Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Guia para dolientes - Antes del entierro Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Guia para dolientes - Antes del entierro

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-08-11 18:36:34
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 2984

Guia para dolientes - Antes del entierro

1. Preparaciones para el entierro

Los familiares y amigos cercanos del fallecido tienen a su cargo los cuidados del cuerpo y su lavado (Tahará), los preparativos para el entierro, conseguir la mortaja mortuoria, el cajón y la documentación legal, así como ocuparse del velatorio y del propio entierro. En estos deberes religiosos sagrados, son secundados por personas que la Comunidad destina para esta sagrada tarea.

2. Aninut - entre la muerte y el entierro

Los momentos previos al entierro, conllevan sentimientos de incertidumbre y desorientación. Son momentos en los cuales los familiares no pueden aún asumir y aceptar la tragedia sucedida, y se encuentran "entre cielo y tierra". Nuestra tradición es sensible a esta situación y libera a la persona de sus obligaciones religiosas (mitzvot hasé), para que pueda expresar plenamente sus sentimientos y preparar lo necesario para el entierro.

La persona que pierde uno de sus parientes cercanos sobre los cuales debe observar el luto se denomina Onén, desde el momento del fallecimiento hasta finalizar el entierro. El onen no debe comer en la habitación que ocupa el fallecido; tampoco debe comer carne, tomar vino, cortarse el pelo, trabajar ni participar en festejos.

3. Sobre quien observa el luto

Los siete parientes por los cuales hombres y mujeres deben guardar las leyes de luto son:

  • Padre ó madre
  • Hijo ó hija
  • Hermano ó hermana (por parte de padre o madre)
  • Esposo ó esposa

El término Avel, "persona de luto" se aplica a personas que perdieron a uno de los familiares mencionados (incluyendo a medios hermanos y hermanas).

4. Velatorio

Es deber acompañar al muerto (Halvaiat hamet ) en el velatorio y la sepultura, en señal de respeto por el fallecido y consuelo para familiares (Guemilut jasadim )

Hasta la sepultura, debe dejarse que los enlutados dejen aflorar su aflicción y dolor, y no se deben ofrecer condolencias.

En el recinto en el que se encuentra el cuerpo se debe encender dos velas que se mantendrán encendidas hasta la salida del ataúd.

Las personas deben leer Salmos dedicados al alma del fallecido, mencionar las virtudes y las buenas obras que realizó, y mantener un ambiente de circunspección y sobriedad. No se debe comer, fumar o mantener conversaciones sin importancia en la habitación en que se encuentra el fallecido.

Exhibir al muerto se considera deshonroso y falto de respeto. Por consiguiente, durante el velatorio el cuerpo permanece cubierto.

En lo concerniente al envío de flores, éste es un procedimiento que no se acostumbra en el judaísmo. Las flores o coronas de flores que por ventura fuesen enviadas para honrar al fallecido (principalmente por personas no judías) deben ser aceptadas, pero no se las debe colocar sobre el cajón ni llevar al cementerio; deben ser colocadas en una sala próxima al lugar del velatorio.

Asistir a un funeral y acompañar los restos mortales hasta el cementerio es una de las mayores mitzvot de nuestra religión.

Acompañar al cortejo fúnebre (Levaiá) y llevar al muerto a su última morada es un deber tan sagrado que incluso permite, en algunos casos, interrumpir el cumplimiento de otros preceptos religiosos.

5. ¿Cuando debe realizarse el entierro?

Es de suma importancia que el entierro sea realizado lo antes posible.
El servicio del velatorio y el entierro deben acontecer lo más rápido posible después del fallecimiento, preferentemente el mismo día. Sin embargo, en caso de necesitar su postergación por motivos especiales debe consultarse primero a un rabino.

La postergación del entierro hasta el día siguiente, sólo es permitido si su objetivo es honrar al fallecido, o aguardar la llegada de parientes cercanos que vienen de países distantes, o por causa de Shabat, de un Iom Tov; o a fin de enterrarlo en la Tierra de Israel.

En caso de fallecimiento en viernes (víspera de Shabat), después de determinado horario, el entierro es pospuesto para el domingo; en caso de Iom Tov, para el segundo día de Iom Tov.

6. Comunicación a los parientes

Se comunica a los hijos el fallecimiento de sus padres inclusive si están en el exterior. Se procede así para que los hijos puedan decir el Kadish.

El aviso debe ser hecho de manera de evitar impresiones fuertes. Se recomienda no avisar a los parientes enfermos, o hacerlo con asesoramiento médico y tomando todas las precauciones que sean del caso.

No en todos los casos es necesario participar inmediatamente a los hijos o familiares de un fallecimiento, por cualquier consulta sobre el tema, sirvase dirigirse al Rabinato.




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí