Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Tierra de Sangre: sobre Haider y Austria Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Tierra de Sangre: sobre Haider y Austria

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-07-19 11:25:34
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 1979

Tierra de Sangre

Sobre Haider y Austria


¿Escuchó Ud. hablar de Austria?  Bueno, si ya se olvidó de las clases de geografía, aquí está de nuevo, si bien no en los libros, pero sí en los periódicos.  No se le habrá pasado por alto que hace unos días hubo una manifestación frente a la embajada de ese país, del mismo modo que también las hubo en otros lugares. ¿Por qué?  Porque el gobierno imperante incorporó al partido dirigido por un ultrancionalista admirador de uno de los peores enemigos que conoció nuestra historia.

Y allí comienzan los discursos:  Que no es un problema tan sólo judío!  Que toda la humanidad lo debe repudiar!  Y, ciertamente, algunas de las "democracias" (quizás por convicción, o, más probablemente, por presión) hicieron saber sus reparos hacia el gobierno de aquel país.  Y Ud. Sr. Judío! ¿Se sorprende por lo que está sucediendo? ¿Se enoja? ¿Se asusta?

Bien.  Posiblemente esto se deba a la corta memoria de la que sufrimos, por distracción o por capricho.  Siempre es más cómodo y tranquilo pensar que "todo  está bien", que mirar hacia  un futuro apocalíptico.  Y... ¿por qué no? ¿Acaso no  estamos  hablando de la hermosa Viena? ¿De los imponentes Alpes y del bellísimo Danubio? ¿De un país de los más cultos del mundo?

¿Ud. se extraña por las ideas de Joerg Haider? ¿O por los millones de personas que lo votaron?
Cómo nos auto-engañamos!  Qué rápido olvidamos que hace pocos años el pueblo austríaco clamó por Kurt Waldheim, conocido ya en aquel entonces por su colaboracionismo en el Holocausto.  Cuando esa faceta de su pasado se descubrió, sus simpatizantes declararon:  "Jetzt erst recht!" (ahora, que lo  sabemos, con más razón). ¿Acaso faltaron las manifestaciones de repudio mundial en su oportunidad? Y cuando se publicaron los edictos de Nuremberg... ¿no hubieron declaraciones de rechazo a nivel mundial? ¿Sirvieron para impedir lo que venía?

¿Nos olvidamos que fue el "culto" pueblo austríaco  el que obligó a los judíos, ancianos y mujeres, a limpiar las calles bajo insultos y escupitajos luego del Anschluss (la elección de los austríacos de sumarse al tercer Reich)?

Antes de proseguir, quiero aclarar que yo no soy quien dispone de la política que debemos seguir a nivel individual o a nivel comunitario.  Lejos de ser "tremendista", no he de ser hoy quien vaticine nada de lo que va a suceder, y ni siquiera sería quien para recomendar a los judíos de Austria que abandonen su país de residencia.

Sí quiero participarlo, querido lector, de algunos datos del pasado, de nuestro pasado.  Austria existe, en sus diversas formas hace ya muchos años.  Nosotros, los judíos, aún más.

Por un lado, en aquellas tierras habitaron algunas de las luminarias del pueblo tales como el autor del Or Zarúa y el autor del Trumat HaDeshen.  Durante el siglo XIII y XIV, Austria fue el centro de estudio y de las Ieshivot de su época.  Pero, el Galut es Galut.  Lo que sucedió a continuación quedó en los anales de la historia como la "Wiener Guezera".  El duque Alberto V, estaba endeudado con los judíos y sin fondos para pagar sus obligaciones.  Cerca de las pascuas de 1.420, se extendió un rumor en Viena que un judío había adquirido hostias del portero de una iglesia y las había repartido para ser profanadas.  Los acusados fueron traídos a Viena y torturados.  Doscientos setenta de ellos encontraron su fin en la hoguera.  El 23 de mayo siguiente, todos los judíos de Austria fueron tomados prisioneros y sus propiedades confiscadas.  Los más adinerados, fueron a parar a la cárcel, mientras que los pobres fueron colocados en el Danubio en botes sin remos a la merced de las corrientes.  Algunos fueron mantenidos en cautiverio en las sinagogas, mientras que otros fueron apresados en casas..  Los niños fueron separados de sus padres para ser bautizados por la fuerza. A pedido  de los rabinos de Italia, el papa amenazó, infructuosamente, con excomulgar a quienes convirtieran a niños por la fuerza..  La gran mayoría de los judíos se suicidó y la sinagoga acabó en llamas.  De este modo, terminó uno de los períodos de la vida judía de Viena.  Pero la ciudad cobró el desdichado apodo de "Eretz HaDamim" (tierra de sangre).  No que el resto de Europa estuviese exento de este flagelo.  Pero allí fue lo más infame.  Pocos años más tarde el monje franciscano, Giovanni de Capestrano, incitó al público  y los judíos fueron expulsados del resto de Austria.

Algunos judíos volvieron (evidentemente la vida no era brillante en otros lugares).  Su situación fue inestable.  Aun cuando se los toleró, no faltaron circunstancias "en los "mejores períodos", en las cuales se los obligó a vestir un distintivo amarillo para discriminarlos.

El año 1669, sin embargo, bajo el gobierno de Leopoldo I, vio una nueva expulsión, en la cual se le dio dos semanas a los judíos para abandonar el país.  La gran sinagoga de Viena fue convertida en una iglesia:  La "Leopoldkirche".  El edicto de destierro se mantuvo en pie hasta 1.848, aun cuando ciertos judíos, cuya presencia  era útil para el estado, podían habitar la tierra.  Aun así, no dejaban de estar sometidos a leyes discriminatorias, que limitaban seriamente sus derechos.  Una de ellas ("Familiantengesetze" = Guezerat HaShniot), impuesta por Carlos VI, restringía el número de habitantes al permitir contraer matrimonio únicamente después del fallecimiento de un familiar, quien dejara vacante su derecho.  A su vez, no se podría habitar otro lugar que no fuese uno de los "Judenhauser" (casas  de judíos).  Como es de suponer, esto no sólo creaba situaciones de angustia, sino que daba lugar a mucha fricción interna en la comunidad.

Los daños más nefastos, los hacemos nosotros mismos.  En este caso fue Naftali Herz Homberg.  Tutor de uno de los hijos de Moses Mendelsohn, fue uno de los miembros más prominentes del movimiento de la Haskalá (iluminismo).  Homberg fue censor de libros judíos del gobierno austríaco, y desde ese puesto denunció las prácticas religiosas judías ante las autoridades.  No dejó de amenazar a los rabinos para que educaran a los jóvenes de acuerdo a sus ideas, y, como en tantas otras instancias de sus partidarios reformistas contemporáneos, empleó la fuerza del gobierno antisemita para imponer ideas sobre los judíos  ("tus destructores saldrán de ti mismo...").

¿Y Ud. se extraña?
No.  No tengo las respuestas.  Queremos convencer al mundo que es un problema de toda la humanidad.  Esa es una verdad parcial.  En realidad, es un conflicto propio de los judíos.  Entre la amnesia colectiva de nuestra historia, la negación de nuestra particularidad como pueblo judío que está desterrado a raíz del vínculo con D"s que está deteriorado, el deseo de publicidad de ciertos personajes sedientos de "hacer ruido" y aparecer en la prensa como "representantes" de la comunidad (sin profundizar si el resultado será positivo, o no), repetimos con intensa miopía los errores del pasado.  Tengo mis serias dudas de cuánto se gana y cuánto se pierde en las batallas por el dinero (oro judío u oro nazi) en los bancos suizos, etc.

"Más grande (efectiva en provocar la Teshuvá, reflexión de Israel) fue la entrega del anillo (de Ajashverosh a Hamán), que (la amonestación) de 48 profetas y 7 profetizas que dijeron sus palabras a Israel" (Talmud Meguila 14.). ¿Será esta elección de gobierno en Austria, una "entrega de anillo"? ¿Sabremos interpretar los acontecimientos de manera judía?

Que D"s se apiade de nosotros y acabe pronto con este terrible Galut!

Bibliografía

Tomado de Masuah

Escrito por Daniel Oppenheimer




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí