Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Cinco consejos para combatir el estrs Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Cinco consejos para combatir el estrs

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-07-29 14:19:20
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 4538

Cinco consejos para combatir el estrés

Conferencia del Rabino Isaac A. Sacca
Publicado por Shabuatob

 

Hoy he decidido hablar de un tema que ha surgido a través de las conversaciones que yo mantengo con muchas personas; entre ellos Uds. también, y a raíz de esas conversaciones, de esas charlas, me di cuenta de que hoy en día (puede ser que esto haya ocurrido siempre) la gente, las personas, viven en un estado de tensión, de estrés, de ansiedad, viven llenos de un sentimiento de culpa por ciertos proyectos que han querido concretar. Ambicionan la gente todo tipo de objetivos y de metas, y no pueden satisfacer esa ambición, hay una confusión en la sociedad, hay envidia, hay celos, hay odio. Estos lamentablemente son el reflejo que he tenido, o sea, las partes negativas estoy hablando; lo positivo por supuesto, pero cuando traté de averiguar qué defectos existen en la sociedad, no encontraba que hay guerra en el mundo pero sí envidia. Los hombres no padecen de enfermedades corporales, pero sí tienen este tipo de enfermedades psíquicas o psicológicas, o espirituales (envidia, odio, sentimiento de culpa, resentimiento, conciencia intranquila y todo eso lleva a un estrés, a una ansiedad o una tensión que vivimos y experimentamos constantemente y nos molesta y nos pone mal, y lamentablemente, el ser humano va pasando sus días sobre la tierra, su vida va agotándose lentamente y ni siquiera pudo sentir lo que significa vivir felizmente, vivir con plenitud, con felicidad y con alegría. Existe en cierta medida, en algunos más y en unos menos, en todos los seres humanos.

Por este problema, yo decidí investigar en el judaísmo y averiguar qué respuestas tiene para darnos a nosotros, qué soluciones, qué consejos tiene el judaísmo para darnos a nosotros, para solucionar estos conflictos y estos problemas que nos avaten, nos acongojen, nos quebrantan, qué consejos tiene el judaísmo para cambiar y hacer variar nuestras vidas y poder vivir un poco más felíz, un poco más alegre, más plenamente.

En realidad, encontré mucho en el judaísmo, prácticamente casi todo el judaísmo tiene este objetivo. El objetivo del judaísmo es justamente hacernos vivir mejor, proporcionarnos una mejor calidad de vida. Pero he elegido para esta charla, ciertos consejos arbitrariamente para expresar y charlar con Uds. y para qué tengamos bien en cuenta para ponernos en la práctica durante nuestra vida.

Y he encontrado un relato muy extraño en el Talmud. El relato dice que una vez le pidió ayuda Ben Reví, que era uno de los autores de la Mishná, un gran sabio, había salido a caminar por las calles de Roma, estaba visitando Roma, la capital de Italia (en aquél entonces, Roma no era la capital de Italia sino, Roma era la capital del "mundo"; era como hoy en día es E.E.U.U. o en Nueva York, era el centro del mundo) y...Ben Reví estaba ahí.

En las calles de Roma, se encontró con un personaje muy conocido por nosotros en el judaísmo, Eliahu Ha Naví. Se encontró con Eliahu Ha Naví y se saludaron, y Eliahu Ha Naví le ofreció: ¿Tenés alguna pregunta para hacerme? "Sí", dijo, tengo una pregunta para formularte: quisiera saber, por favor, cuándo llegará el Mashiaj. Esta pregunta está claramente expresada en el Talmud. Eliahu Ha Naví le contestó: el Mashiaj llegará hoy'', "Ha iom innie corot ishmaú".

El ......se asombró. ¿Cómo? Si de repente nosotros hacemos teshuvá y reencaminamos nuestros comportamientos, mejoramos nuestra forma de ser, llega el Mashiaj hoy, ¿Y dónde está el Mashiaj para que llegue hoy, porque el Mashiaj (es un hombre que va a salvar la humanidad, va a guiar a la humanidad, es un ser humano, de carne y hueso, y debe existir, es palpable, se toca, es alguno de nosotros, alguno de los judíos que hoy en día vive en el mundo, alguno de Uds. puede llegar a ser el Mashiaj) Entonces, cualquier iehudí que desciende de David Hamelej, de la tribu de Iehudá, que somos la gran mayoría, de la dinastía de David, puede llegar a ser el Mashiaj. Si hoy hacemos teshuvá va a venir hoy, donde está, y si lo querés encontrar al Mashiaj, se encuentra en las puertas, en los suburbios de Roma. Andá y lo vas a encontrar. Y esa fue la conversación que tuvo Ben Reví con Eliahu Ha Naví; la cual vamos a analizar, cuáles son los mensajes, qué metáfora, que enseñanza nos deja. Andá y lo vas a encontrar en los suburbios de Roma, en los lugares menos elegantes de Roma; ahí está el Mashiaj, en los lugares comunes de la ciudad de Roma. Fue, lo buscó y no lo encontró. Volvió, y le explicó Eliahu Ha Naví, a qué se referís con eso de que el Mashiaj está en los suburbios de Roma.

¿Qué mensaje le dio Eliahu Ha Naví a Ben Reví?

Vamos a ver: los consejos, y en base a los consejos, qué vamos a estudiar, nos vamos a dar cuenta, qué es lo que le quiso decir Eliahu Ha Naví a Ben Reví.

Uds. saben que el Mashiaj, ¿Qué simboliza en el judaísmo? El Mashiaj simboliza en el judaísmo, toda sensación de plenitud, de alegría, de satisfacción. El Mashiaj, cuando llegue el Mashiaj, cuando llegue el día de la era mesiánica, todo va a ser lindo, todo va a ser hermoso, no va ahaber muertes, no va a haber enfermedad, no va a haber pobreza; o sea, que es una vida paradisíaca por excelencia.

Cuando el Talmud se refiere a la era mesiánica, se está refiriendo a una sensación de satisfacción y de plenitud, y de felicidad. Nosotros podemos si queremos, vivir esa era mesiánica hoy también, si tratamos de mejorar nuestra vida, si elevamos nuestra calidad de vida, entonces, podemos llegar a sentir esa sensación de lo que es la era mesiánica. La era mesiánica es toda la paz, la felicidad, la alegría, shalom.

Entonces, justamente, vivimos como lo dijimos, en un mundo donde la gente pasa por problemas, conflictos, constantemente tiene que estar luchando, y entra en el stress y la ansiedad, y la depresión.

Entonces, la Torá, de repente, nos dá consejos y nos enseña a no seguir esa corriente y vivir mejor.

Consejo No. 1: (que yo elegí arbitrariamente hoy para poner en la práctica) No es mucha filosofía lo que quiero decir, sino más que todo quiero dar consejos prácticos que dá la torá, para que cuando salgamos de aquí, hoy, en casa, empecemos a practicarlo. Dice Shlomó Ha melej (uno de los encargados de transmitir estos consejos sabios de la Torá) : "Al teí tzadik arbé", "No seas demasiado perfecto"

¿Qué quiere decir Shlomó Ha melej con esto? En vez de decirnos: tenés que perfeccionarte, que mejorar, anhelá la perfección, no pretendas ser demasiado perfecto, ¿por qué nos dice esto Shlomó Hamelej a nosotros? ¿Qué problema nos puede llegar a traer el anhelar y el ser perfecto? Existe el siguiente mecanismo en el ser humano según la filosofía judía: nosotros estamos compuestos por una neshamá y por un cuerpo. Esa neshamá que tenemos, ese espíritu que tenemos, es un espíritu supremo, divino, celestial, viene del mundo de la perfección: ahí no hay imperfecciones. Ese es el espíritu que tenemos, emana de un lugar donde se desconoce la imperfección, se desconoce lo incompleto. Sin embargo, ese espíritu baja a la tierra y se personifica, o se apega a un cuerpo de carne y hueso y sangre, que es el cuerpo que nosotros tenemos; y el cuerpo pertenece al mundo material, que es un mundo imperfecto e incompleto. D's creó adrede un mundo imperfecto e incompleto, la torá dice: "Asher vaiá Eloheinu maasot": que D's creó al mundo para hacer.

Como D's creó al mundo para hacer, eso no significa que no fue terminado y concluído todo a la hora de D's. Entonces este mundo es imperfecto. Fíjense, salgan, mirémonos todos nuestras caras a nosotros ahora mismo, (o después mejor), y vamos a encontrar que no hay nadie aquí que sea perfecto, todos tenemos algún defecto físico. No hay ninguna persona que carezca de defectos físicos, que viva sin enfermedades, no hay ningún camino que no tenga algún hoyo, no hay ninguna casa que no tenga una gotera, que no tenga un ca=o roto, que una vez no se corte la luz. El mundo en que vivimos es imperfecto; no hay ningún teléfono que funcione constantemente bien, es así, es nuestro mundo, qué vamos a hacer! Todo es imperfecto. En el mundo ya no hay simetría. Uds. se dieron cuenta que no existe la simetría; las estrellas tampoco están ubicadas simétricamente en este mundo; todo está como si fuera más o menos.

En cambio, el mundo espiritual es perfecto, es completo, desconoce estos conceptos de imperfección del mundo material. De repente se engranan y se conjugan el espíritu con la materia, y nosotros vivimos en un dilema: nuestro espíritu, nuestra neshamá ¿qué pretende de nosotros? Los que todavía experimentan esa neshamá. Hay gente que se olvida o que llega a perder la sensación de la neshamá. Hay gente que por ser extremo, se aleja de los valores espirituales, ya no lo siente el espíritu; pero hay gente que todavía sí.

Aquél que todavía siente el espíritu, siente ese estímulo de querer ser perfecto, de querer lograr, de sacarse un diez.

Hoy vino mi hijo y me trajo la prueba, hoy hace un ratito, media hora antes de venir para acá, me trajo papá: "firmáme la prueba! ¿cuánto te sacaste?" Me pone la cara así para abajo y no me contesta. Le dijo "decíme Shelo, ¿cuánto te sacaste? Mostráme la prueba!" "No..."

Y ¿cuánto se sacó? "9.50". Estaba como medio triste, porque si se hubiera sacado un siete, no hubiera pensado en llegar a sacarse un diez, pero como se sacó 9.50, esta a tan poco del diez, que se quedó como



Con las ganas. Pero yo le expliqué, le dije, parte de esta charla se lo dije a él con otras palabras: "no pretendas ser perfecto". Estaba mal porque se sacó 9.50!

Nos tenemos desde chicos en el secundario, me acuerdo mis compañeros, o era 10 o nada, lo otro no tenía valor. Hay una especia de sensación, de estímulo, de deseo de querer sacarse 10, de querer ser el mejor, de querer que me salgan las cosas tal como me las propuse. Y sino, si no me salen así, entonces ahí comienza el stress, la ansiedad, la depresión, la infelicidad, la falta de plenitud.

Pero, ?Es culpa nuestra que nos sacamos un 9.50? ?Es culpa nuestra que no nos salen bien las cosas?

Muchas veces, cuando uno pretende, planifica y prepara todo, hizo todo lo que está en sus manos, igualmente por ser que vivimos en el mundo de la imperfección, me tocó un profesor, porque el mundo es injusto, porque el mundo es imperfecto, entonces no es culpa mía.

Entonces le dice Shlomó Ha melej: "al teí tzadik arvé": no seas demasiado, no pretendas ser, concertar tus anhelos con esa perfección que soñaste, porque no vas a poder, porque vos vivís, está bien, tenés esos anhelos espirituales, pero vivís en un mundo material, adaptáte al mundo en que vivís.

"?Qué va a pasar si no me hacés caso?" Le dice Shlomó Ha melej. Te vas a definir, vas a entrar en el juego de la sociedad del Siglo XX (ya lo dijo Shlomó Ha melej hace muchos siglos atrás) "te vas a estresar, te vas a poner ansioso, vas a sentir un sentimiento de culpa, vas a experimentar ese sentimiento de culpa que te va a molestar".

Ya está, te salió mal? Bastante ya con el sufrimiento de que te salió mal.

Otra historia de mis hijos les cuento: una vez uno le pegó al otro sin querer, le pegó tan fuerte que le sacó sangre, y el otro llorando "uah, uah..." no estaba llorando, pero de repente vió que le salía la sangre y empezó a llorar y llorar"; y el hermano se asustó. Como se asustó el hermano tanto (uno como padre no quiere quitarle al hijo, porque ya bastante susto tiene con el hecho de que se asustó porque lastimó al compa=ero, se lastimó el hermano. Bastante sufrimiento tiene él por haberle pegado a su hermano, y como para que él padre venga también y le pegue al chico, al que atacá, ya bastante sufrió.

Entonces nosotros también, no pretendas ser demasiado perfecto, sino, vas a sufrir, no pretendas ser demasiado completo, tratá... ese es uno de los motivos principales, muchas mujeres se frustran porque piensan que no fueron buenas madres, muchos hijos piensan que no fueron buenos hijos con sus padres...

Así estamos, y ese sentimiento de culpa nos recorre toda la historia, nos acompa=a durante toda nuestra vida y nos hace vivir mal, nos hace sentir mal. Para qué? Hay muchas cosass que están fuera de nuestro alcance, entonces Shlomo les dice: "al teí tzadik arvé", primer consejo: "no seas demasiado perfecto, aceptá la imperfección".....

Consejo No. 2: también basado en un versículo... digo el versículo en hebreo para que lo memoricen después: "soft naasé maashavá tehilá". Shlom'l Ha melej, conocen, es un especialista, un conocedor del hombre.

Uds. díganme por favor, díganme que ocurre cuando una persona, una vez, 2, 3, innumerables veces, le salen mal las cosas. Intentó rendir el examen una vez, dos veces, tres veces, 10 veces y no lo pudo rendir: quiso casarse, salió con una chica 2, 3, 4, 20, 30 y no encuentra todavía su pareja, no encuentra. Cómo se siente esta persona, este hombre o esta mujer después de tantas veces intentar?

Se siente frustrado, fracasado, no sirve para nada, para qué nací! Todo me sale mal!

Ahí sí que se deprime bien bien, se frustra bien, le agarra un lindo stress, una buena ansiedad, queda apagado para toda la vida. Cuando un fracaso es repetitivo, muchas veces se repite el fracaso, llega un momento que ya es insoportable para el ser humano, no se puede soportar tanto sufrimiento y tanto fracaso seguido, consecutivo.

Entonces, dijo Shlomó Ha melej: "tratá de estar bien, vivís en un mundo de la imperfección, "al teí tzadik arvé": No seas demasiado perfecto, no pretendas ..., yo te conozco, que si vas a fracasar una, 2, 10 veces, te vas a frustrar.

Entonces el consejo que dá Shlomó Ha melej es "tratar de no fracasar".

Muy bien, muy bien! Qué más?

...

Depende para qué cosa. Si te querés poner de novio, no se puede pedir ayuda, tenés que hacerlo solo. Bien...reflexionar, pensar, darse cuenta.

Bien, ese es el primer consejo de Shlomó Ha melej para no fracasar: si una vez lo hice y fracasé, no sentirme frustrado por eso, y hay otros consejos más.

El da un consejo concreto y bastante general.

Algo sobre las nietas habla Shlomó Ha melej, muy bien...

Y él dice así: "Fijarse objetivos, establecerse metas, prioridades, planificar, ordenar y programar nuestro proyecto".

Queremos, quiero ser un gran cantante, quiero ser una gran modelo, un gran actor, un gran empresario o un gran escritor. Muy bien! Tenés todo el derecho a querer ser lo que querés ser. Si querés algo, tratá de concretarlo. Cómo? Preparáte para ello, andá a un estudio, estudiá si querés ser cantante, estudiá música, tomá clases de canto, estudiá algún instrumento musical, preparáte, planificá, focalizá qué tipo de obejtivo.

Primero de todo tenés que tener claro los objetivos, después que tenés bien claro tus objetivos y tus metas, tenés que hacer un programa de cómo vamos a lograrlo, qué voy a estudiar este mes, qué voy a estudiar el mes que viene, qué voy a hacer dentro de un año.

Bibliografía

Tomado de Masuah




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí