Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Guia para dolientes - Lectura de salmos Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Guia para dolientes - Lectura de salmos

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-08-11 18:37:49
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 7152

Guia para dolientes - Lectura de salmos

Salmo de David

El Señor es mi pastor
y nada me habrá de faltar,
en prado de fresca hierba me acostara,
por las aguas de reposo
me conduce y conforta mi alma,
me guía por senderos de justicia
en gracia de su Nombre.

Aunque por el valle de las sombras de la muerte camine,
ningún mal he de temer
porque tu estás conmigo.

¿Qué es el hombre para que lo recuerdes,
el ser humano para que lo tomes en cuenta?
El hombre de la tierra proviene
y a ella habrá de retornar.
Una vez más el polvo se torna en polvo,
sin embargo el espíritu a Dios
con amor regresa.

El male rajamim

Oración por las almas de familiares.

Por un hombre:

El Male Rajamim, Shojen Bamromim, Hamtzé Menujá Nejoná, Al Kanfei
Hashjiná, Bemaalot Kedoshim Utehorim, Kezohar Harakya Mazirim, Le
Nishmát ........................... Ben .........................
Shehalaj Leolamó, Baavur She Bli neder eten tzdaká Behad azkarat
Nishmato, Began Eden Tehe Menujató lajen Baal Harajamim, Yastirehú
Beseter Knafav Leolamim, Veytzror Bitzror Hajaym Et Nishmató, A-Donay Hu
Najalató, Veyanuaj Beshalóm al Mishkavó, Venomar Amén.



Oh Dios compasivo que moras en lo alto pero estás lleno de compasión,
conserva la Divina presencia entre los santos y los puros, cuya luzresplandece como el esplendor del firmamento, el alma de
................ Hijo de................ Que ha partido hacia Ti en su
morada eterna, a causa de que yo — sin obligarme mediante una promesa —
daré caridad en aras de él. Por este mérito, que repose en el Gan Eden.
Por ello, Dios compasivo, cobíjalo en el refugio de Tus alas por toda la
eternidad, y que su alma permanezca unida en los lazos de la vida.
Hashem es su heredad, y que repose en paz en su lugar de descanso, y
digamos Amén.

Por una mujer:

El Male Rajamim, Shojen Bamromim, Hamtzé Menujá Nejoná, Al Kanfei
Hashjiná, Bemaalot Kedoshim Utehorim, Kezohar Harakya Mazirim, Le
Nishmát ................................ Bat ................. Shehalja
Leolamá, Baavur She Bli neder eten tzdaká Behad azkarat Nishmatá, Began
Eden Tehe Menujatá lajen Baal Harajamim, Yastirehá Beseter Knafav
Leolamim, Veytzror Bitzror Hajaym Et Nishmatá, A-Donay Hu Najalatá,
Vetanuaj Beshalóm al Mishkavá, Venomar Amén.


Oh Dios compasivo que moras en lo alto pero estás lleno de compasión,
conserva la Divina presencia entre los santos y los puros, cuya luz
resplandece como el esplendor del firmamento, el alma de
.................. Hija de .............. Que ha partido hacia Ti en su
morada eterna, a causa de que yo — sin obligarme mediante una promesa —
daré caridad en aras de ella. Por este mérito, que repose en el Gan
Eden. Por ello, Dios compasivo, cobíjala en el refugio de Tus alas por
toda la eternidad, y que su alma permanezca unida en los lazos de la
vida. Hashem es su heredad, y que repose en paz en su lugar de descanso,
y digamos Amén.

Meditación antes del Kadish:

Oh Señor, Dios misericordioso, en cuyas manos está el alma de todo ser viviente y el hálito de toda carne, a Tu cuidado encomendamos las almas de nuestros queridos seres que han desaparecido de este mundo.
Enséñanos a aceptar el juicio de Tu voluntad inescrutable y haznos encontrar consuelo en Ti. Levanta con Tus santas palabras a los oprimidos por el dolor.


En solemne testimonio a la fé inquebrantable que une a las generaciones, se recitará el Kadish para magnificar y santificar Tu nombre.

Todopoderoso y Padre Eterno, en la adversidad y en la alegría, Tu, fuente de nuestra vida, estas siempre con nosotros. Al evocar con afecto la imagen de quienes has llamado a Tí, Te agradecemos por el ejemplo que nos dieron con su vida, por el cariño que nos unía con ellos, por los recuerdos y la inspiración que dejaron.

En homenaje a nuestros queridos seres pasados a la vida eterna, consagraremos los dias terrestres a Tu servicio. Consuela a todos los enlutados, apesar que no comprendamos Tus propósitos, afirma nuestra confianza en Tu sabiduría.

Oh Dios, danos fuerza en el dolor y sostén nuestra fé en Tí al escuchar el Kadish para santificar Tu gran nombre.




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí