueblos en la tierra de Canaán. Estos otros pueblos tenían ideas religiosas muy diferentes de las de que tendría el judaísmo. Por ejemplo, creían en muchos dioses, en vez de uno solo. La Biblia describe el momento en que la religión israelita se convirtió en una religión diferente a la de sus vecinos. Parte del "marqueting" era que la religión israelita era "completamente buena" y las otras eran "completamente malas." Ya que la idea de Dios era una parte muy importante de la religión israelita, lo utilizaron para subrayar su mensaje. Quizá esto pueda sonar muy "duro" a nuestro oído moderno, pero era realmente una "campaña de ventas" antigua. A medida que la cultura israelita evolucionaba en el periodo en el que se escribió la Biblia, también las cuestiones sobre Dios fueron avanzando. En el libro de jonás, Dios muestra una preocupación por las gentes y las bestias de Nínive. En este caso vemos cómo se encarga a un profeta judío que vaya a profetizar para salvar a un pueblo no judío. En la literatura profética, los profetas ven la unidad del mundo más allá de las fronteras nacionales. "¿Por qué Dios se parace tan poco al Dios que encontramos en la Biblia? Los Reconstruccionistas creemos que los seres humanos recibieron su inspiración para escribir la Biblia por su búsqueda de Dios. Si quieres comprender cómo se describe a Dios y las acciones de Dios en la Biblia, necesitarás tener información de la gente que escribió la Biblia y cuáles son las lecciones que trataban de enseñar. La forma en la que se describe a Dios en la Biblia podría sevrir para enseñar una lección. Por ejemplo, en la Biblia se describe a Dios como el kaná - un Dios celoso. En el momento en el que se escribió la Biblia, la idea de un Dios único era muy nueva, y por lo tanto era una idea diferente y difícil. Los vecinos cananeos de nuestro pueblo elaboraron rituales que eran dedicados a diferentes dioses. Describir a Dios como un ser "celoso" era una forma de hacer saber al pueblo, de una forma muy clara, que creer en un solo Dios es una exigencia del Judaísmo.

"¿Por qué en la Biblia se trata a Dios como una persona? Siempre me han dicho que Dios no es una persona."

Recuerda que fueron los seres humanos quienes escribieron la Biblia y Dios se convirtió en un personaje de la historia porque a la gente le gusta las historias y los personajes. Igualmente, enseñar que Dios intervenía en la vida humana era una forma que tenían los escritores de enseñarnos que debemos comprometernos en mejorar el mundo. Los rabinos que interpretaron la Biblia tuvieron que tomar una gran decisión. Sabían que Dios no es una persona, pero también sabían que no podían dejar de lado las historias en las que Dios aparece como personaje principal sin correr el peligro de perder de vista lo que hace que la Biblia sea tan especial. Al revés, lo enfocaron desde otro punto de vista. Al afirmar que la Biblia siempre habla bilshon bnay adam (en la lengua de los seres humanos), estaban diciendo olvidémosnos de Dios (o de la gente que escribió esas historias sobre él), de la humanidad de Dios y veamos que podemos aprender de la historia. Si bien podemos sentir curiosidad, intriga o repulsa por el mashal (la narración) - incluido el papel que tiene Dios en él - lo que más debe importarnos es el nimshal (la moraleja o lección.). Esto es lo que nos permite reflexionar sobre una historia, dejando aparte de preguntas de peso como: ¿Dios realmente actúa así?" Al revés, podemos plantearnos otras preguntas como: "¿Qué me dice esta historia sobre el hecho de ser judío? ¿Sobre las relaciones de unos con otros? ¿Sobre nuestras relaciones con Dios? ¿Qué es lo más importante en la vida?" Estas son las preguntas que hacen que nuestra tradición esté viva y que nos permiten incluir nuestros propios comentarios y enseñanzas como midrash (comentario del texto). Quizá necesitaremos volver a la pregunta de cómo es Dios realmente, pero la Biblia no es el mejor lugar para responder a esta pregunta. Existe toda una filosofía, teología y pensamiento judío que es mucho más útil que la Biblia cuando tratamos de definir la naturaleza de Dios.

2-. Preguntas sobre la Torá

"¿Qué es la Torá?"

En general, Torá significa toda la sabiduría judía que se ha ido recogiendo a lo largo de los siglos, si bien más específicamente, se refiere a los primeros cinco libros de la Biblia, que también suele recibir el nombre de "Torá escrita." Algunos judíos creen que la Torá escrita es la palabra de Dios. El Reconstruccionismo afirma que la Torá es la colección de las historia y las leyes religiosas que se fueron recopilando a lo largo de cientos y cientos de años. Es el resultado del intento que ha hecho el pueblo judío por comprender la idea de Dios, comprender quiénes son y sus orígenes, y que era importante en sus vidas y en la vida de su comunidad. Kaplan dijo que la Torá se asemejaría a un primer diario del pueblo judío. Muchos Reconstruccionistas piensan que la Torá es el resultado de la relación entre los seres humanos y Dios, mientras que otros la ven como una explicación de aquello que los judíos consideraban como "Divino." En cualquier caso, definir la Torá como un don de Dios puede ayudarnos a comprender mejor el deseo de actuar como si trabajáramos para una "autoridad superior." El hecho que fueran los seres humanos quienes pusieran por escrito la Torá no le resta santidad. A lo largo de su dilatada historia, la Torá se ha convertido en algo santo a los ojos del pueblo judío. Si bien los judíos reconstruccionistas no se toman la Torá al pie de la letra, si que nos la tomamos en serio, como los anales de la búsqueda, que iniciaron nuestros antepasados, de los principios morales y las prácticas espirituales y que puede ayudarnos a ser más plenamente humanos.

"¿La Torá fue dada por Dios en el Sinaí?"

No, ni en el que caso que leyeras la historia literalmente: Moisés oyó la voz de Dios y después tuvo que ponerlo por escrito. Esa puesta por escrito se dilató a lo largo de los años, y la mano del ser humano ha dejado una profunda marca. El Sinaí representa un momento mítico, en el que los judíos del pasado del presente y del futuro están juntos para experimentar la relación mutua entre nosotros y con Dios más profunda posible.

"¡Vamos! No es verdad que Dios creara el mundo en siete días." o "¿Qué dices de los dinosaurios? ¿Cómo puedo confiar en la Torá cuando sus datos no son ciertos?"

La Torá nunca ha pretendido ser un documento científico. Dice que Dios creó el mundo en seis días, pero no dice cómo. La Torá es un documento religioso y nacional (de un pueblo). No es aceptable a un nivel científico y tampoco se la puede menoscabar aplicándole esos principios. La Biblia no se ocupa de la teoría de la evolución, de los dinosaurios ni de cualquier otro avance científico de los últimos años. Sin embargo, a pesar de todo, la Torá es un documento muy valioso. Por una parte, nos dice cómo entendían nuestros antepasados dónde estaban y de dónde venían - cómo fue la génesis de ese pueblo llamado "Israel." Por otro lado, la Torá nos explica qué es lo que esas personas que la escribieron pensaban que era importante - su relación con Dios, su ética, su voz profética. Su importancia se basa en los principios espirituales - ¿Nos ayuda, hoy en día, a llevar una vida ética? ¿Sus historias nos enseñan algo acerca de la naturaleza humana? Los reconstruccionistas creemos que la respuesta a estas preguntas es: ¡Sí!

"Soy vegetariano y ¡no me gustan los sacrificios de animales que hay en la Torá!"

Recuerda que los reconstruccionistas decimos que el Judaísmo evoluciona en el tiempo. Esto significa que la forma en que rendimos culto a Dios es muy diferente de cómo se hacía hace 100, 500 o ciertamente 3000 años antes. Volviendo al principio de la historia judía, el pueblo judío adoraba a Dios ofreciéndole sacrificios de animales. Esta era una forma muy normal de hacerlo en aquel tiempo. Los griegos y los romanos también hacían este tipo de sacrificios durante sus rezos. Podemos considerar esas partes de la Torá que tratan los sacrificios de animales como un relato histórico, una descripción de cómo se hacía en aquel tiempo. Cuando el Templo fue destruido, el pueblo judío encontró una nueva forma de adorar a Dios. Los sacrificios de animales terminaron y se empezó a orar con palabras en la sinagoga, y a observar en casa tiempos como el Shabat y las fiestas. Estas prácticas continúan hasta hoy en día. Sin embargo, aunque apoyemos o no los sacrificios hoy en día, aún podemos entender cuál era el significado subyacente en ellos. Demos un único ejemplo de lo que decimos: La Torá dice que los judíos deben ofrecer sacrificios en las tres fiestas de Sukot, Shavuot y Pesaj - entendemos que el significado de esto es que estas fiestas son importantes y las debemos celebrar de un modo especial. Esto es algo que podemos hacer hoy en día, aunque lo hagamos de una forma diferente de como se hacía antes, o aunque sea de un modo diferente de como dice la Torá que "debería" ser.

"¿Cómo debemos comprender la violencia contenida en algunas historias bíblicas?"

Creemos que la violencia no es la forma de solucionar los conflictos humanos, ya sea en la Biblia o en nuestras vidas. La Biblia describe seres humanos imperfectos que vivían en una sociedad imperfecta, y la violencia forma parte de esa imperfección. Pero, ya que la Biblia presenta una historia complicada, con frecuencia algunos se preguntan si la narración apoya esa violencia, si se trata simplemente de la constatación de un hecho o si más tarde recibe una condena (como ocurre en el caso en el que Natán denuncia a David del asesinato de Urías, el marido de Betsabé.) Podemos considerar la biblia como un reto que pone a prueba nuestra capacidad de resolver problemas. Quizá en la Biblia, la violencia era la única forma que conocían para resolver un problema particular. Ya que conoces la historia, los personajes y somos conscientes del sentido más profundo de nuestros valores judíos y del buen comportamiento, ¿podemos imaginar alternativas, ya sea en la Biblia o en nuestra propia vida?

"Si Dios no nos dio la Torá, entonces ¿por qué debo preocuparme por los Diez Mandamientos?"

Al igual que el resto de la Torá, seres humanos quienes desarrollaron los Diez Mandamientos tratando de expresar mediante las palabras qué entendían ellos por vivir de una forma ética y qué creían que era lo que Dios les pedía que hicieran. La razón para la importancia de los Diez Mandamientos, en particular, es que nos hablan de los valores más importantes de la vida: no mates, no robes, respeta la propiedad de tus vecinos - estas ideas son universales y todas las religiones de la tierra las defienden. Los judíos las atribuyeron a Dios porqué la religión Judía siempre pone el acento en Dios, pero esto no cambia la naturaleza universal de los preceptos..

3.- Preguntas sobre Israel

"Mi padre es judío, pero mi madre no. ¿Soy judío?"

La Biblia nos dice que en ese tiempo el status del niño respecto a la herencia y la identidad familiar venía a través del padre. Sin embargo fueron los rabinos quienes decidieron cambiar la ley judía para que el estatus del hijo se fundamentara en el de la madre - es decir, que si la madre es judía, el hijo es judío. Lo hicieron porque en aquel tiempo el hecho de tener una madre judía suponía una garantía mayor de que el hijo sería criado como judío. El Reconstruccionismo considera que el hijo de padre o madre judíos, sin distinción de sexo, que ha sido educado como judío, es judío. La ley judía ha considerado el judaísmo de la madre como una forma de transmisión mágica del judaísmo al hijo, cuando hoy en día sabemos que el nacimiento no decide qué es lo que va a suceder en el futuro. Una familia que viva una vida judía, que eduque a sus hijos en la cultura judía, que celebre las fiestas y se identifique con la historia y la cultura del pueblo judío es una familia judía, y los hijos de esa familia son judíos, tanto si ambos padres son judíos o sólo lo es uno de ellos. [A pesar de esto, los judíos ortodoxos y los conservadores no reconocen el judaísmo de un hijo de padre judío y de madre no judía, sin tener en consideración cómo se ve el niño a sí mismo, cómo lo ve la comunidad, o qué tipo de educación ha seguido el niño. Esto es especialmente acuciante en Israel, donde los rabinos ortodoxos han legislado en tema de identidad judía. No vamos a negar que haya un problema: si el hijo de un padre judío y de una madre no judía quiere casarse con un judío conservador u ortodoxo, el o ella deberá llevar a cabo una ceremonia formal de conversión.]

"El Judaísmo ortodoxo y el Conservador dicen que se basan en la halajá (la ley judía.) - que si sigues la halajá eres un buen judío. ¿Qué piensa de esto el Reconstruccionismo?"

Hoy en día hay un abanico tan amplio de prácticas religiosas entre los judíos -judíos comprometidos, judíos que se toman en serio el Judaísmo como práctica religiosa- que no aporta nada útil decir que el judaísmo dependa de una definición específica de cómo se comporta uno o qué leyes observa. El Reconstruccionismo prefiere pensar que el Judaísmo es algo vivo, una forma de crecer continuamente. Esto significa que muchos judíos de hoy no practican la religión de la misma forma en que lo hacían los judíos hace 100 año. Aquellos que hoy se consideran los guardianes de la halajá rechazan, en gran medida, reconocer la existencia de un proceso tal de evolución. La gente escoge sus prácticas basándose en el estudio que hace del texto sagrado, de la historia y basándose en sus propios valores personales y en las prácticas de su comunidad. Los reconstruccionistas creemos que es la comunidad quien debe tomar las decisiones sobre cómo practicar la religión como grupo y que corresponde al individuo tomar las decisiones de cómo debe ser su práctica religiosa personal, en relación a la tradición judía y con los demás miembros de la comunidad. Ciertamente, los judíos Reconstruccionistas luchan por ser unos judíos comprometidos, educados y practicantes, y esto es lo de verdad importa.

"¿Cuáles son las diferencias del Reconstruccionismo con los Reformistas, los Conservadores y los Ortodoxos?"

La respuesta a esta pregunta no es sencilla. Deberíamos preguntarnos en qué puntos coincidimos y en qué puntos divergimos de nuestros amigos Reformistas, Conservadores u Ortodoxos. Si tú y tu amigo sois unos judíos comprometidos con el judaísmo y con el pueblo judío, entonces, muy probablemente, habrá más similitudes que diferencias. ¿En qué grado eres diferente? Esto va en paralelo a lo que piensas sobre sobre Dios, que puede ser también diferente. Como reconstruccionista, probablemente creerás que Dios es una fuerza para el bien y la santidad en el universo. Tu amigo no Reconstruccionista pensará en Dios más como una persona. También está relacionado con la opinión que tengas sobre la elección del pueblo judío. Como ya sabrás, los reconstruccionistas no creemos que los Judíos sean el pueblo escogido. A cuanto más convencido estés de que el Judaísmo es una tradición digna y bonita, más convencido estarás de que los budistas, cristianos y musulmanes puede tener exactamente los mismos sentimientos sobre su propia religión. Pero volvamos ahora a lo que compartimos con los Reformistas, los Conservadores y los Ortodoxos. Tú estás comprometido con el Judaísmo. Recordarás un importante pasaje de la oración "Aleinu" que dice "letakén olam be maljut shadai" - nuestro trabajo es hacer del mundo un lugar mejor, ese lugar que Dios quería cuando dijo que "todo era bueno." Todos los judíos creen que el Judaísmo les da la sabiduría para hacer del mundo un lugar mejor y que la fe en un Dios único, bueno y justo nos da la fuerza necesaria para continuar intentando llegar a esa meta aunque, a veces, esto pueda resultar duro.

"Entiendo en que grado el Reconstruccionismo es diferente del Judaísmo Ortodoxo y Conservador, pero ¿qué pasa con el Reformista? Se parecen tanto."

De hecho, hay muchas similitudes entre la forma de practicar el Judaísmo Reconstruccionista y el Reformista. En su actitud hacia la halajá, entendiéndola más como tradición que como una ley de cumplimiento obligatorio, en su creencia en la igualdad entre mujeres y hombres, en su aceptación de gays y lesbianas en todos los aspectos de la vida y en la inclusión de matrimonios mixtos, el Judaísmo Reformista y el Reconstruccionista han dado un paso juntos hacia los elementos más progresistas en la vida judía. Pero también hay algunas diferencias significativas entre los dos movimientos:

  • Toma de decisión democrática. Las comunidades Reconstruccionistas toman muchas de sus decisiones sobre práctica ritual sobre la base del estudio, la conversación y la toma de decisión en grupo. Por ejemplo, una comunidad puede decidir qué actividades son aceptables en la sinagoga en Shabat y cuáles no. o cuál es el rol que pueden desempeñar los miembros no judíos de una familia. Generalmente tomaran este tipo de decisiones como comunidad, consultando al rabino. A diferencia de esto, el movimiento Reformista suele tomar este tipo de decisiones basándose en políticas establecidas por las instituciones centrales del movimiento, o las deja completamente a la elección personal. Las instituciones centrales de la vida Reconstruccionista dan por lo general, unas líneas básicas a sus congregaciones, pero no marcan una política, sino que esta queda al arbitrio de cada congregación.
  • El rol del rabino. Incluso en el movimiento Reformista, menos interesado en la halajá que otros, el rabino suele ser quien toma las decisiones en la comunidad. Tiene la última palabra en temas de política sinagogal, basándose en la propia elección personal o en las decisiones de las instituciones centrales del movimiento Reformista. Ya hemos visto las diferencias con la práctica Reconstruccionista. En el Reconstruccionismo, los rabinos son fuente de autoridad, pero no son la fuente de autoridad.
  • La actitud hacia la tradición. Aunque entre los judíos Reformistas se ha dado un movimiento de vuelta hacia las formas tradicionales de observancia, los Reconstruccionistas siempre se han sentido cómodos con este tipo de observancia y por eso no necesitan una "vuelta." Demos un par de ejemplos. Si bien en algunas instituciones Reformistas como campos o sinagogas, se pone poca atención en una tradición como el cashrut, las instituciones Reconstruccionistas se toman muy en serio estas tradicones cuando tienen que hacer sus decisiones, y muchas, de hecho, en alguna medida guardan el cashrut.
  • Las congregaciones Reconstruccionistas suelen incluir mucho más hebreo en sus servicios que las congregaciones Reformistas. Y si bien en la Reforma, se está lejos de un uso universal de las kipot y de los talitot, estos elementos de oración y con una gran carga tradicional son muy comunes entre los Reconstruccionistas. Además, las congregaciones Reconstruccionistas, por lo general suelen valorar mucho más las comunidades pequeñas y que están orientadas hacia la espiritualidad y nuevas e innovadoras formas de adoración. Estos ideales hacen del Reconstruccionismo un elemento singular entre las cuatro corrientes más importantes en la vida Judía Norteamericana.

"La semana pasada estuve en el Bar mitsvá de mi primo y en su sinagoga las oraciones son diferentes. ¿A qué se debe esto?"

Una de las ideas más importantes que el fundador del Reconstruccionismo, Rabí Mordejai Kaplan, tenía era que la civilización judía evoluciona - que cambia en función de los tiempos y de la situación en la que se encuentra. Una de las formas de cambio del Judaísmo es la oración. Cuando un reconstruccionista decide cómo orar, lo hace mirando las oraciones que ha heredado y trata de ver cómo éstas se ajustan a la forma en que vivimos y lo que creemos hoy. Si una oración no se ajusta a lo que creemos, podemos revisarla para que se acerque más a lo que queremos decir. Uno de los puntos donde se aplica esto es en la idea de los Judíos como "pueblo elegido." Los Reconstruccionistas, emepezando con Kapla, rechazan la idea que haya ningún tipo de superioridad del Judaísmo o los Judíos sobre otros pueblos o religiones. Desgraciadamente, muchas oraciones fueron escritas cuando los judíos creían que eran superiores a otros pubelos. Esto podía entenderse como un mecanismo de compensación por la opresión a la que les sometían otros pueblos, pero en cualquier caso, para Kaplan esto era una cuestión moral. Al afirmar que somos los elegidos -y por extensión, superiores- exacerbamos el conflicto étnico. Por eso pensó que había pasado el tiempo de utilizar este tipo de lenguaje y muchos Reconstruccionistas han seguido su ejemplo. Por ejemplo, el libro de oraciones Reconstruccionista ha cambiado la bendición anterior a la lectura de la Torá: "asher bajar banu mikol ha-amim" (que nos ha escogido de entre todos los pueblos) por "asher kervanu la'avodato" (que nos ha llamado a su servicio). De esta forma, reconocemos la naturaleza especial de nuestra relación con Dios, sin tener que menospreciar a nadie. Muchas oraciones han sufrido una revisión de este tipo, incluido el kidush de Shabat y la oración del Aleinu.

"¿Cuál es la actitud del Reconstruccionismo para con Israel?"

El fundador del Reconstruccionismo, Rabí Mordejai Kaplan, apoyaba la aventura sionista en Israel. Creía que en ningún otro país podrían tener una vida más judía que ahí. Y esto aún tiene validez: los judíos en Israel hablan una lengua judía (Hebreo), su calendario es el calendario judío, sus fiestas son las fiestas judías, etc. Incluso tenemos una cultura israelí muy desarrollada que es una cultura judía, pero no necesariamente religiosa, lo que implica que el Judaísmo es una civilización, no simplemente una religión. Muchos de los primeros sionistas pensaban que en ningún otro país del mundo excepto en Israel, la gente podría vivir realmente como judíos, que la vida judía en la diáspora desaparecería y que no habría otro lugar donde vivir como judío excepto en Israel. Los Reconstruccionistas nunca han pensado ni pensamos así. A pesar de las ventajas de vivir en Israel, también el vivir fuera de Israel tiene sus ventajas. Por ejemplo, en América hay mucho más espacio para la experimentación religiosa que en Israel. Las formas liberales de Judaísmo tienen dificultades porqué "iglesia" y estado no están separados como en Estados Unidos y el rabinato ortodoxo controla los eventos del ciclo de vida, tales como matrimonios o divorcios. Las mujeres rabino en Israel son muy raras. A pesar de todo esto, los Judíos Reconstruccionistas apoyan a Israel. Principalmente apoyan las posiciones liberales en Israel - en el proceso de paz, en el pluralismo religioso, en los derechos civiles, en medio ambiente y en muchos otros campos. Y auqnue la presencia Reconstruccionista en Israel continúa siendo pequeña, está experimentando un crecimiento.

"¿Cómo puedo apoyar a Israel cuando hace cosas tan terribles contra los Palestinos?"

La situación de árabes y judíos en Israel tiene más de 100 años, y cada bando ha hecho cosas terribles contra el otro. Los Reconstruccionistas han apoyado los esfuerzos de coexistencia y de reconciliación entre ambos lados, incluyendo el proceso de paz que tuvo lugar en Oslo. Nuestra esperanza es que al apoyar estos esfuerzos en favor de la paz, podamos ayudar a que Israel se convierta en ese país que nos gustaría que fuera, un lugar que primero de todo estuviera en paz con sus vecinos.

Pero de igual forma que continuamos siendo fieles a nuestros propios paises cuando éstos hacen cosas que no nos gustan, y continuamos amando a los miembros de nuestra familia aunque hagan cosas que no nos agraden, también es importante que recordemos debemos amar a Israel, incluso cuando hace cosas que no nos guste. Lo único que ayudará a que la situación mejore es nuestro amor y los esfuerzos en favor del cambio [Nota: Este tipo de respuesta sólo es aplicable a temas de pluralismo religioso u otras áreas en las que estemos en desacuerdo con lo que sucede en Israel.]

Bibliografía

Material preparado por Jordi Gendra.




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Autor Fecha del mensaje

  hannis 4/1/2006 10:15 PM
no entiendo porque este articulo esta publicado en esta pagina, esto es ...

Ver todos los comentarios hechos por otros usuarios. (1 comentarios)

En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí