Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / El fin no justifica los medios Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

El fin no justifica los medios

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-07-19 16:25:14
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 2473

El fin no justifica los medios

Rav Shlomo Aviner


Pregunta: ¿Acaso hay que cumplir las Mitzvot de la Torá a todo precio? ¿Incluso si para cumplirlas debemos cometer pecados en el camino?

Respuesta: El Señor del Universo no desea que cumplamos una Mitzvá si para alcanzarla debemos realizar actos negativos. Si nos es imposible cumplir el precepto sin cometer una transgresión, D’s renuncia a esa Mitzvá.

Bienaventurado es quien cumple la Mitzvá del Lulav, pero no con un Lulav robado: “Porque yo, el Señor, amo la justicia; aborrezco la rapiña y la injusticia…” (Ishaiá, 61:8). Nuestros sabios comentan: “Incluso para ofrecer un sacrificio de Olá ante D’s, no se debe robar” (Sucá, 30). El Talmud agrega: “Esto es similar a un rey que pasaba por la aduana. Le dijo a sus siervos: ‘Den este dinero a los cobradores de impuestos’. Le dijeron: ‘¿Acaso todo el dinero de los impuestos no es vuestro?’ El rey les dijo: ‘De mi aprenderán todos los que pasan a no evadir el pago de los impuestos’. Asimismo, D’s dijo: ‘Porque yo, el Señor, … aborrezco la rapiña y la injusticia’. Mis hijos aprenderán de mi y se alejarán del robo” (Ibid)

Ni siquiera para cumplir una Mitzvá para el Rey de los Reyes está prohibido robar - ni para construir sinagogas ni casas de estudio, ni para mantener Yeshivot y Talmudei Torá. Si conservamos esas normas, entonces todos aprenderán y verán como obvio que no hay que robar.

En el Talmud de Jerusalén, aparece una alegoría aún más fuerte: “Un hombre trajo un presente al rey, pero el soberano descubrió que era un objeto que le habían robado a él mismo. Desgraciado el hombre cuyo defensor se ha transformado en acusador” (Talmud Yerushalmi, Sucá, Cap.3). Un precepto producto de la transgresión no sólo que ya no es tal sino que en sí se transforma en pecado.

Rabí Moshé Jaim Luzzato recalca que el cumplimiento de las Mitzvot a cuenta del tiempo de trabajo también es considerado como un robo y no es aceptado por D’s. “Incluso si alguien cumplió una Mitzvá durante su trabajo, no le será atribuida como un acto justo, sino como una transgresión. No hay pecado que pueda ser mitzvá. Como está escrito: “Porque yo, el Señor, … aborrezco la rapiña y la injusticia”. Acerca de este mismo tema dijeron los sabios: “Si alguien robó una medida de trigo, la molió e hizo pan, y luego recita la bendición sobre el pan; no está bendiciendo a D’s, sino que por el contrario, lo blasfema; como está escrito: ‘Porque el inicuo se jacta de la ambición de su alma, y se gloría el despojador, despreciando al Señor’ (Salmos, 10:3)” (Baba Kama, 94). Al respecto está escrito: “Desgraciado el hombre cuyo defensor se ha transformado en acusador”. Este enfoque es confirmado por las normas determinadas por nuestros sabios acerca de un Lulav robado.

Lo que se dice acerca del cumplimiento de mitzvot en el tiempo de trabajo es lógico. Después de todo, si el hurto de un objeto es considerado robo, por consiguiente, el robo del tiempo también lo es. Así como quien roba un objeto y realiza una Mitzvá ‘su defensor se transforma en acusador’; también quien roba tiempo y lo emplea para cumplir un precepto, su defensor se transforma en acusador’. D’s no desea más que honradez” (Mesilat Yesharim, Cap.11).

Antes de cada comida o rezo hay que lavarse ritualmente las manos (netilat yadaim). Del mismo modo, antes de realizar todo acto de santidad debemos estar seguros que nuestras manos están limpias. El Rav Kook escribe: “Una persona debe asegurarse que sus objetivos son santos y puros, y que los medios que empleará para alcanzarlos también son santos y puros” (Olot Reaiá, II, 257).

Escribe además: “Hay cosas que son buenas y santas, pero que los motivos que las mantienen en el mundo son negativos, como por ejemplo, la debilidad, la mentira, la maldad, que a veces pueden apoyar principios buenos tales como la vergüenza, la modestia, la fe. Sin embargo, así como la bondad que reciben los justos de los malos es para ellos maldad, también la bondad que recibe los fundamentos buenos y de santidad de lo malo y lo impuro produce muchos males.

Y la luz de la redención iluminará realmente sólo cuando se hayan destruido todos los fundamentos negativos, mismo aquellos que sostienen lo bueno y lo sagrado.

A pesar del sufrimiento que será provocado al bien, a lo santo y a la fe, al debilitarse, esta degradación y caída constituirán en realidad una elevación y una esperanza.

Cuando se logre la descomposición completa de esos cimientos negativos, surgirá de inmediato una luz resplandeciente de la santidad, en base a los fundamentos sanos del conocimiento, la sabiduría, la fuerza, la belleza la eternidad y el esplendor. De este modo, será establecido el reino de D’s, en todos los mundos, para que su luz sublime y su bondad aparezcan en el fin de los tiempos. Este será el cumplimiento del pacto fiel y eterno de D’s con David que nunca será anulado: “Yo haré con vosotros pacto eterno, el de las misericordias prometidas a David” (Yshaiá55:5).

Bibliografía

Tomado de Masuah

Extraído de la entrega semanal de Majon Meir.




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí