Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Introduccin al Sionismo Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Introduccin al Sionismo

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-10-11 14:07:57
Administrar:
Calificacin: ****-
Ver 5 comentarios y 4 calificaciones
Comentar este artículo
Visitas: 5032

Sionismo Socialista e Ideología actual del Hashomer Hatzair

[Este artículo es parte del un curso completo. Consulta el Índice de Contenidos.]

Introducción al Sionismo

Adaptado de "Sionismo" del Prof. Biniamín Neuberger, publicado por el CII, 1995
 
El origen de la palabra "sionismo" es el vocablo bíblico "Sión", frecuentemente empleado como sinónimo de Jerusalem y de la Tierra de Israel (Eretz Israel). Sionismo es una ideología que expresa los anhelos de los judíos de todo el mundo hacia su patria histórica - Sión, la Tierra de Israel.
 
La esperanza del retorno a su patria ancestral fue mantenida primeramente por los judíos exiliados en Babilonia hace unos 2.500 años atrás - una esperanza que subsecuentemente se hizo realidad. ("Junto a los ríos de Babilonia, nos sentábamos y llorábamos, acordándonos de Sión". Salmos 137:1). Así, el sionismo político, que surgió en el siglo XIX, no inventó ni el concepto ni la práctica del retorno. Más bien, se apropió de una antigua idea y de un movimiento activo y los adaptó para que respondieran a las necesidades y al espíritu del momento.
 
El núcleo de la idea sionista aparece en la Declaración del establecimiento del Estado de Israel (14 de mayo 1948), que sostiene, entre otras cosas, que: "Eretz Israel fue la cuna del pueblo judío. Aquí se forjó su identidad espiritual, religiosa y política. Aquí logró por primera vez su soberanía, creando valores culturales de significado nacional y universal y legó al mundo el eterno Libro de los Libros.
 
Luego de haber sido exiliado por la fuerza de su tierra, el pueblo le guardó fidelidad durante toda su dispersión y jamás cesó de
orar y esperar su retorno a ella para la restauración de su libertad política."

Las bases del sionismo

La idea del sionismo se basa en la larga conexión entre el pueblo judío y su tierra, un vínculo que comenzó hace casi 4.000 años atrás cuando Abraham se estableció en Canaán, posteriormente conocida como la Tierra de Israel. Los anhelos por Sión y la inmigración judía continuaron a lo largo del período de exilio que siguió a la conquista romana y a la destrucción del Templo en el año 70 EC.
 
En el pensamiento sionista es central el concepto de la Tierra de Israel como el lugar del nacimiento histórico del pueblo judío y la convicción de que la vida judía en cualquier otro lugar es una vida en el exilio. Moses Hess, en su libro Roma y Jerusalem (1844), expresó esta idea: "Dos períodos conformaron el desarrollo de la civilización judía: el primero, después de la liberación de Egipto, y el segundo, el retorno de Babilonia. El tercero vendrá con la redención del tercer exilio". Durante siglos en la diáspora, los judíos mantuvieron una fuerte y singular relación con su patria histórica y manifestaron su anhelo hacia Sión por medio de rituales y literatura.
 
Si bien el sionismo expresa el vínculo histórico que relaciona al pueblo judío con la Tierra de Israel, el sionismo moderno podría no haber surgido como movimiento nacional activo en el siglo XIX sin el antisemitismo de la época, al que precedieron siglos de persecución.
 
Con el correr de los siglos, los judíos fueron expulsados de prácticamente todos los países europeos - Alemania y Francia, Portugal y España, Inglaterra y Gales - una experiencia acumulativa que tuvo profundo impacto, especialmente en el siglo XIX cuando los judíos habían abandonado la esperanza de un cambio fundamental en sus vidas. De este medio surgieron líderes judíos que se dirigieron al sionismo como resultado del virulento antisemitismo en las sociedades que los rodeaban. Así Moses Hess, estremecido por el libelo de sangre de Damasco (1840) se convirtió en padre del Sionismo Socialista; Leon Pinsker, estremecido por los pogroms (1881-1882) que siguieron al asesinato del Zar Alexander II, asumió el liderazgo del movimiento de los Jibat Tzión; y Teodoro Herzl, quien como periodista en París presenció la virulenta campaña antisemita del caso Dreyfus (1896) organizó al sionismo como un movimiento político.
 
El movimiento sionista pretendía solucionar el "problema judío", el problema de una eterna minoría, un pueblo sujeto a repetidos pogroms y persecuciones, una comunidad sin hogar cuyo carácter extranjero era subrayado por la discriminación en todo lugar en el que los judíos se asentaran. El sionismo aspiró hacer frente a esta situación por medio de un retorno a la patria histórica de los judíos - la Tierra de Israel.
 
La historia de la aliá, gran parte de la cual fue en respuesta directa a actos de asesinato o discriminación contra los judíos, sirven de firme evidencia al argumento sionista según el cual un estado judío en la Tierra de Israel, con una mayoría judía, es la única solución al "problema judío".

Surgimiento del sionismo político

El sionismo político, el movimiento de liberación nacional del pueblo judío surgió en el siglo XIX dentro del contexto del nacionalismo liberal que entonces arrastraba a Europa.
 
El sionismo sintetizó los dos objetivos del nacionalismo liberal, liberación y unidad, aspirando liberar a los judíos del dominio extraño, hostil y opresor, y restablecer la unidad judía por medio de la reunión de los exilios de los cuatro confines del mundo en la patria judía.
 
El surgimiento del sionismo como movimiento político fue también respuesta al fracaso de la Haskalá, el iluminismo judío, en solucionar el "problema judío". De acuerdo con la doctrina sionista la razón de este fracaso fue que la emancipación e igualdad personal era imposible sin una emancipación y una igualdad nacional, dado que los problemas nacionales requieren soluciones nacionales. La solución nacional sionista fue el establecimiento de un estado nacional judío con una mayoría judía en su patria histórica, haciendo realidad así el derecho del pueblo judío a la autodeterminación. El sionismo no considera que la "normalización" de la condición judía sea opuesta a los objetivos y valores universales. Abogó por el derecho de todo pueblo en la tierra a tener su propio hogar y sostuvo que sólo un pueblo soberano podría ser miembro igualitario en la familia de las naciones.

Sionismo: un movimiento pluralista

A pesar de que el sionismo fue básicamente un movimiento político que aspiraba al retorno a la patria judía con libertad, soberanía y seguridad para el pueblo judío, también promovió una reafirmación de la cultura judía. Un importante elemento en este despertar fue el renacimiento del hebreo, largamente restringido a la liturgia y la literatura, como un idioma nacional vivo para su uso en el gobierno y en el ejército, en la educación y en la ciencia, el mercado y la calle.
 
Como cualquier otro nacionalismo, el sionismo se interrelacionó con otras ideologías, lo que formó corrientes y subcorrientes dentro del sionismo. La combinación de nacionalismo y liberalismo dio nacimiento al sionismo liberal; la integración del socialismo hizo surgir el sionismo socialista; la mezcla de sionismo con una profunda fe religiosa creó el sionismo religioso y la influencia del nacionalismo europeo inspiró una facción nacionalista de derecha. En este aspecto, el sionismo no ha sido diferente de otros nacionalismos que también abrazaron diversas tendencias liberales, tradicionalistas, socialistas (izquierdistas) y conservadoras (derechistas).

Sionismo y nacionalismo árabe

La mayoría de los fundadores del sionismo sabían que en Palestina (la Tierra de Israel) vivía una población árabe (a pesar de que algunos hablaron ingenuamente de "una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra"). No obstante, sólo unos pocos de ellos consideraron que la presencia árabe era un obstáculo real para el cumplimiento del sionismo. En aquel tiempo, a fines del siglo XIX, el nacionalismo árabe aún no se manifestaba de ninguna forma, y la población árabe de palestina estaba dispersa y era apolítica. Muchos líderes sionistas creyeron que dado que la comunidad local era relativamente pequeña, la fricción entre ella y los judíos que retornaban podría ser evitada; asimismo estaban convencidos de que el subsecuente desarrollo del país beneficiaría a ambos pueblos, ganando así el apoyo y la cooperación árabes. Sin embargo, esas esperanzas no se cumplieron.
 
Contrariamente a las posiciones declaradas y a las expectativas de los ideólogos sionistas que habrían aspirado a lograr sus objetivos a través de medios pacíficos y de cooperación, la renovada presencia judía en la Tierra tropezó con una oposición árabe militante. Durante algún tiempo a muchos sionistas les fue difícil comprender y aceptar la profundidad e intensidad de la disputa, que se convirtió de hecho en un choque entre dos pueblos que consideraban al país como propio - los judíos en virtud de su conexión histórica y espiritual, y los árabes debido a su presencia centenaria en el país.
 
Durante los años 1936-1947 la lucha por la Tierra de Israel se hizo más intensa. La oposición árabe pasó a ser más extrema al
aumentar el crecimiento y desarrollo de la comunidad judía. Simultáneamente, el movimiento sionista consideró necesario incrementar la inmigración y el desarrollo de la infraestructura económica del país para salvar la mayor cantidad posible de judíos del infierno nazi en Europa.
 
El inevitable choque entre judíos y árabes llevó a la ONU a recomendar, el 29 de noviembre de 1947, el establecimiento de dos estados en el área al oeste del río Jordán - uno judío y otro árabe. Los judíos aceptaron la resolución, los árabes la rechazaron.
 
El 14 de mayo de 1948, de acuerdo con la resolución de la ONU de noviembre de 1947, fue establecido el Estado de Israel.

Sionismo hoy en día

El establecimiento del Estado de Israel marcó el cumplimiento del objetivo del sionismo de obtener un hogar internacionalmente reconocido y legalmente garantizado para el pueblo judío en su patria histórica, en el que los judíos estuvieran libres de persecuciones y pudieran desarrollar sus propias vidas e identidad.
 
Desde 1948, el sionismo ha visto como tarea suya la continuación de la promoción de la "reunión de los exilios", que a veces ha exigido extraordinarios esfuerzos para rescatar comunidades judías en peligro físico y espiritual. Asimismo lucha por preservar la unidad y continuidad del pueblo judío, así como por destacar la centralidad de Israel en la vida judía en todo lugar.
 
A lo largo de los siglos, el deseo de la restauración del pueblo judío en la Tierra de Israel ha sido un lazo que ha mantenido al pueblo judío unido. Los judíos de todo lugar aceptan el sionismo como un principio fundamental del judaísmo, apoyan al Estado de Israel como la realización básica del sionismo y se ven enriquecidos cultural, social y espiritualmente por el hecho de que Israel - un miembro de la familia de las naciones - sea una vibrante y creativa realización del espíritu judío.

Fuente: Página del M.R.E. de Israel
http://www.israel.org/span/




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Autor Fecha del mensaje

***-- luisfausto 3/9/2003 5:21 AM
No se cita la declaracion Balfour de 1917. Por qu?
Entiendo que es un documento fundamental para la posterior creacin del Estado de Israel.
Alguien podra a clararme esto? Gracias

  empresario1973 5/2/2004 5:27 PM
Muy buen artculo que sintetiza y comenta parte de la evolucin histrica de vuestro movimiento sionista, aunque no soy hebreo, respaldo espiritualmente vuestra causa, pues considero que es digna y que el esfuerzo que desplegaron los lderes fue por la justicia a la que tienen derecho. Con respecto a los rabes, considero que deberan de estudiar la posibilidad de darle algo ms de concesiones para as poder hacer un acuerdo bilateral que sea definitivo y que no afecte a ninguno de los dos. Felicitaciones a ustedes y les deseo lo mejor.

****- carlos1 11/5/2003 4:33 PM
Me parece muy informativo,claro,y sintetico.

Ver todos los comentarios hechos por otros usuarios. (5 comentarios)
Terrible ****-
(4.0000)
Excelente

En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí