Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Cuatro preguntas para hacernos antes del Seder Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Cuatro preguntas para hacernos antes del Seder

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2003-04-01 11:23:43
Administrar:
Calificacin: *****
Ver 1 comentario y 1 calificación
Comentar este artículo
Visitas: 2735

Cuatro preguntas para hacernos antes del Seder

1-. ¿ESTA HISTORIA ES VERDAD?

Durantes generaciones, la historia de Pesaj ha sido transmitida como un hecho histórico: Moisés, las diez plagas, la división del mar rojo, la liberación milagrosa. Nuestros antepasados recitaron la historia del éxodo para afirmar su creencia en que era verdad y para reforzar su fe en el Dios que hizo que este evento sucediera.

En nuestros días, muchos de nosotros explicamos la historia del éxodo más como una historia sagrada que como un evento histórico. Somos escépticos en lo referente a los milagros. Las implicaciones morales de plaga y castigo nos incomodan. Buscamos un Dios que responda a nuestra visión de la liberación de todos los pueblos.

¿Esta historia es verdad? No. No lo es si lo que estamos diciendo es que se trata de la relato exacto de unos sucesos que tuvieron lugar, más o menos, de la forma en que se explica. Nuestros antepasados, aquellos que escribieron la Biblia y aquellos que escribieron la Haggadá, no eran historiadores. Lo que pusieron por escrito fueron sus experiencias de una fuerza más grande que ellos mismos que lleva a la libertad y que va contra la opresión.

Utilizaron para ello un lenguaje poético y mítico, que se acomodaba al contexto del mundo que experimentaban. Nosotros no vivimos en ese mundo, pero somos la extensión de esa familia creada a partir de la experiencia del éxodo: el pueblo judío. No explicamos la historia del éxodo porque creamos que refleje unos hechos históricos exactos. Recitamos esta historia porque es nuestra historia y necesitamos retornar y descubrir las ideas eternas contenidas en este relato. Nos tomamos en serio lo que decimos, pero no literalmente. Pesaj es la forma en la que el pueblo judío celebra, afirma, lucha con y trabaja en pos de la libertad como destino compartido por todos los humanos.

2-. ¿QUÉ TIPO DE DIOS ES ÉSTE?

La historia del éxodo nos presenta una idea sublime de Dios pero también perturbadora. En este marco, esta historia no sólo habla de liberación: es el punto de partida en la historia en el que se propone una nueva idea de la divinidad. Este Dios no forma parte de la naturaleza, sino que este Dios controla el mundo natural creado por Dios. En el mundo del éxodo, las deidades paganas son derrotadas: el Nilo se vuelve rojo, el disco solar es eclipsado, el Faraón es desafiado en vez de ser deificado. Este Dios esta del lado de aquel que no tiene poder y no con el poderoso.

Sin embargo, este Dios también hiere a los egipcios inocentes (cierto que había egipcios que eran inocentes); este Dios libera a un pueblo mientras una noche de terror visita a los primogénitos de otro. Este Dios “endurece el corazón del Faraón” para que lance a sus tropas a una derrota final en medio de las aguas del Mar Rojo. Uno de entre otros tantos nombres de este Dios es “Dios guerrero.”

Para descubrir qué hay detrás de estas imágenes, es necesario que recordemos que nuestros antepasados nos han transmitido una idea de Dios y una creencia en Dios. Sin embargo, mientras que no estamos ligados esa idea ya que es una construcción humana, una leyenda, una mítica que no nos habla tanto de Dios mismo, sino que nos cuenta cómo concebían ellos a Dios, como judíos, sí estamos ligados y somos portadores de la fe que yace tras este relato. El Dios de la historia del éxodo reta a los tiranos, derrota a los adversarios y libera a los esclavos. Cuando los israelitas llegaron a la ribera segura del otro lado del Mar Rojo se detuvieron, miraron atrás y no dijeron: “Menuda suerte hemos tenido,” sino que proclamaron “Este es Dios.” En este punto empezó el Judaísmo.

Tanto si hubo un Mar Rojo como si no, nuestros antepasados experimentaron un poder que hacía posible la libertad, lo descubrieron en el momento de libertad y lo enmarcaron en el relato y en la fiesta que celebra esa libertad.

Es este Dios – el Dios que nos llama a liberar a los esclavos, el Dios que se opone a la opresión, el Dios que continúa diciendo “¡Deja que mi pueblo se vaya!” - este es el Dios en el que creemos.

3-. ¿POR QUÉ CELEBRAR PESAJ SI LA HISTORIA NO ES VERDAD?

Para aquellos de nosotros a los que nos es difícil aceptar la historia de Pesaj como una verdad histórica y que luchamos con la idea de Dios que se nos presenta en la narración de éxodo, algunas veces puede sernos difícil explicar por qué persistimos en observar esta compleja y exigente fiesta. Sabemos que hay muchos judíos que se han alejado de la experiencia de Pesaj e incluso de la órbita del pueblo judío.

Las comunidades viven a través de la historia y el ritual. Las grandes tradiciones religiosas buscan, cada una por sus propios medios, cómo responder a la pregunta fundamental de la existencia: ¿por qué estamos aquí? ¿Qué tenemos que hacer? Piensa en la religión como una conversación que se extiende a lo largo de los siglos. A través de las fiestas, los rituales, las historias y las canciones, cada religión llama a la congregación a reunirse para afrontar estas preguntas eternas, generación tras generación.

Pesaj no es “más verdad” o “mejor que” las fiestas que hablan de libertad celebradas por otras tradiciones, sean éstas religiosas o no. Pesaj es la forma en la que los judíos llevamos a cabo nuestra conversación acerca de por qué estamos aquí (para ser libres) y qué debemos hacer (servir a Dios.) Nuestros rituales – la matsá, el maror, el agua salada - son sagrados no porqué “Dios lo diga” sino porqué son símbolos santificados por cientos de años de historia judía como símbolos que inducen a nuestra conversación.

¿Puede el judío tener esta conversación sin Pesaj? ¿sin seder, sin matsá, sin las cuatro preguntas? Sin duda alguna el judío puede y ciertamente lo hace. Pero si queremos tener una conversación como judíos y con judíos, si queremos movilizar a nuestro pueblo - el pueblo judío - en pos de la libertad, debemos participar del séder.

4-. ¿POR QUÉ LA HAGGADÁ RECONSTRUCCIONISTA ES DIFERENTE DE TODAS LAS OTRAS HAGADOT?

Una haggadá reconstruccionista combina tres imperativos:

A Debe preservar en la medida de lo posible el lenguaje mítico, ritual, historia y canciones para ayudarnos a sentir el vínculo con la historia de nuestro pueblo.
B Debe buscar y crear un marco en el cual formular, enfrentarse y posiblemente resolver las preguntas más atrevidas - e incluso radicales - acerca de la historicidad y el contenido del relato.
C Debe inspirarnos para seguir la lucha en pos del Dios de libertad y convertirnos en compañeros de Dios, la fuerza que lleva a la libertad, ensanchando el círculo de liberación hasta alcanzar a todos los pueblos.

A medida que vayas pasando las páginas de esta haggadá, te detendrás en las conversaciones del pueblo judío. Contaremos la historia con las antiguas palabras y celebraremos los antiguos (y nuevos) rituales. Vamos zambullirnos en la historia que, después de todo, es nuestra historia. Ninguna discusión abstracta acerca de la libertad puede compararse a la fuerza que contiene la historia del éxodo.

Esta haggadá va a retarte a que hagas preguntas, que pienses en las posibles respuestas y que aportes las tuyas. Hemos intentado dar voz a las dudas - incluso añadiendo más - que muchos de nosotros traemos a la celebración de Pesaj y hemos tratado de que afloren.

Esta haggadá te invitará a buscar el Dios que nos reta, que nos urge a –digámoslo sin tapujos: que nos ordena – buscar la libertad y oponernos a la opresión. Sin embargo, para el reconstruccionista, este Dios no es una persona, sino una fuerza y un proceso que lleva a la libertad. Si bien nos creemos literalmente que “Dios libere al cautivo,” sí creemos que liberar al cautivo es divino. En un mundo en el que la opresión aún existe en muchos lugares, afirmar esta fe es una tarea sagrada.

Bibliografía

R. Richard Hirsch. "Una noche de preguntas: haggada de pesaj" The Reconstructionist Press (www.jrf.org) 2000, Paginas 21-23




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Autor Fecha del mensaje

***** rudo 17/9/2003 9:36 AM
Te felicito, este metodo de interpretacin es un desafio continuo que inpide la que nuestro corazn deje de sangrar emosionado al escuchar la historia de la accin salvifica y liberadora de Dios con su pueblo.

Ver todos los comentarios hechos por otros usuarios. (1 comentarios)
Terrible *****
(5.0000)
Excelente

En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí