Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Januc Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Januc

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-08-13 12:08:12
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 3399

Janucá

Janucá empieza el 25 del mes hebreo de Kislev y dura 8 días. En esta fiesta se conmemora la victoria de Judá, el Macabeo, y sus seguidores sobre las fuerzas del tirano sirio Antíoco Epifanes, y la rededicación del Templo de Jerusalén que los sirios habían profanado. En Janucá celebramos algo más que una simple victoria militar sobre un poder exterior que intentó aniquilar el judaísmo. La amenaza para el judaísmo era tanto interna como externa. La asimilación a la cultura helenística era tan grande que ciertos elementos en la sociedad judía intentaron asimilarse completamente, ser acceptados como ciudadanos griegos y participar en la cultura griega a expensas de su propia cultura judía. La resistencia de los Macabeos y sus aliados a los intentos forzados de asimilación preservaron el judaísmo. La historia de Janucá es la eterna lucha del pueblo por seguir siendo judíos en un mundo no-judío.

Para celebrar su victoria y la rededicación del Templo, los Macabeos proclamaron una fiesta de ocho días que debía ser observado cada año.1 De acuerdo a la leyenda talmúdica, cuando los Asmoneos conquistaron el Templo y lo santificaron, sólo les fue posible encontrar una sola jarra de aceite que aún tuviera el precinto del Gran Sacerdote, que contenía la cantidad de aciete suficiente para mantener encendida la menorá durante un sólo día. Pero, como nos cuenta la historia, ocurrió un milagro, y el aceite que había en esa jarrita ardió durante ocho días.2

La novena noche, con la menorá completamente encendida, se ha convertido en un símbolo tanto de nuestra resistencia física, como nuestra resistencia espiritual a la tiranía y a la asimilación.3 La tradición judía ha preservado este doble aspecto de la resistencia. El heroico triunfo macabeo está sopesado por las palabras del profeta Zacarías: No por mi fuerza, ni por mi poder, sino por mi Espíritu -dice el Señor- (4,6).4

I. La mitsvá de observar Janucá.

Es una mitsvá observar Janucá durante los ocho días que dura la fiesta. Los rabinos enseñaron: Empezando con el 25 de Kislev, durante los ocho días siguientes no se hará ni duelo ni ayuno. 5

II. La mistvá de encender las velas de Janucá.

Es una mistvá encender la velas de Janucá en casa, acmpañado de la bendición correspondiente. 6

      Barúj atá, Adonay, eloéinu, mélej a olám, ashér kidshánu be mitsvotáv ve tsivánu lehadlík ner shel Januká.

    Bendito eres Tú, Dios nuestro, Rey del Universo, que nos santificaste con tus preceptos y nos ordenaste encender la vela de Janucá.

      Barúj atá, Adonay, eloéinu, mélej a olám, she asá nisím le avotéinu ba yamím a em, bizmán azé.

    Bendito eres Tú, Dios nuestro, Rey del universo, quien hizo milagros para nuestros padres en aquellos días, en esta época.

Solo en la primera noche:

      Barúj atá Adonay, Eloeínu, mélej a olám she ejeyánu ve kiyemánu ve iguiánu lazmán a zé.

    Bendito eres Tú, Dios nuestro, Rey del Universo, que nos has dado la vida, que nos has mantenido y nos has hecho llegar hasta esta época.

Se enciende una vela por cada noche. La vela de la primera noche se coloca en el extremo derecho de la janukiya (o menorá de ocho brazos). En las sucesivas noches, se van colocando las velas adicionales siempre a la izquierda de la que se colocó la noche anterior. El encedido se hace de derecha a izquierda, de tal forma que la nueva vela es la primera en ser prendida. No puede obtenerse ningún uso práctico de la luz producida, ni siquiera para la iluminación de la habitación. También, de acuerdo a la tradición judía, existe una vela especial llamada shamash que se utiliza para encender las otras velas.7

En la noche del Viernes, las velas de Janucá se encienden antes que las de Shabat. Pero en la noche de Shabat primero se hace la Havdalá y luego se prenden las velas de Janucá.8 El encendido de las velas de Janucá en la sinagoga no substituye el hecho de hacerlo en casa.

III. Colocación de la janukiya.

Es una antigua costumbre colocar la janukiya en un lugar donde las luces sean visibles desde el exterior.9 La proclamación pública del milagro de Janucá es parte de la observancia de la fiesta. La colocación de la janukiya es una demostración del orgullo de ser judío y de la propia identidad.

IV. Comidas especiales

Es una costumbre comer diariamente, durante Janucá, alimentos cocinados en aceite.10 Entre los judíos askenazim, uno de los platos más usuales son los Latkes de patata. Mientras que otros han optado por platos de cocina oriental como los sufganiot. El hecho de servir estos platos especiales añade un aspecto más festivo a la conmemoración.

V. Dreidel

La fiesta de Janucá siempre ha estado relacionada con los juegos. El juego más popular es el Dreidel (o Sevivón).11 Se trata de un trompo de cuatro caras con las letras nun, guimel, he y shin inscritas en cada una en cada uno de las caras. Estas letras se han identificdo popularmente con la frase Nes Gadol Hayá Sham Un gran milagro ocurrió ahí. 12

VI. Los regalos de Janucá

Mucha gente intercambia regalos durante Janucá o da pequeñas cantidades de dinero a los niños. Estas prácticas forman parte del encanto especial para los niños de una época que se ha convertido, en el común de nuestra sociedad, en un momento universal de regalar. Aunque esta práctica puede añadir alegría a la fiesta, no debe darse un gran énfasis al hecho de intercambiar regalos. Cuando damos dinero a los niños, debemos animarlos a que lo utilizen para hacer tsedaká. En cualquier caso, es importante remarcar el mensaje real de Janucá, la lucha del pueblo judío por no perder su identidad en un mundo no-judío.

Notas

    1 1Macabeos 4,59. Los libros de los Macabeos son parte de una colección de libros extra- canónicos o apócrifos. Sólo se pueden encontrar en las biblias católicas, nunca en una Biblia hebrea.

    2 Talmud bablí, Shabat 21b.

    3 Ibid. Parte de la celebración de Janucá es disponer la Menorá de tal forma que pueda ser vista desde el exterior de la casa (véase A.3).

    4 Zacarías 4,1-7 es la Haftará para el primer Shabat de Janucá.

    5 Talmud bablí, Shabat 21b. La shivá no se suspende durante los ocho días que dura la fiesta, pero la tradición sugiere que la eulogía formal sea omitida en los funerales.

    6 Aunque Janucá no es una fiesta bíblica, los rabinos ordenaron que se pronunciaran las bendiciones al encender las velas y se utilizara la misma fórmula que se utiliza para las mitsvot bíblicas: Bendito eres Tú, Dios nuestro, Rey del Universo, que nos santificaste con tus preceptos y nos ordenaste... (Talmud bablí 46a).

    7 En Soferim 20,6 se establece que sólo nos está permitido contemplar las velas, pero no obtener ningún uso práctico de ellas, ya que son un símbolo de acción de gracias por el milagro de la liberación que se celebra en Janucá.

    8 Debido a la prohibición de encender fuego durante el Shabbat, las velas de Janucá se encienden antes que las velas de sabáticas. Por la misma razón, las velas de Janucá se encienden después de la Havdalá de Shabat.

    9 Talmud bablí, Shabat 24a.

    10 La costumbre de comer platos lácteos durante esta fiesta está asociada a la historia de Judit, quien mató al líder asirio Holofernes, cuando éste cercó la ciudad de Betula, cerca de Jerusalén. Se cuenta que Judit preparó vino y un plato de queso, y lo llevó a la tienda de Holofernes. Cuando el general cayó en el sopor del vino, Judit lo mató. Esta historia fue añadida a la fama de la valentía de los Hasmoneos. Los platos cocinados en aceite están asociados a la historia del milagro del aceite, que de acuerdo a la leyenda talmúdica, ardió durante ocho días (veáse Ramá en Oraj Jayím 670.2)

    11 La leyenda cuenta que durante el tiempo de la persecución griega y romana, cuando el estudio de la Torá estaba prohibido por el gobierno, los estudiantes usaban el juego del Dreidel como subterfugio para continuar su estudio.

    12 En Israel, la letra Pe substituye a la letra shin, deacuerdo a la frase Nes Gadól Hayá Po Un gran milagró ocurrió aquí (Esto es, en Jerusalén)

Bibliografía

Tomado de Jinuj



Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí