Artículo
Jinuj.net / Artículos de Consulta / Sionismo Socialista - Humanismo y Laicismo Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Sionismo Socialista - Humanismo y Laicismo

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-10-11 11:58:22
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 3376

Sionismo Socialista e Ideología actual del Hashomer Hatzair

[Este artículo es parte del un curso completo. Consulta el Índice de Contenidos.]

Humanismo y Laicismo

Spinoza

El objetivo fundamental del Hashomer Hatzair no es convencer a sus miembros de ninguna ideología especifica, si no de que simplemente sean ellos mismos, es decir, sepan hacer una crítica de lo que los rodea y elegir el camino que vaya más acorde con cada uno, pero eso sí, de manera responsable y auténtica. Con respecto a la religión, el movimiento es laico. El ser judío no pasa por profesar la religión judía si no más bien por llevar a la práctica ciertos valores y tradiciones que nos han sido legados por la cultura judía. Sin embargo, de lo que se trata es de respetar todas las posiciones siempre y cuando estas sean auténticas.
 
Nuestro objetivo es que si alguien quiere ser religioso, lo sea pero por decisión propia y no por comodidad o para quedar bien con los demás. Es esta la actitud que tratamos de transmitir a nuestros javerim para que en el futuro sean personas integras, responsables y consecuentes.
 
 
El Laicismo-humanismo es la filosofía del respeto, de la igualdad y de la libertad con responsabilidad. Este último punto es lejos el más importante ya que es la esencia de nuestro movimiento. El pueblo judío se gestó en base a esta premisa, cuando decidió aceptar los diez mandamientos en forma libre pero responsable.
 
El humanismo nació en el renacimiento y lo podríamos definir como una corriente filosófica que se centra en el hombre, en el estudio de su situación actual y en su destino en el universo.
 
Al centrarnos en el hombre, dejamos de lado las teorías teocéntricas que giran en torno a Dios. Por eso el humanismo va de la mano con el laicismo.
 
Se dice que el padre del laicismo fue Baruch (o Benedict) Spinoza a quién se considera también como el gestor del panteísmo.
 
Benedictus de Spinoza nació en Amsterdam el 24 de noviembre de 1632. Su familia pertenecía a una comunidad judía expulsada de Portugal, que había buscado refugio en los países bajos.
 
Destinado en un principio al rabinato, estudió la Biblia, el Talmud y la gramática hebrea. En esta época conoció la filosofía de Maimónides, de Gersónides y del platónico León Hebreo, pero cada vez se fue sintiendo más alejado de la religión de los rabinos. Sus opiniones sobre la fe heredada llegaron a trascender y le ocasionaron la expulsión de la sinagoga por hereje. Se dedicó entonces al estudio del griego y el latín y fue un ávido lector de la filosofía escolástica.
 
Cuando leyó los escritos de Descartes, quedó maravillado del método que este filósofo seguía, y a su luz examinó sus primitivas creencias. Rompió definitivamente con la sinagoga, y comenzaron para él una serie de amenazas que culminaron en un atentado contra su vida en las calles de Amsterdam, realizado por un fanático y del que logró salvarse.
 
En el año 1656 abandonó su ciudad natal y se refugió en la casa de campo de su amigo el doctor Tulp, dedicándose al estudio del cartesianismo y trabajando en su propia doctrina.
 
Sucesivamente vivió en Rijnsburg, Voorburg, (cerca de la Haya), y por fin, en 1669, en la Haya. Por prescripción del Talmud había aprendido un oficio, adiestrándose en el arte de pulir cristales ópticos. Con estos trabajos y con las donaciones monetarias que le ofrecían generosamente algunos amigos (y que él reducía siempre al mínimo), pudo satisfacer las exiguas necesidades económicas de su vida, dedicada al estudio. Spinoza falleció el 21 de febrero de 1667 víctima de una afección pulmonar producida por la inhalación prolongada de partículas de vidrio.
 
Durante su vida sólo publicó dos obras: una exposición de la doctrina de Descartes en 1663 y el Tractus theologico politicus. El resto de sus obras, sin embargo, era bien conocido en un amplio sector, pues circulaban manuscritas entre sus amigos; Spinoza no quiso publicarlas debido a la hostilidad con que había sido acogido su Tratado teológico-político. Después de su muerte aparecieron la Ética, el Tratado político, La Reforma del Entendimiento, el Compendio de la gramática Hebrea y una valiosa colección de cartas escritas por él.
 
La filosofía de Spinoza esta expuesta en su libro más popular: Ética. Un trabajo muy abstracto cuyo punto de partida es la definición teórica de Dios. El libro va enunciando teoremas y demostrándolos usando el mismo método que en geometría. A través de las definiciones rigurosas, proposiciones, axiomas y corolarios. Sin duda, Spinoza pretendía construir su filosofía con las bases más sólidas posibles pero el método empleado, así como también algunas argumentaciones y definiciones, a veces no son muy convincentes.
Spinoza creía que todo lo que existe es Dios. Sin embargo, no creía que Dios era tan solo la suma de todo lo que existe, si no que Dios tenía infinitas cualidades de las cuales podemos percibir solo dos: pensamiento y extensión. Por esto, Dios debe existir en dimensiones mucho más allá de nuestro mundo visible.
 
Tampoco era Spinoza un materialista. Creía que Dios o la Naturaleza (para él estos dos conceptos son el mismo), era un ente material y pensante.
 
Ética recibió este nombre porque en él se deriva una ética producto de las deducciones a partir de principios fundamentales. Así, su Ética queda muy relacionada con su visión de Dios o Naturaleza como un todo. El más preciado bien, dice Spinoza, es el conocimiento de Dios, el que es capaz de proporcionar libertad frente a las tiranías de las pasiones, resignación frente al destino y una verdadera santificación del ser.
 
A continuación mostramos algunos párrafos de su libro Ética:
 
Lo único que existe es Dios.
No puede darse ni concebirse ninguna sustancia fuera de Dios.(I.14)
Todo lo que es, es en Dios y nada puede existir ni concebirse sin Dios.(I.15)
Dios obra únicamente por las leyes de su naturaleza y sin sufrir coacción alguna. (I.17)
Dios es causa inmanente, pero no transitiva, de todas las cosas. (I.18)
Dios es la fuerza que mantiene la existencia de las cosas.
Los entes individuales son expresiones de los atributos de Dios.
 
No existe la Maldad.
La perfección de las cosas se debe reconocer sólo por su propia naturaleza y poder. Las cosas no son más o menos perfectas según si estas deleitan u ofenden a los sentidos de los humanos, o según si son útiles o despreciables para la humanidad.
 
El conocimiento de Dios es el más preciado bien.
Podemos entonces comprender cuan lejos de una verdadera estimación de la virtud están aquellos esperan ser recompensados por Dios por su virtud y servicio a Dios. Como si la virtud y el servicio a Dios no fueran por sí mismo la felicidad y la perfecta libertad.
 
Aprendiendo a ver a Dios en todas las cosas:
Mientras más entendemos cosas particulares, más entendemos a Dios.
Aquél que se entiende a sí mismo y a sus emociones en forma clara y específica ama a Dios y mientras más se entiende a sí mismo y a sus emociones, mayor es este amor.
 
Aceptación del destino.
Nadie puede odiar a Dios (V.17)
Corolario: El amor hacia Dios no puede convertirse en odio.
Escolio: Se puede objetar que cuando concebimos a Dios como causa de todas las cosas, le consideramos por esto mismo como causante de la tristeza. Respondo que en cuanto conocemos las causas de la tristeza, cesa de ser una pasión, es decir cesa de ser una tristeza, y así en cuanto conocemos que Dios es causa de la tristeza, estamos gozosos.
 
La naturaleza no obra con un fin.
Dios es indiferente a los individuos.
Dios esta desprovisto de pasiones y tampoco es afectado por ninguna emoción, placer o dolor.
Estrictamente hablando, Dios no ama a nadie. El que ama a Dios no debe esforzarse en que Dios le ame a su vez.
 
Estos son sólo algunos de los postulados del libro. Ética se compone de cinco partes en las cuales hay postulados con sus demostraciones, corolarios, etc. y también comentarios y explicaciones de las ideas expuestas. El libro se encuentra disponible en nuestra Sifriá.

Panteísmo Científico:

Es la creencia en que el universo y la naturaleza son divinas. Fusiona religión y ciencia e involucra a los humanos con los problemas de la naturaleza. Proporciona el concepto más realista de la vida después de la muerte, y las bases más sólidas para la ética medio ambiental.
 
Es una religión que no requiere otra fe que el sentido común, ninguna revelación aparte de mantener los ojos y mente abiertos a la evidencia, ningún gurú aparte de uno mismo.




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí