Artículo
Jinuj.net / Artículos de Consulta / El respeto por los animales Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

El respeto por los animales

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-07-21 15:10:24
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 4847

El respeto por los animales

Por Natalio Steiner

 
El judaísmo profesa un gran respeto por los animales a punto tal que halajicamente se puede hablar de un extenso código de leyes bíblico-talmúdicas englobadas en el concepto de Tzahar Baalei Jaim, evitar todo sufrimiento a los animales.   Este respeto a los animales esta fundamentado ya en el mismo comienzo de la Biblia cuando se observa que los animales han sido creados antes que el hombres.  El Talmud ofrece varias respuestas al porque de la creación del hombre después de animal, destacándose entre ellas la de que "si se envanece demasiado de su grandeza se le pueda decir: los insectos nacieron antes que tú".  Por otro lado, entre los distintos argumentos para justificar el Kashrut esta destinado a instaurar en el corazón de los hombres la visión de la santidad de la vida, ya que dichas leyes restringen la ingestión de la sangre y disminuyen, casi al mínimo, el dolor de las bestias al ser sacrificadas para consumo.

 
Mientras otras civilizaciones se vanagloriaron de la caza mayor como deporte, la Biblia contiene un implícito desprecio a esta actividad.  Solo dos personalidades bíblicas fueron descritas como cazadores, Nimrod y Esaú.  Ninguno de los dos era hebreo y los relatos bíblicos no los describen precisamente como bondadosos.

 
La Halajá, Ley Judía, permite la caza, aunque solo por fines prácticos como ser el de suministrar alimentos o eliminar a los animales dañinos.  La caza como deporte ha sido denostada por todas las generaciones por no corresponder a los "caminos de los hijos de Abraham, Itzjak y Iaacov". 

El famoso Albert Einstein atribuye una celebre frase a político judeo-aleman Walter Ratenau: "Cuando se te dice que un judío sale a cazar, sé té esta mintiendo".   Otra prueba del respeto del judaísmo hacia los animales es la prescripción bíblica de no sentarse a comer sin haber alimentado antes a los animales, tal cual se desprende del Deuteronomio cuando dice: "...Asimismo daré hierba en tu campo para tu bestia, de modo que comerás y te saciaras...".  Esto esta confirmado en el Talmud cuando los sabios también opinan que el animal debe comer antes que el hombre, ya que como dijéramos antes, fue creado con anterioridad.  El Talmud de Jerusalem dice que una persona no puede tomar un animal o ave sin haberle preparado alimentos.  Sumamente significativo también es el hecho de que algunos de los lideres mas importantes de Israel hayan sido pastores de ovejas, como Moisés y David, siendo esta función descrita como una profesión pacifica y positiva.  El propio Moisés líder máximo del pueblo judío, ya fue descrito por el Midrash como un hombre sensible con los animales, por lo cual Di-s lo eligió para conducir al rebaño del pueblo de Israel.  La falta de piedad con los animales casi condujo a la perdición a uno de los más grandes sabios:  el compilador de la Mishná, Rabí Iehuda Hanasi.  El Talmud narra los sufrimientos y enfermedades del Rabí, por un hecho se produjeron y por otro cesaron.   Una vez condujeron un cordero al degüello.  El cordero huyo e introdujo su cabeza bajo el sacon del Rabí a la vez que clamaba: ¡Sálvenme!, Le dijo el Rabí: "Vete, para ello fuiste creado".  Se dijo: debido a que no te apiadaste, vendrán males sobre ti.  Por un hecho cesaron, cuando una vez su sirvienta barría su casa, había ratones a los cuales barrió.  Le dijo Rabí a la sirvienta: "déjalos, apiádate de sus actos".  Se dijo: debido a que te apiadaste, se apiadaron de ti y se curó.

 
En nuestros días han aparecido movimientos proteccionistas que denuncian todos los desmanes que se cometen contra los animales.  Sin embargo, la Biblia había enunciado ya mucho antes leyes proteccionistas que detallamos a continuación:

  1. "Cuando se encontrare algún nido de pájaros delante de ti en el camino, en cualquier árbol, o sobre la tierra, con polluelos o huevos, estando l madre echada sobre los polluelos o sobre los huevos, no tomaras la madre juntamente con los hijos.   Sin falta soltaras a la madre, pero podrás tomar los hijos para ti, para que te vaya bien o para que prolongues tus días".  La Tora muestra su espíritu antidepredatorio ya que admite que solo se tome lo necesario de la cría y no la reproductora con lo cual se trata de mantener la cadena biológica.
  2. "No ararás con Buey y asno juntos".  Es obvio que el asno necesita comprensión ya que no puede hacer la misma fuerza que el buey.  Rashi comentando este versículo dice que lo mismo debe extenderse para cualquier tipo de dos especies en el mundo.   Lo mismo vale para conducirlos juntos o atados en el empuje o traslado de alguna carga.
  3. "No pondrás bozal al buey mientras trilla".  Los animales suelen comer mientras trabajan y esta prohibido impedírselo recayendo esta prohibición sobre todo otro animal cualquiera fuese su trabajo. 
  4. "Mas el día séptimo es Shabat, consagrado al Señor, Tu Di-s, no hagas en el obra alguna tu, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ninguna bestia tuya, ni tu extranjero".  El descanso no es solo obligatorio para el hombre sino también para sus propios animales.
  5. "Y un animal vacuno u ovino, a el y a su cría no habréis de degollar en un mismo día".
  6. "Si viereis el asno de tu hermano o su buey caídos en el camino, no te apartaras de ellos con disimulo, le ayudaras a levantarlos"
    "Cuando vieres el asno de tu enemigo que yace bajo su carga, no te abstendrás de ayudarlo.  Ayudarlo habrás de ayudar junto a el". "Es indistinto si el animal posee una carga pesada o liviana.  Hay que ayudarlo si sufre" El respeto religioso de evitar el sufrimiento animal prohibe matar animales sin finalidad positiva alguna.
  7. "Tus animales no cruzaras en yuntas de distintas especies; tu campo no habrás de sembrar con mezcla de semillas".

    La prohibición de cruzar animales o sembrar semillas heterogéneas esta insinuada como un intento de modificar radicalmente la naturaleza creada por Di-s en aquellos elementos en los cuales la Tora recalca que fueron creados según su especie.  Esto ya había sido insinuado en Génesis 1:11 cuando en la descripción de la creación, la palabra "especie" aparece diez veces.  De todas formas, estas leyes, difíciles de entender racionalmente, pertenecen a la esfera de los jukim, preceptos cuya razón aun no ha sido descrita explícitamente en la Tora.

De esta ley denominada Kilaim se desprende la prohibición de injertar una especie con otra, sea de animal o vegetal, aunque esta prohibición recae solo para los arboles comestibles.   Los yuyos y otras hierbas usadas con fines homeopáticos si pueden injertarse.  Esta ley encuentra fundamento en el orden de la Creación Divina cuando en Génesis 1:25 se dice:  "Hizo Elohim a las fieras de la tierra según su especie y a los animales domésticos según su especie.   Y vio Elohim que era bueno".  El bueno es la normalidad de las especies para no causar ninguna degeneración biológica.  El Sefer Hajinuj explica que esta prohibición esta destinada a advertir al hombre para que este no modifique los caminos y leyes de la naturaleza ya que "Di-s, Bendito Sea, en el momento de la creación indico la función de cada una de las cosas creadas para el bien del hombre".

Bibliografía

Tomado de Masuah




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí