Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-08-14 16:07:32
Administrar:
Calificacin: *****
Ver 2 comentarios y 2 calificaciones
Comentar este artículo
Visitas: 4180

¿Quien es judío? Dilemas legales, ideológicos y halajikos.

Materiales y fuentes reunidos por R. Uri Reguev y Adam Shear. Abril 1994

Perspectivas de los orígenes de la conversión al judaísmo.

El término ger aparece en la Biblia en noventa y dos ocasiones. Su traducción más usual es "extranjero" y se utiliza en contraposición a ezraj (Ciudadano). Más tarde, en el hebreo rabínico, se convierte en sinónimo de "converso". Y. Kaufmann explica como era vista la conversión, durante el período bíblico: una forma de asimilación cultural.

1 La primigenia religión de Israel no entiende la conversión religiosa en el sentido posterior de acto formal deliberado que confiere la igualdad con un nativo. Los extranjeros se convierten en Israelitas al asentarse en la tierra y al asimilarse en el curso del tiempo. Esto, por sí mismo, demuestra que los israelitas no estaban limitados idealmente a un terreno étnico. Moisés preguntó a Hobab, el madianita, si deseaba unirse a Israel y le prometió un porción en el bien que Dios hiciera por Israel (Nm 10,29 y ss). Los Gibeonitas y los "sirvientes de Salomón" eran de origen extranjero, aunque fueron israelitas en el terreno religioso. Los guerim eran un grupo distintivo étnicamente, como se indica en la discriminación practicada contra ellos en la tierra de esclavitud (Lv 25,45 y ss). Después son equiparados a los israelitas de nacimiento en todo lo que se refiere a las leyes de la Torá (Ex 12,19.49; Lv 16,29; 17,15; 24,16.22; Nm 9,14). Más aún, se creía que los gerím tendrían parte con Israel en el pacto con Dios (Dt 29,10 y ss) y las bendiciones y maldiciones del tiempo de Josué (Jo 8,33.35). Desde un principio, pues, la Torá fue dada también a los no israelitas. Durante generaciones, la "conversión" estuvo condicionada a una asimilación territorial y cultural. Esto lo podemos ver en el libro de Rut (1,16 y ss) y en la historia de los samaritanos que se convirtieron en casi-israelitas por virtud de su asentamiento en la tierra (2 Re 17,24 y ss). Pero pronto, desde los primeros tiempos, se deja entrever la idea de una conversión puramente religiosa. Naaman, que volvió a su tierra y a su pueblo, se convierte en un servidor de Dios. Un extranjero puede ofrecer un sacrificio a Dios (Lv 22,25) y puede rezar en el templo israelita (1 Re 8,41 y ss). Como hemos visto antes, la esperanza de que la religión israelita pueda extenderse más allá de las fronteras nacionales ya aparece en la profecía preclásica. Más tarde se convierte en una certeza escatológica y permite la institución del proselitismo en la época del Segundo Templo.

(The Religion of Israel: From its Beginnings to Babylonian Exile. Chicago 1960, pp 300-301)

Moshe Greenberg señala que los actos formales de conversión se desarrollaron en un estadio posterior:

2 El guer que vivía entre la población israelita durante el período bíblico era asimilado de forma gradual. La declaración de compromiso de Rut a Naomí resume este proceso: Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios (Rt 1,16). Y no hay posibilidad de duda que en pasada una generación o dos ya no era posible distinguir entre la familia de un guer y la de un nacido israelita... Durante el período del primer Templo, no existía un acto formal de conversión, era una simple unión al pueblo israelita. Cuando Rut dice Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios -y por decirlo de alguna forma, se ha convertido en un símbolo - no se menciona en ninguna parte que se le pidiera que hiciera alguna cosa antes o después de unirse al pueblo de Israel.... Después de la destrucción del Templo las fuentes tanaíticas hablan acerca de la conversión de un hombre a través de cuatro actos formales y de la mujer, con tres: circuncisión, inmersión ritual, sacrificio en el Templo (que ya no puede realizarse después de la destrucción) y la aceptación del yugo de las mitsvot. Una pregunta legítima emerge si estudiamos las fuentes: ¿es esto una exposición dogmática que aparece en un período posterior o realmente refleja una realidad que existía durante el período del Segundo Templo? Parece que esta descripción, en mucho, es esquemática y dogmática y no refleja la realidad como era durante el período del Segundo Templo. Parece que ab inititio una persona podía convertirse sin necesidad de ningún acto formal durante la mayor parte del período del Segundo Templo. Sólo era necesaria una cosa - la declaración y la demostración real de la aceptación y observancia de las mitsvot. Estaba claro por sí mismo que uno no se convierte si no declara que acepta las mitsvot -que son el símbolo de la unión al pueblo judío. Entonces viene el momento de la circuncisión. Estaba claro que cualquier converso, si era hombre, era circuncidado después y solo más tarde el tema de la circuncisión cambia gradualmente de ser el resultado de la conversión de un hombre a formar parte del acto formal de la conversión. Después viene el baño ritual, que también cambiará de ser una consecuencia de la conversión a ser parte del acto formal.

(De una conferencia en hebreo en "International Conference on Who is a Jew: History, Politics, People." Institute of Contemporany Jewry, Hebrew University of Jerusalem, December 27,1988)

Shemuel Bialoblostky explica que el cambio en la naturaleza del judaísmo provocó el cambio en la forma de entender la conversión:

3 Un estudio en profundidad de las fuentes rabínicas muestra que antes de la destrucción del segundo Templo, no se requería que el converso llevara a cabo ningún acto especial. Este es el punto de vista de la escuela de Hillel. La única condición era el cumplimiento de todas las mitsvot que se aplican a un judío. Inmediatamente después de la destrucción, la aceptación estuvo condicionada por una necesidad especial y en el período posterior a Adriano, se requerían dos actos. Estos cambios emergieron a raíz del cambio en la condición de los judíos en Palestina. Mientras el pueblo judío gozó de una vida nacional independiente, lo que era más significativo era el aspecto nacional. De esta forma, cuando un gentil se unía al pueblo, lo que se esperaba de él era una identificación nacional con el pueblo judío sin verse la necesidad de ninguna formalidad especial. Esta identificación y este compromiso de ser judío había servido como marca de judío. Posteriormente a la destrucción de Templo, la identificación con el judaísmo no fue considerada suficiente. Se requerían acciones por su parte. En el período posterior a Adriano, el prosélito ya no era considerado como uno que deseaba unirse al pueblo de Israel - el pueblo de Israel se consideraba demasiado fragmentado y oprimido por otros como para que el converso caminara a su sombra. De aquí, pues, que la conversión signifique únicamente la aceptación de la religión israelita.

("The Attitude of Judaism to Proselytes and Proselytization" Bar Ilan University, YearBook II (1964), pg 54-55.)

E.E. Urbach resume el consenso científico:

4 El período bíblico no conoce otra conversión religiosa que aquella que es el producto de la anexión territorial [nacional] y como resultado de ello... Rut coloca "Tu pueblo será mi pueblo" antes de "tu Dios será mi Dios" en su declaración (Rt 1,16). La unión a un pueblo está seguida por la fe en su Dios... El exilio babilónico trajo consigo inevitablemente el debilitamiento del elemento territorial. Ya no se considerará más al guer como un residente sino como uno que ha venido a judaizar (Est 8,17), o en un terminología más tardía, a convertirse: la aceptación de la Torá de Israel precede a la unión al pueblo.

("Guer", Encyclopedia Hebraica, Vol 12, pp 172-173)

El Guer en la Biblia

Ex 23,9

Y no angustiarás al extranjero; porque vosotros sabéis cómo es el alma del extranjero ya que extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto.

Lv 19,33-34

Cuando el extranjero morare con vosotros en vuestra tierra, no le oprimiréis. Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que more entre vosotros y lo amarás como a ti mismo; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo soy el Eterno, vuestro Dios.

Nm 15,14-16

Y cuando habitare con vosotros extranjero, o cualquiera que estuviere entre vosotros por vuestra generaciones, si hiciere ofrenda encendida de olor grato al Eterno, como vosotros hiciereis, así hará él. Un mismo estatuto tendréis vosotros los de la congregación y el extranjero que con vosotros mora; será estatuto perpetuo por vuestras generaciones; como vosotros, así será el extranjero delante del Eterno. Una misma ley y un mismo decreto tendréis, vosotros y el extranjero que con vosotros mora.

Jos 8,33

Y todo Israel, con sus ancianos, oficiales y jueces, estaba de pie a uno y otro lado del arca, en presencia de los sacerdotes levitas que llevaban el arca del pacto del Eterno, así los extranjeros como los naturales. La mitad de ellos estaba hacia el monte Gerizim, y la otra mitad hacia el monte Ebal, de la manera que Moisés, siervo del Eterno, lo había mandado antes, para que bendijese primeramente al pueblo de Israel.

La perspectiva talmúdica de la conversión

¿Qué debe hacerse con un converso que se convierte por un propósito mundano?

9 Una vez sucedió que un pagano se paseaba al lado del Bet Midrash, cuando oyó la voz del profesor recitando Y estos son los ornamentos que se harán: un pectoral y un efod (Ex. 28,4). Preguntó "¿Para quién es esto?" "Para el Gran Sacerdote" le respondió. Entonces se dijo el pagano para sí mismo, "Iré y me haré prosélito, para que pueda ser nombrado Gran Sacerdote." Entonces fue a Shammai y le dijo: "Hazme prosélito con la condición que llegue a ser Gran Sacerdote." Pero Shammai lo expulsó con la vara que tenía en sus manos. Entonces fue a Hillel, que le hizo prosélito. Le dijo "¿Puede un hombre ser nombrado rey sin saber el arte del gobierno? Ve y estudia las artes del gobierno." El fue y leyó. Cuando llegó al punto que dice Y el extranjero que cometa pecado será condenado a muerte (Nm 1,51). Le preguntó "¿A quién se aplica este versículo?" "Incluso a David, rey de Israel" fue la respuesta. Entonces el prosélito reflexionó consigo mismo a fortiori: Si Israel no puede colocarse cerca del Santo de los Santos, cuanto más un simple prosélito, que va con su bastón y su saco. Entonces se dirigió a Shammai y le dijo: "Soy acaso elegible para ser Gran Sacerdote? ¿No está escrito en la Torá Y el extranjero que cometa pecado será condenado a muerte?" Fue ante Hillel y le dijo: "¡Oh amable Hillel! que las bendiciones permanezcan sobre tu cabeza por llevarme bajo las alas de la Shejiná! Algún tiempo después los tres se encontraron y dijeron: "La impaciencia e intransigencia de Shammai ha querido echarnos del mundo, pero la humildad y paciencia de Hillel nos ha acercado y nos ha conducido bajo las alas de la Presencia Divina (Shejiná)."

(Talmud de Babilonia, Shabat 31a.)

Una opinión negativa

10 El maestro dijo: "Si un hombre desea convertirse ... debe preguntársele: ¿Cuál es la razón por la que deseas ser un prosélito? ... y se le enseña algunos de los preceptos fáciles y algunos de los difíciles." ¿Cuál es la razón? - por si desea retirarse que lo haga; R. Helbo dijo: "Los prosélitos son tan duros para Israel como el dolor ya que está escrito en las Escrituras Y a ellos se unirán extranjeros y se juntarán a la familia de Jacob (Is 14,1).

(Talmud de Babilonia, Yebamot 47b)

Una opinión positiva

ihck ktrah ,t tuv lurc ausev vkdv tk :rzgkt hcr rntu vh,grzu (c gauv) rntba wohrd ovhkg upxu,ha hsf tkt ,unutv ibjuh hcru /ihruf vnf xhbfvk tkt - vtx gruz ost oukf /.rtc hk /vnjr tk ,t h,njru (c gauv) :tfvn rnt

11 R. Eleazar también dijo: El Santo -bendito sea- no exilió a Israel entre las naciones sino para que los prosélitos pudieran unírseles, ya que está dicho: Y la sembaré para mí en la tierra (Os 2,25). De la misma forma un hombre siembra una seá para recoger muchos kor. Mientras que R. Johanan lo dedujo de esto: Y tendré misericordia de lo-rujama (Os 2,25).

(Talmud de Babilonia; Pesajim 87b)

¿Qué es lo que constituye una conversión válida?

t"r - kcy tku kna rd tku kcy Éukcy tku ukna wubh,uctc ubhmn ifa wrd vz hrv :rnut tku ukcya w,uvntc ubhmn ifa wrd vz hrv :rnut gauvh 'r - kn sg wrd iht - kcy tku kn wkn tku kcy :ohrnut ohnfju Éukn /kucyhu kunha

12 Nuestros rabíes enseñaron: Si un prosélito ha sido circuncidado pero no ha llevado a cabo el prescrito baño ritual, R. Eliezer decía: "Este hombre es un prosélito verdadero, ya que vemos que nuestros Padres fueron circuncidados, pero no hicieron baño ritual." Si ha cumplido con el baño ritual pero no ha sido circuncidado, R. Joshua decía: "Este hombre es un prosélito verdadero, ya que vemos que nuestras Madres cumplieron con el baño ritual, pero no fueron circuncidadas." Los sabios dijeron: "Si ha cumplido con el baño ritual pero no ha sido circuncidado, o si ha sido circuncidado pero no ha cumplido con el baño ritual, no es un prosélito verdadero, a no ser que haya sido circuncidado y también haya cumplido con el baño ritual."

(Talmud de Babilonia, Yebamot 46a)

aht ihc esm o,ypau ('t ohrcs) :r", vz hrv - s"cc rhhd,ba rd :vsuvh r"t itfn - urd ihcu uhjt ihcu wvsuvh hcr hbpk tca sjtc vagn /rd ubht - unmg ihck ubhc wrd ?ohsg lk ah :vsuvh hcr k"t whnmg ihck hbhc h,rhhd,b :uk rntu ,t kuxpk v,t intb :k"t /iv :k"t ?ohbc lk ah /utk :vhk rnt /lhbc ,t kuxpk intb v,t htu wlnmg

13 Nuestros rabinos enseñaron: Y juzgad justamente entre el hombre y su hermano, y el extranjero (Dt 1,16). De este texto R. Judá dedujo que un hombre que se ha convertido en prosélito ante un Bet Din debe ser considerado como un prosélito verdadero; pero si lo hace de forma privada no es un prosélito. Sucedió una vez que un hombre fue a R. Judá y le dijo: "He sido convertido en prosélito de forma privada." "¿Tienes testigos?" le preguntó R. Judá. "No" respondió el hombre. "¿Tienes hijos?" "Sí" respondió el hombre. "Eres fiable" -dijo el Maestro- "no en tanto por tu propia descalificación, sinó por la descalificación de tu hijo.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 47a)

El proceso

14 Nuestros rabinos enseñaron: Si en el momento presente un hombre desea convertirse se le pregunta lo siguiente: "¿Qué es lo que trae a querer ser un prosélito?¿Acaso no sabes que en el tiempo presente Israel es perseguido, oprimido, despreciado, arrasado y colmado de aflicciones?" Si responde "Lo sé y soy indigno" es aceptado en el acto y se le instruye en algunos de los preceptos menores y en algunos de los mayores. Se le informa del pecado de la negligencia de los preceptos de la cosecha, de la gavilla olvidada, de las esquinas y de la caridad al pobre. También se le habla acerca de los castigos por la transgresión de los preceptos. Entonces se le vuelve a decir: "Estás informado que si antes de entrar en esta condición, habías comido grasa no puedes ser condenado con el karet; si habías profanado el Shabat, no se te puede condenar a la lapidación; pero a partir de ahora debes abstenerte de comer grasas, ya que podrías ser condenado con el karet; y si profanaras el Shabat, serías condenado a la lapidación." De la misma forma que es informado acerca de los castigos, también se le informará de la recompensa que conlleva el cumplimiento. Se le dice. "Debes saber que el mundo futuro está hecho para los justos y que en el momento presente Israel es incapaz de soportar ni demasiada prosperidad ni demasiado sufrimiento." En el caso que no sea convencido o disuadido -si acepta- será circuncidado en el acto. Si quedara algún pellejo, la circuncisión sería inválida y debería hacerse una segunda vez. Tan pronto como se hubiese recuperado, se harán todos los preparativos para el baño ritual, en aquel momento deberá tener dos hombre sa su lado que le enseñen algunos preceptos menores y otros mayores. Cuando salga de la inmersión será considerado israelita a todos los efectos. En el caso de una mujer prosélita, deberá permanecer sentada en el agua cubierta hasta el cuello, mientras dos hombres la instruyen desde fuera del agua y le dan instrucciones de algunos preceptos leves y algunos de los graves.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 47a-b)

El converso que se arrepiente

tuv hrv - vkgu kcy ,c asenu vhc rsv hts ?t,fkv htnk /uhrcs kfk ktrahf ihaushe uhausheu vhc tbhre rnun ktrah wktrah

15 "Cuando salga de la inmersión será considerado israelita a todos los efectos." ¿Respecto a qué caso práctico? En el caso de que se retracte y despose a una hija de Israel es considerado como un israelita no-conforme y sus esponsorios serán válidos.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 47b)

La aceptación de conversos para matrimonio u otros motivos "mundanos"

La discusión talmúdica

aht sjt hn ifu waht ouak vrhhd,ba vat sjtu wvat ouak rhhd,ba hrcs wohrd ibht - vnka hscg ouak wohfkn ijkua ouak rhhd,ba hrhd sjtu w,uhrt hrhd sjt :rnut vhnjb hcr vhva Évhnjb 'r inzc urhhd,ha sg wohrd ibht - r,xtu hfsrn hrhd sjtu w,unukj r"t wvkg rn,ht tv !vzv inzcf :tnht tkt ?s"x vzv inzc Évzv okuf rnutv hrcsf vfkv :crs vhnan t,rn rc ktuna rc ejmh /ov ohrd

16 Tanto un hombre que se convierte en prosélito por una mujer como una mujer que se convierte en prosélita por un hombre, igualmente, un hombre que se convierte en prosélito por una mesa real o por unirse a los siervos de Salomón, no son prosélitos verdaderos. Estas son las palabras de R. Nehemiah, ya que éste solía decir: "Ni los prosélitos de los leones, ni los prosélitos de los sueños ni los prosélitos de Mordejai y Ester son verdaderos prosélitos excepto si se convierten en el momento actual... Seguramente, acerca de esto se afirma lo que solía decir R. Isaac ben Samuel ben Martha, que lo decía en nombre de Rab: "La halajá está en consonancia con la opinión de aquel que ha mantenido que todos ellos son verdaderos prosélitos.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 24b)

ihkcen iht hnhc tku sus hnhc tk ohrd ukce tk uc tmuhf Éjhanv ,unhk ohrd h,utn xpt rudh rud iv (sb uvhgah) ?tre htn wrzghkt r"t /vnka /tk lsht kct wkuph lhkg l,t rd hn

17 Nuestros rabinos enseñaron: En los días del Mesías no se aceptará ningún prosélito (nuevo), de la misma forma que no fueron aceptados en los días del rey David y Salomón. Dijo R. Eleazar: ¿En qué texto bíblico se sostiene esta opinión? He aquí que será un prosélito que se convertirá por mi nombre, el que vive contigo, caerá sobre ti. (Is 54,15) solo él, que vive contigo en tu pobreza caerá sobre ti, pero no otro.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 24b)

vagn ohv hfrfc vbuz aha gna w,hmhm ,umnc rhvz vhva rjt ostc ohcuvz ,utn gcrt vk rdha wvrfac ohcuvz ,utn 's ,kyuba v,jpa vxbfb /j,pv kg cahu tc wubnz ghdvaf /inz vk gceu kg cahu tc ohcuvz ,utn 's lhk rdhaa ost u,ut :vk vrntu ;xf ka aa w,uyn 'z uk vghmv /xbfb wxbfh :thv vrnt wj,pv wcvz ka vbuhkgu ;xf ka okux ,jtu ,jt kf ihcu wcvz ka ,jtu cahk vkg tuv ;tu wvnurg thvaf vbuhkg hcd kg vcahu v,kg d"g uk cahu ynab wuhbp kg uk ujpyu uh,uhmhm 's utc wvsdbf ourg whnur ka vpd :uk vrnt /gere d"g vcahu vynab thv ;tu wgere wvsucgv :vk rnt /hc ,htr oun vn hk rnt,a sg l,jhbn hbhta ubhvkt 'v ubuhm ,jt vumn tkt wl,unf vph vat h,htr tka wohngp h,a ofhvkt 'v hbt (u"y rcsnc) vc ch,fu wvna ,hmhmu unsb uhafg wrfa okak sh,ga tuv hbtu grphk sh,ga tuv hbt vnu lna vn hk rnt,a sg ljhbn hbht :uk vrnt /ohsg 'sf hkg c,f wvru, uc snk v,ta larsn oa vnu lcr oa vnu lrhg oa ohhbgk ahkau ,ufknk ahka wvhxfb kf vekhju vsng /vshc i,bu 'r ka uarsn ,hck ,tcu w,ugmn i,utn .uj wvshc vkyb ahkau tna wh,c :vk rnt w,ruhd hbuaghu hkg vum whcr :uk vrnt /thhj rnt wuk vb,bu vshn c,f vthmuv ?ohshnk,v in sjtc ,,b lhbhg uk vghmv ruxhtc uk vghmva ,ugmn i,ut wljenc hfz hfk :vk /vnf gsuh hbht c"vgku wz"vgc urfa i,n vz wr,hvc

18 Una vez un hombre que era muy escrupuloso con el precepto de los tsitsit, escuchó acerca de una cierta prostituta en una de las ciudades cerca del mar que cobraba cuatrocientos dinares por su servicio. Él le envió los cuatrocientos dinares y concertó una visita con ella. Cuando llegó el día, el hombre fue y esperó a su puerta, y su servidora se dirigió a ella y le dijo: "El hombre que te envió los cuatrocientos dinares ya está aquí esperando en la puerta." A esto ella respondió: "Hazle entrar." Cuando entró ella había preparado siete camas, seis de plata y una de oro, y entre cama y cama había un peldaño de plata, pero el último era de oro. Entonces, subió a la cabezera de la cama y empezó a descender desnuda. También él ardía en deseos de subir y yacer con ella desnudo, cuando a todo esto, de golpe, los cuatro tsitsit le golpearon en la cara. Entonces se deslizó hasta sentarse en el suelo. También ella se deslizó sentándose en el suelo y le dijo: "Por el Capitolio romano que no te voy a dejar marchar hasta que me digas que mancha has visto en mí." "Por el Templo -respondió él- que nunca vi mujer más bella; pero hay un precepto que el Eterno, nuestro Dios, nos ordenó y son los tsitsit, y en relación a ellos se dice "Yo soy el Señor tu Dios" que está escrito dos veces, lo que significa: Yo le voy a dar el castigo exacto en el futuro y Yo le voy a dar la recompensa exacta en el futuro. Ahora, los tsitsit se me han presentado como cuatro testigos [que testifican contra mí]." Ella dijo: " No te voy a dejar marchar hasta que me digas tu nombre, el nombre de tu ciudad, el nombre de tu maestro y el nombre de la escuela en la que estudias la Torá." Se lo escribió y se lo puso en la mano. Entonces ella se levantó y cogiendo sus ganancias las partió en tres: una para el gobierno, otra para ser distribuida entre los pobres, y una tercera para ella misma. También se quedó con la ropa de la cama. Se dirigió a la escuela de Bar Hiyya y le dijo: "Maestro, dame instrucciones para ser una prosélita." "Hija mía -respondió- quizá has puesto tus ojos sobre alguno de mis discípulos?". Al punto sacó el escrito y se lo entregó. "Ve -dijo él- y regocíjate en tu adquisición." Estas sábanas que le preparó con un propósito ilícito, ahora las extiende para él lícitamente. Esta es la recompensa del precepto en este mundo y desconozco como será de grande su recompensa en el mundo futuro.

(Talmud de Babilonia, Menahoth 44a)

El punto de vista de las Tosafot

;s) ,cas c"ps thvvu ohrurd ohrd uagba tkt vnka hnhc tku sus hnhc kkv vhv juyc d"f ,uagk n"g hbrhhd rntu kkvs vhnek t,ts tuvv (/tk vhnek th,ts (/sn ,ujbn) ,kf,vs thvv ifu ohna oak ,uagk upuxs :shnk, u,utk tabta n"g hbrhhd hcrs

19 En lo que se refiere a la historia del segundo capítulo de Shabat (cf 31a) de aquel que fue a Hillel y le dijo. "Convierteme para que sea Gran Sacerdote" - Hillel estaba seguro que la finalidad era por amor del cielo. Y de la misma forma en la sección Tejélet (Cf. Menajot 44a) de aquella que fue a Rabbi y le dijo. "Conviérteme para que pueda casarme con este estudiante."

(Tosafot del Talmud de Babilonia, Yebamot 24b)

Rabí Yosef Caro (1488-1575)

20 Cuando un no-judío viene para convertirse, investíguese si se acerca a la religión judía por dinero o por una cuestión de posición o a causa de la aprehensión. Si se trata de un hombre, investigad si ha puesto sus ojos sobre una mujer judía. Si trata de un mujer, investigad si ha puesto sus ojos sobre un hombre judío de Israel. En el caso de no encontrárseles ninguno de los motivos anteriores, informadles del peso del yugo de la Torá y cuales pueden ser los problemas con los que se encuentre un no-judío, para que abandone. Si acepta esto y no lo deja y si veis que vuelve por amor al judaísmo, aceptadlos. Y si no le investigáis o si no es informado acerca de las recompensas de los preceptos y de sus castigos [por no seguirlos], y lo circuncidáis y lo sumergís delante de tres hombres, él es un converso; incluso si os llega a vuestro conocimiento que se convierte por un motivo ulterior [lit. una cosa] es converso, ya que la circuncisión y la inmersión marcan el inicio del abandono del paganismo, pero está bajo sospecha hasta que su justicia quede clara. Pero una vez que su conversión ha sido aceptada, incluso en el caso de que vuelva a adorar a las estrellas, será un judío apóstata cuyo esponsorios serán válidos.

(Shulján arúj, Yoré Deá, Leyes de la conversión, 268,12)

Rabí David Hoffman (1843-1921)

21 Está claro en el Shulján arúj, Yoré Deá, 268.12 que no aceptamos ningún prosélito que quiera convertirse porque desee a una mujer judía. De la misma forma, Tosafot a Yebamot 24b también pone objeciones contra este punto de vista (el cual, evidentemente, es más antiguo que el Shulján Arúj). La objeción se basa en el hecho mencionado en el Talmud, Shabbat 31a, en el que un gentil fue a Hillel para convertirse, y dijo: "Quiero ser Gran Sacerdote" (desde ese momento la conversión no era solamente por motivos espirituales). De todas formas, Hillel le convirtió. También leemos en Yebamot 44a que una mujer fue a R. Hiyya y le dijo que deseaba convertirse para casarse con un joven estudiante (Otra vez aquí el motivo no era puramente espiritual, pero R. Hiyya la convirtió). Las Tosafot argumentan su propia objeción diciendo que ellos, R. Hillel y R. Hiyya, y que estos candidatos, en lo más profundo, eran sinceros en sus motivos. De la misma forma, Josef Caro, BetYosef, citado por Shakh (Shabbetai Cohen), al final de la sección 23, dice que de esta afirmación (de las Tosafot que Hillel y Hiyya intuyeron una intención noble potencial en estos candidatos), podemos deducir el principio que el hecho de que(sean o no sean convertidos) depende de la sentencia del tribunal.

Así, cuando está claro a los ojos del tribunal que el candidato tiene una motivación espiritual (lit. se convierte por amor al cielo), entonces, aunque tenga en su mente casarse con un judío, está permitido acceptarlo como prosélito.

Ahora consideremos este caso ante nosotros, que ha esposado una mujer judía y ella ya se ha entregado a él, y ha quedado preñada de él. Entonces está claro el deseo que tenía ella de casarse con él, aunque él no se haya convertido. En este caso existe justificación desde nuestro punto de vista de que él se convierte por un motivo espiritual (ya que la chica se hubiera casado en cualquier caso, tanto si él se convierte como si no lo hace.)

Más aún, si no le aceptamos, ella lo esposaría en pecado, ya que (véase la responsa de Moses Schick "Eben ha-Ezer" 37) está prohibido en la Torá que una persona judía se case con un gentil. Por lo tanto, es mejor acceptarlo como prosélito a que ella se case en pecado. En este caso se podría objetar que nunca podemos decir a una persona: "Peca para que alguien obtenga un gran mérito." (Cf Tosefta, Hal 1,9). La objeción sería: ¿Cómo podemos decir al tribunal que cometa un pecado aceptado a un prosélito que no se convierte por un propósito sincero, para librar a esta mujer de un gran mal a causa del cual viviría toda su vida en pecado?¿Acaso no cometió ella misma el pecado primero?

Contra esta objeción podemos responder, primero de todo, que aunque empezó con un pecado al entregarse a un no judío, finalmente, se llega a una situación en la que necesita ayuda, ya que ahora está preñada y no puede enmendar la falta sino a través del casamiento (según la ley judía) y teme que ningún otro hombre la accepte para casarse y deba permanecer toda su vida abandonada... Más aún, si ella continúa casada con este hombre (que sigue siendo gentil), entonces sus hijos, que por la ley judía son judíos (ya que en un matromonio mixto, los hijos siguen el status de la madre) seguirán a su padre en una vida gentil y se convertirán, de esta forma, en pecadores. ¿Y qué pecado cometieron esos inocentes (que justifique mantenerlos alejados del judaísmo)? En este caso, es mejor que el tribunal cometa un pecado menor al aceptarlo como prosélito, para acercarlo a una vida judía para que esa pareja tenga unos estimados hijos judíos. Pero, en cualquier caso, el tribunal deberá advertir al gentil que sea muy cuidadoso en el seguimiento de la Ley judía, especialmente en lo que se refiere a guardar el Shabat y los alimentos prohibidos. Sería muy conveniente obtener de él un compromiso formal.

(Melamed le-Hoil, Yoré Deá, nº 83. En A Treasury of Responsa, Philadelphia, 1963, pp 297- 298)

¿Un converso debe acceptar todos los preceptos? R. Ben Zion Meir Uziel (1880-1953)

22 ... de aquí, se deduce que no requerimos de él (el converso) un seguimiento de todos los preceptos ni tampoco es necesario para el Bet Din saber ni los cumplirá. De otro modo, el converso podría no ser aceptado en el seno de Israel, ya que ¿quién podría garantizar que este gentil seguirá todos los preceptos de la Torá? Más bien, la razón por la que se le informa de algunos preceptos es para que pueda abandonar, para que no le sea posible decir después: "Si lo hubiera sabido no me hubiera convertido" y esto ab inititio, pero a posteriori, si no fue informado de los preceptos, la conversión no es válida. Por todo lo anteriormente dicho entendemos que ab inititio, la condición de seguir los preceptos no impide la conversión.... De todo esto se desprende que está permitido y es una mitsvá aceptar a los conversos incluso si sabemos que no guardarán todos los preceptos ya que al final acabarán por observarlos, y nos ha sido ordenado abrirles las puertas; y si no observan las mitsvot, serán culpables de su propio pecado, pero nosotros inocentes.

(Piskei Uziel, Leyes de conversión, sección 65)

R. Moshe Feinstein (1895-1986)

23 Sobre la cuestión de si un converso que no ha tomado sobre sí los preceptos puede ser considerado un "converso", es claro y obvio que a posteriori no es un "converso". La no aceptación de los preceptos por parte de un converso impide la conversión...E incluso si "dice de su boca" que acepta los preceptos, en el caso de que seamos testigos que ciertamente no las acepta, su conversión no es válida.

(Iggerot Moshe, Yoré Deá, parte 1, Sección 157)

La Ley del Retorno y el Estado Judío

El caso del padre Daniel

En 1958, un monje carmelita llamado hermano Daniel, que nació judío en Polonia en 1922 y que fue convertido mientras se escondía en un convento durante el periodo de la Shoá, entró en Israel y solicitó la ciudadanía amparándose en la Ley del Retorno. Su solicitud fue denegada y la Corte Suprema confirmó la denegación.

24 La dificultad es, por tanto, que el término judío no se emplea en el mismo sentido en estas dos leyes. En la jurisdicción de la ley del tribunal rabínico (casamientos y divorcios), aparece una connotación religiosa de acuerdo a su preciso significado en la ley judía, mientras que en la Ley del Retorno el término tiene un sentido secular, tal como es comprendido en el habla común -y subrayo esto- por un judío simple ... La respuesta a esta cuestión es, en mi opinión, simple y clara - un judío que se ha convertido al cristianismo no es considerado como judío.

... Sea religioso, no-religioso o anti-religioso, el judío que vive en Israel está ligado, voluntaria o involuntariamente, a través de un cordón umbilical al judaísmo histórico del que provienen su cultura e idioma, cuyas festividades son las suyas propias, y cuyos grandes pensadores y héroes espirituales -sin excluir a los que fueron mártires en 1096 y a aquellos que murieron a causa de la persecución en España- nutren su orgullo nacional. ¿Puede un judío que se ha convertido al cristianismo encontrar su sitio en todo esto?¿Qué puede significar para él todo este sentimiento nacional?

(De la opinión del magistrado Silberg, Oswald Rufeisen vs Minister of the Interior (H.C 72/62), Selected Judgements of the Supreme Court of Israel, Special Volume, Ed. Asher Landau, Jerusalem. Ministry of Justice, 1971, pp 10-11)

25 Los tiempos cambian y se ha cerrado un círculo completo. He aquí que ha venido un hombre que ve a Israel como su madre patria y reclama encontrar su realización en sus fronteras, pero es de religión cristiana. ¿Podemos cerrarle las puertas? ¿El péndulo de la historia nos demanda que apliquemos medida por medida?¿Puede el estado de Israel, que se basa en la libertad, la justicia y la paz, como fue visto por los profetas de Israel, actuar contra sus habitantes y aquellos que vuelven como lo hicieron los perversos gobernantes de algunos reinos católicos en el pasado? ... Si se deseaba limitar la aplicación de la Ley sólo a judíos no practicantes pero de religión judía o solo a aquellos que creen en el Dios de Israel, o se intentabacualquier otra cualificación religiosa similar, la legislación podría y debería haberse expresado en un lenguaje más claro. Ya que no se hizo así, debe interpretarse y aplicarse en su forma literal, sin atribuir al término judío ningún significado ni cualificación religiosa.

(De la opinión de disentimiento del magistrado Cohen, pp 15-16)

El caso Shalit

En 1970, Benjamin Shalit, un judío israelí casado con una mujer no-judía británica, reclamó que sus hijos fueran identificados en sus tarjetas de identidad como de nacionalidad judía y no sin religión. El ministerio del interior denegó la reclamación y la Corte Suprema anuló la denegación, argumentado que la prueba a propósito del registro de nacionalidad no debía ser la religiosa.

26 El problema en toda su magnitud y gravedad es en suma el concepto judío: ¿Puede una persona pertenecer a la religión judía y al mismo tiempo ser ajena a la religión judía? Esta es la principal pregunta para nosotros y debe darse una respuesta plena. La cuestión es, en resumen, si existen otras pruebas aparte de la halájika para determinar la identidad nacional de un judío.

... En este punto debemos centrar nuestra atención en el hecho conocido por muchos de nosotros de que en Norteamérica un no-judío no puede ser judío excepto si pasa por un proceso de conversión... lo que es significativo es que las comunidades reformistas saben que uno no puede unirse al pueblo de Israel sin aceptar la religión de Israel...

(De la opinión de disentimiento del magistrado Silberg, Benjamin Shalit y otros vs Ministry of the Interior and Another (H.C. 58/68, 1970), Selected Judgements of the Supreme Court of Israel, Special Volume, Ed. Asher Landau, Jerusalem. Ministry of Justice, 1971, pp49, 57-58)

27 Como se desprende de la misma definición de nación judía, el término judío está en consonancia con las nociones modernas tanto del concepto nacional como del religioso, siendo los dos indivisibles. La pertenencia al pueblo judío no puede ir separada de la pertenencia a la religión judía.

(De la opinión de disentimiento del magistrado Witkon, p 115)

28 Las conclusiones que se desprenden de todo lo anteriormente dicho en el juicio pueden ser resumidas de la siguiente forma: 1-. La respuesta a la pregunta que se nos formula - si una persona puede ser registrada como judía en el apartado de nacionalidad del registro de población, cuando ha nacido de padre judío y madre no-judía, depende de la elección entre la aproximación histórica descrita anteriormente que exige que el presente caso no se aparte de la legislación halájika, según la cual él no sería judío, y la aproximación moderna que dice que, por el limitado propósito estadístico detrás del registro, el hecho combinado de una persona descendiente de una parte no-judía y el Estado de Israel, en el que ha nacido o se ha instalado, siendo el centro de su vida, es suficiente para dar una respuesta afirmativa a esta pregunta. 2-. La elección entre las dos aproximaciones depende de la actitud hacia la religión y en referencia a esta cuestión profundiza las diferencias de aproximación que existen en la comunidad judía de Israel. 3-. Se sigue que nos encontramos aquí en un terreno en el que ideológicamente la conciencia nacional no ha sido consolidada y este criterio no puede, pues, asistirnos en la solución del problema de registro.

(De la opinión de disentimiento del Magistrado jefe Agranat, p 169)

29 De acuerdo a esta teoría halájika, el jefe de los terroristas del Jerusalén Este, nacido de mujer judía y padre musulmán, que se ha empeñado en destruir y aniquilar el Estado de Israel, debería ser considerado hijo del pacto y miembro del pueblo judío, mientras que el hijo y la hija de un general judío que ha luchado en las guerras de Israel son considerados como carentes de la nacionalidad judía. Es estremecedor que tal cosa pueda suceder en Israel.

... En la masa de inmigrantes de nuestro tiempo, el problema de los matrimonios mixtos, como sabemos, no ha sido fácil, ya que en la mayoría de los casos es la mujer la que no es judía. ¿Debemos impedir que tales familias vengan a nosotros o quizá se debe declarar extranjeros a aquellos que ya han venido, ya que la ley judía, y por extensión, la ley del estado, no los reconoce como miembros del pueblo judío? Estoy lleno de temor por lo que sucederá cuando llegue el feliz momento y las puertas se abran para masas de judíos rusos que dejarán ese país para unirse a su pueblo, y muchos se encuentren con este difícil dilema a causa de sus esposas no judías. De la misma forma ¿qué les sucederá a los matrimonios mixtos que forman una parte considerable del judaísmo estadounidense, cuando se devenga su marcha hacia Israel? ¿Se debe declararlos extranjeros y separarlos de nuestro pueblo?

(De la opinión del magistrado Berinson, pp 187-188)

El caso Shoshanna Miller

En 1985, una conversa reformista de los Estados Unidos emigró a Israel y le fue denegado el registro como judía. A través del Israel Religious Action Center, hizo una petición a la Corte suprema y se enfrentó a un juicio público. El Ministerio del Interior reconoció su obligación de inscribirla como judía pero intentó añadir una nota indicando que era conversa. La Corte Suprema dictaminó contra este tipo de anotaciones, tachándolas de ilegales y ordenando que cualquiera que llegara a Israel con un certificado de conversión válido debía ser inscrito como judío. La decisión, escrita por el magistrado jefe, indicaba que el Ministerio de Población no está autorizado a añadir calificativos a la inscripción religiosa o nacional de un converso ... El magistrado Menajem Elon coincidió en ello y también aportó evidencias de la tradición judía.

30 Mi colega, el Magistrado jefe Shamgar, ha bien argumentado en su decisión que un funcionario del registro no está autorizado, deacuerdo a la Ley del Registro de la Población, a añadir entre paréntesis Converso después de la inscripción judío. Como ya he dicho, mi opinión coincide con la suya y no quiero romper esta línea excepto para añadir y decir que en mi opinión esta añadidura, que aparece como descripción de cada conversión después del término judío, tampoco tiene función ni significado de acuerdo a la ley judía... Otro factor son los especiales sentimientos de una persona, que abandona su mundo social y espiritual y toma sobre sí mismo los preceptos y el modo de vida . "No oprimas al extranjero porqué conoces el alma del extranjero" (Ex 23,9).

(De la opinión coincidente del Magistrado Elon, Shoshanna (Susan) Miller vs. the Minister of the Interior and the population Resgistrar, (H.C. 230/86, Piskei Din, Vol. 40(4), 1986, pp 447-449)

La reafirmación de la decisión de Shoshanna Miller Después de perder el caso de Shoshanna Miller, el Ministerio del Interior continuó rehusando registrar a otros conversos reformistas y conservadores como judíos, y se vió la necesidad de un litigio adicional. En un grupo de casos, algunos iniciados por el IRAC -que incluía contrapeticiones hechas por Shas y el Partido Nacional Religioso pidiendo que la Corte declarara las conversiones reformistas nulas y sin valor- la Corte Suprema ratificó en términos inequívocos y obligatorios el derecho de los conversos reformistas y conservadores a ser inscritos como judíos en el Registro de Población.

31 ...Un documento que da fe de la conversión por cualquier comunidad Judía reconocida es suficiente para pedir el registro de la persona (el inmigrante) como judío. En este caso, no es relevante si la comunidad es Ortodoxa, Conservadora o Reformista.

(De la decición mayoritaria del magistrado jefe shamgar en Verelia et al. vs. Shas et al., Piskei Din, Vol. 43 (2), 1989, p 731.)

Pensamiento final

32 ...Me siento muy halagado de recibir una carta diciendo que soy "un importante miembro de la comunidad judía." La Sra. Moynihan y yo hemos disfrutado de la revista Moment a través de los años, pero no estoy seguro de que el simple de leerla represente una conversión aceptable bajo ninguna definición de "quién es judío."

Con mis mejores deseos Senador Daniel Patrick Moynihan (D-NY)

(Carta al editor, Revista Moment, Diciembre 1993, pg 10)

Materiales adicionales

Biblia

Génesis 15

En to

Entonces el Eterno dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocient

Y el Etern dijo a Moisés y Aharón: Esta e

Y el Eterno dijo a Moisés y Aharón: Esta es la ordenanza de la pascua; ningún extraño comerá de ella. Mas todo siervo humano comprado por dinero comerá de ella, después que lo hubieres circuncidado. El extranjero y el jornalero no comerán de ella.

Toda la congregación de Israel lo hará. Mas si algún extranjero morare contigo, y quisiere celebrar la pascua para el Eterno, séale circuncidado todo varón, y entonces la celebrará, y será como uno de vuestra nación; pero ningún incircuncisocomerá de ella. La misma ley será para el natural, y para el extranjero que habitare entre vosotros.

Levítico 24,22I>P>

U

Un mismo estatuto tendréis para el extranjero, como para el natural; porque yo soy el Eterno, vuestro Dios.

Deuteronomi1/P>

Ningun a

Ninguna cosa mortecina comeréis; al extranjero que está en tus poblaciones la darás, y él podrá comerla; o véndela a un extranjero, porque tú eres pueblo santo al Eterno, tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.

Talmud

¿Cómo debe se debe enseñar a un converso?

whtna hbpk tca sjt hrfbc vagn :ibcr ub, vru,u c,fca vru, woh,a :uk rnt ?ofk ah ,uru, vnf :uk rnt hbht - vp kgcau wlbhntn hbt - c,fca :uk rnt /vp kgca uthmuvu uc rgd /c,fca vru, hbsnk,a ,bn kg hbrhhd /lbhntn rjnk ws"d c"t :vhk rnt tne tnuh wvhrhhd - kkv hbpk tc /vphzbc utk :uk rnt ?hfv hk ,rnt tk kun,t tvu :vhk rnt /vhk lhpt !hkg lunx hnb vp kgs ?,fnx te hshs hkg

B Nuestros rabinos enseñaron: Un cierto pagano fue una vez a Shammay y le preguntó "¿Cuántas Torot tenéis?" "Dos" -respondió- "la Torá escrita y la Torá oral." "Te creo en lo que se refiere a la Escrita, pero no en lo que se refiere a la Oral. Hazme prosélito a condición de enseñarme solo la Torá escrita." Pero lo echó y le reprendió con ira. Cuando fue a Hillel, aceptó hacerlo prosélito. El primer día le enseñó Alef, bet, guimel, dalet; Al día siguiente se lo enseñó a la inversa. "Pero ayer no me explicaste esto así." protestó el prosélito. "¿Acaso no deberías darme un voto de confianza en esto? Entonces también deberías darmelo en lo que respecta a la Ley Oral."

(Talmud de Babilonia, Shabbat 31a)

hbpn tkt whns skuba iyef rhhd,ba rd :rnut hxuh hcr Éktrahf ,umn heusesc ihthec ihta hpk ?ihbugn vn

C R. José dijo: Uno que se ha convertido en prosélito es como un recién nacido. ¿Por qué están oprimidos los prosélitos? Porqué no tienen un buen conocimiento de los preceptos de los israelitas.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 48b)

¿Qué es lo que constituye una conversión válida?

D R. Hiyya b. Abba fue una vez a Gabla, donde había visto a unas mujeres que concibieron de unos prosélitos que habían sido circuncidados pero no habían cumplido con el baño ritual.

Desde el punto de vista de R. Johanan esos niños eran bastardos, ya que R. Hiyya ben Abba afirmó, en nombre de R. Johanan: Un hombre no puede ser un prosélito propiamente dicho excepto si ha sido circuncidado y ha llevado a cabo el baño ritual, en el caso en que no haya cumplido con ello, será considerado como un idólatra; y R. Rabbah ben Bar Hana afirmó en nombre de R. Johanan que si un idólatra o un esclavo cohabitan con una hija de un israelita, los niños que nazcan de tal unión serán bastardos.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 46a)

E Todos estaban deacuerdo que un baño ritual sin circuncisión es efectivo; y diferían solo en el caso de la circuncisión sin ablución.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 46b)

F Rabbah afirmó: Sucedió una vez en la corte de R. Hiyya ben Rabbi (y R. José enseñó: Rabí Oshia ben Rabbi y Rabí Safra enseñaron R. Oshaia ben Hiyya) que fue a él un prosélito que había sido circunciso pero no había hecho todavía el baño ritual. Rabbí le dijo: "Espera aquí hasta mañana que ya habremos arreglado tu ablución." De este incidente podemos deducir tres reglas: Se infiere que la iniciación de un prosélito requiere la presencia de tres hombres, que un hombre no se convierte en un prosélito propiamente dicho hasta que no ha sido circuncidado y no haya cumplido con la ablución prescrita; y podemos inferir que la ablución de un prosélito no puede tener lugar durante la noche.

También debemos decir que de este incidente podemos deducir que se necesitan tres entendidos. En ningún caso su presencia puede ser fruto de una coincidencia.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 46b)

G Nuestros rabinos enseñaron: Como ha sido asumido que si un hombre viene y dice "Soy un prosélito", debe ser aceptado, ya que ha sido afirmado de forma específica en las Escrituras contigo, cuando te es bien conocido. ¿Puede deducirse de aquí que si viene y tiene su testimonio consigo, debe aceptarse su palabra? Se afirmó de forma específica en las Escrituras Y cuando un prosélito habite contigo en la tierra. Sólo de aquí sé (que la Ley) es aplicable en la Tierra de Israel, ¿acaso lo es también fuera de la Tierra (de Israel)? Se ha dicho específicamente en las Escrituras contigo, esto es, "siempre y cuando esté contigo." Entonces, ¿dónde se especifica la Tierra de Israel? Solo en la Tierra de Israel debe darse la prueba; fuera de la Tierra de Israel la prueba no es necesaria; Estas fueron las palabras de R. Judá. Pero nuestros sabios dijeron: La prueba es necesaria tanto en la Tierra de Israel como fuera de ella.

(Talmud de Babilonia, Yebamot 46b-47a)

Códigos

Rabí Moisés Maimónides, Rambam (1135-1204)

H Sería inimaginable que Sansón, el héroe de Israel, o Salomón, rey de Israel llamado "el amado de Dios", se casaran con mujeres extranjeras mientras éstas fueran aún paganas. De aquí, la esencia del problema es la siguiente: el procedimiento propiamente dicho, cuando una mujer o un hombre vienen con la intención de convertirse en prosélitos, es examinarlos. Podría darse el caso que quisiera abrazar la nueva fe para ganar dinero, o sentirse cualificados en una posición de autoridad, o solo por temor. En el caso de un hombre, quizá ha puesto su mirada sobre una mujer israelita. En el caso de una mujer, podría ser que hubiera puesto su mirada sobre un joven de Israel. Si no se encuentra un motivo ulterior, debe informárseles de la pesadez del yugo de la Torá y cómo puede ser de difícil para los gentiles el observar sus preceptos, para inducirlos a abandonar. Si aceptan el yugo para siempre y rehusan abandonar, y es evidente que han abandonado el paganismo por amor a la Torá, entonces deben ser aceptados como se dice Y cuando vió que estaba tan resuelta de ir con ella, no habló más (Rt 1,18).

(Mishné Torá, Libro de la santidad, Leyes de la uniones sexuales prohibidas, 13,14; Ed Yale Judaica Press, New Heaven, 1965, pp. 89-90)

Todo el material que aquí se ha traducido fue recogido por The Israel Religious Action Center for Human Equality, Social Justice and Religious Tolerance.

Trad. J. Gendra.

Bibliografía

Tomado de Jinuj



Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Autor Fecha del mensaje

***** jgendra 15/4/2004 1:58 PM
Como introduccion a la problematica no esta mal.

***** edy39616 23/4/2006 8:59 PM
Discrepo parcialmente con la traduccin del trmino hebreo ger, que a mi entender debera ser traducido como residente o habitante. Por supuesto que como se distingue del israelita en los tiempos bblicos, cabe bien la idea de extranjero. El uso actual del trmino aplica a no israelitas que se han convertido al Judasmo y por lo mismo se le da el sentido religioso de converso o proslito. No s desde cuando este significado tiene vigencia, pero es un hecho histrico que desde el tiempo de los Macabeos
la permanencia en el territorio de Israel de un no-judo, como los edomitas, dependa de que se convirtiera so pena de tener que abandonar lo que haba sido siempre su hogar, segn documenta Flavio Josefo.

Ver todos los comentarios hechos por otros usuarios. (2 comentarios)
Terrible *****
(5.0000)
Excelente

En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí