Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-07-29 14:25:56
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 1893

Salir de Mitzraim  

"Vejol dor vador jaiiav haadam lirhot et atzmo kehilu hu iatzah mimitzraim" -
"En cada generación cada persona debe considerar que ella salió de Mitzraim"
(T.B. Pesajim 116b)


Es habitual interpretar esta frase en su verdad histórica: si nuestros antepasados no hubieran sido redimidos por Dios, entonces (si hubiéramos nacido) nosotros seríamos también esclavos de Mitzraim.
Este es un hecho incuestionable, por lo cual, en la noche del Seder nos representamos en aquella esclavitud terrible: comemos lo que los esclavos comían, sufrimos (en intención) lo que aquellos, gozamos (plenamente) de la Liberación merced a la Mano divina.

Sin embargo, podemos agregar otro concepto a esta frase talmúdica: liberarnos de lo que nos angustia.

Expliquemos brevemente.
En Pesaj celebramos "Ietziat Mitzraim" - "Salida de Mitzraim", que es nuestro "Zeman Jerutenu" - "Tiempo de nuestra liberación".
La palabra Mitzraim, geográficamente es un país, Egipto.
Simbólicamente trasciende un lugar físico, y representa la esclavitud material y moral.
Y, como parte de esa esclavitud, e incluso de la etimología de "Mitzraim", hallamos lo que es "tzar" - estrecho, angosto.

En español se asocia con la palabra "angosto", una enfermedad o un padecimiento bastante conocido: la angustia. Como había dicho Freud, "la angustia no es cosa simple de aprehender" ("Inhibición, síntoma y angustia", AE 125), por lo cual no nos extenderemos en descripciones concienzudas, sino, en lo que es "sentido" por la mayoría, esto es, un afecto de "angustia".
Precisamente, el nombre "angustia", deriva de que el "espíritu" (nefesh) de la persona se angosta, se estrecha.
Su malestar le reduce las perspectivas, le imposibilita ver lo positivo y se aferra a lo que perjudica.
Un miedo solapado, bullente de su interior, es lo que atenaza a la persona, la que le impide avanzar con decisión y gozo por la vida.
Cuando la angustia se transforma en constante, nos encontramos frente a una persona que está enferma, y que su vida ha quedado reducida, angustiada, a padecer e intentar evitar el sufrimiento, pero sin mucho éxito.
Pues, ni siquiera puede gemir, gritar, llorar, hablar de lo que angustia, con libertad, con plena conciencia, pues, parte de la angustia es, exactamente, estrechar los mecanismos para comunicar el problema, y para resolverlo.
Y esto acontece porque la angustia emocional tiene un correlato somático, generalmente ocurre que se estrecha la garganta, de aquí los famosos dichos: "un nudo en la garganta", "con el corazón en la garganta", "le cuesta tragar", etc. También es común que se afecte la respiración, y el corazón.
Por lo tanto, la persona verdaderamente angustiada, padece de displacer profundo, reconoce su malestar, pero está obstaculizada en liberarse de éste, incluso de enfrentarlo con la palabra.

En hebreo, la zona de unión del cuello y el pecho (parte de la garganta) es llamada: tzipor-hanefesh - el pájaro del alma.
Es muy fácil descubrir entonces qué relación "física" tiene Mitzraim con la angustia.
Mitzraim es lo que estrecha la garganta (tal como los collares que se les colocan a los esclavos), lo que provoca la angustia.
Mitzraim es angustia.

Durante 210 años lo hebreos padecieron la esclavitud angustiante.
Las vejaciones no tenían límite.
Y podemos preguntar, ¿por qué macabro designio Dios quiso esperar tantos decenios?
¿Él que es Todopoderoso, no podía liberar a los hebreos antes?
¿No quiso?
¿Qué pasó?

La Torá es muy clara al respecto (para el que sabe leerla):


"Asimismo, Yo he escuchado el gemido de los hijos de Israel, a quienes los egipcios esclavizan, y me he acordado de mi pacto."
(Shemot / Éxodo 6:5)


¿Cuando se "acordó" Dios del pacto con los hebreos?
Obviamente que siempre, pero, se puso en "campaña" para liberarlos, en el momento en que los hijos de Israel al menos pudieron "gemir" por causa del padecimiento, y a pesar del mismo.
Es decir, si los israelitas no hubieran reconocido su angustia, Dios no los hubiera redimido.
210 años debieron sufrir lo "indecible", hasta que al menos un gemido colectivo y no egoísta brotó de sus estrechas gargantas:


"Los hijos de Israel gemían a causa de la esclavitud y clamaron a Elokim, y el clamor de ellos a causa de su esclavitud subió a Elokim."
(Shemot / Éxodo 2:23)


Y, como veremos, eso fue lo único que atinaron a hacer como colectivo, como personas hartas de la esclavitud, pues:


"De esta manera habló Moshé [Moisés] a los hijos de Israel, pero ellos no escucharon a Moshé [Moisés], a causa del decaimiento de ánimo y de la dura esclavitud." 
(Shemot / Éxodo 6:9)


Es una enfermedad terrible la angustia.
Es una dura esclavitud, el estar con el ánimo decaído.
Es mortal la esclavitud, que frente a la perspectiva de la liberación, ninguna fibra se exalta, ningún júbilo se expresa, sino que, todo lo contrario.

En su caso, es por completo comprensible (incluso que "mitzraim" los acompañara luego, durante 40 años de "liberación" en el desierto) este abatimiento total.
Lo entendemos porque la angustia de los hebreos era inmensa, pues vivían bajo el peor régimen esclavista y angustiante de todas las épocas, que como bien lo describe los jajamim, no tenía escapatoria, y sólo merced a los numerosos milagros y maravillas realizados por Dios, pudieron liberarse.
Ellos, con sus propios medios, no hubieran sacado ni siquiera un gramo del pesado yugo de Mitzraim de sus espaldas, de sus gargantas, de sus vidas.
Ellos tuvieron el auxilio de Dios, que cumplía en la oportunidad con lo prometido a los patriarcas (Ber. 15:16), y elevaba (Teh. 145:14) de la desolación al hundido (el conjunto de los Israelitas) en el más execrable cieno.
Y, sin embargo, tan sólo un quinto de todos los hebreos fueron redimidos de Mitzraim, pues, la mayoría "prefirió" el sabor amargo de la esclavitud a la aventura del gozo de la libertad.
Y, sin embargo, los adultos (mayores de 20 años) que salieron del Mitzraim "físico", no lograron reconstruir su vida como personas saludables y libres...

Sin embargo, sobre nosotros recae la responsabilidad de "salir de Mitzraim", de emerger de nuestros propios padecimientos que nos angustian, para ser realmente libres.

¿Cómo lo podemos hacer?

Las respuestas (de los métodos de la terapia "judía"  (accesoria a otras terapias) a la angustia) se encuentran en el Seder de Pesaj...

Si les quedan interrogantes, comentarios o sugerencias, háganlas llegar que son siempre muy bienvenidas.

Bibliografía

Tomado de Masuah

Texto publicado por el Licenciado Yeuda Ribko en la página de internet Darjei Noam.




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí