Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Autoridad Palestina: Derecha y Humana Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Autoridad Palestina: Derecha y Humana

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-05-26 09:48:27
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 2266

Derecha y humana

La Autoridad Palestina
Por Ezequiel Finkelberg

Cuando la Autoridad Palestina llama en sus medios a continuar la Intifada contra Israel, cuando su gente lincha a seres humanos y ejecuta luego de juicios sumarios a los colaboradores con Israel, ya no se puede hablar de un pueblo victimizado que habrá de cambiar sus valores una vez alcanzada la independencia. Se trata de una sociedad y un régimen con la suficiente autonomía como para practicar sin tapujos sus verdaderos valores. En ellos, los derechos humanos, el respeto por la vida y la justicia, no significan demasiado.

Majdi Makawi tenía 27 años y Alam Bani Odeh, 25. Ninguno de los dos fue linchado, pero Makawi sí murió en el patio de una comisaría. Ninguno de estos dos palestinos fue asesinado por "soldados israelíes que tienen órdenes de tirara a matar"; por el contrario, murieron a manos de la policía palestina. En este caso tampoco fue un linchamiento. Se trató de una acción pensada en frío y llevada a cabo por personas que "sólo cumplían órdenes". Se trataba de la justicia palestina en acción.

El fusilamiento por "colaborar con el enemigo sionista" se llevó a cabo, por supuesto, sin la presencia de los medios de comunicación. El mensaje debía ser dirigido quirúrgicamente al pueblo al que pertenecían y no a los países extranjeros de donde provienen los dólares que la sostienen. El tema era claro: el único que sabe lo que es bueno para el pueblo palestino es la Autoridad Palestina; el único que se encuentra con los israelíes somos nosotros. Todo aquel que se oponga... será eliminado.

En efecto, los clamores de las organizaciones de derechos humanos que intentaban evitar una condena sin posibilidad de apelación fueron desoídas por Iaser Arafat y tapadas por la multitud que gritaba "Ala Akvar" (D-s es grande) mientras observaban con júbilo la ejecución.

Tanto en los territorios bajo autonomía palestina como dentro del Estado de Israel se puso el grito en el cielo. El juicio que decidió la muerte de dos palestinos y el encarcelamiento de por vida a un tercero sólo tomó un par de horas, y se realizó en "contradicción con los estándares de justicia mundiales". Otros dos condenados esperan al patíbulo y dos más no verán la luz del día en sus vidas.

"Por favor, que la AP no me defienda más"

En uno de los asesinatos de uno de los sospechosos palestinos de colaborar con Israel, nueve hombres le dispararon y luego un oficial le dio remate.

Si bien a la prensa se le prohibió el acceso -como siempre ocurre en estos casos- las fotos llegaron a los periódicos y la filmación a la TV. A pesar de lo impactante de las imágenes la mayoría de los medios opto sólo en mostrar a los condenados camino al cadalso.

Este último fue el caso de la BBC, quien aprovechó a minimizar los hechos afirmando que desde 1994, sólo 5 personas fueron ejecutadas. No esperemos que uno de los medios más prestigiosos del mundo se atreva a citar la cifra de 35 como correcta. A esta altura que la BBC llegue alguna vez a explicar que la OLP, la "representante del pueblo palestino", cosechó cientos de bajas propias contra quienes no querían ser representados, mucho antes de tomar el poder, parece un milagro.

Justicia, Justicia perseguirás

Makawi fue encontrado culpable de colaborar con Israel, poner en peligro la seguridad "nacional" y ayudar a matar a Awni Ismail, Sami Abu Laban, Nael Alidawi, Jamal Abed Razek. Por otro lado Odeh fue encarcelado por una corte de Shjem por asistir a las fuerzas de seguridad israelíes en poner una bomba en el auto de su primo.

Las paradojas de esta guerra son notorias. A pesar de asesinar a sus ciudadanos por colaborar con Israel, Arafat se encontró con Shimón Peres para concretar lo que se supone será una paz entre los dos grupos en conflicto y el comienzo del "Nuevo Medio Oriente".

Desde el otro lado, ningún medio consideró apropiado criticar al Peres por encontrarse con el Premio Nobel de la Paz palestino horas después de violar los derechos humanos. Quien sí se quejó fue el Consejo de Comunidades Judías de Judea, Samaria y Gaza. Primero condenó las ejecuciones y las describió como "bárbaras", y luego hizo lo propio con Shimón Peres. Pero todo esto quedó en las tinieblas, no coincide con el estereotipo del salvaje colono "armado hasta los dientes" .

Los palestinos suelen dejar bien en claro sus posiciones en la radio que controlan: En La Voz de Palestina (VDP), el 13/1/2001 el Ministro de Justicia Frei Abu Medein especificó que pueden esperarse "otras 15 muertes más por colaboracionismo". Según él la intención era enviar "un claro mensaje a cualquiera que esté pensando en traicionar a su pueblo y a su patria".

No se escucharon voces disidentes dentro de la dirigencia palestina. "Creo que es una victoria para el pueblo palestino", dijo el Secretario de Fatah en Belén, "no existirá ninguna piedad para los espías o agentes que derraman la sangre palestina." Nadie osó contradecir a Iaser Arafat y su condena. Así lo explicaba el Coronel y Jefe de Inteligencia en Judea y Samaria Palestinas, Tawfik Tirawi, "Se los digo a las personas que se han vendido a Israel, o al diablo, no encontrarán a nadie que rece por ellos, como los que fueron correctamente sentenciados a muerte, y no encontrarán ningún lugar para ser enterrados, porque incluso sus familias se niegan a rezar por ellos..."

Nadie faltó a la cita para decirle "sí" a Arafat. El Mufti de Jerusalem, Ikrima El Sabri afirmó que "cuando alguien traiciona y sirve como agente, entonces la ley islámica permite condenarlo a muerte. Nosotros estamos a favor de la ejecución de cualquiera que haya servido de agente contra la comunidad musulmana".

Dentro de esta curiosa visión de la democracia, es interesante analizar ahora cuán efímeras son las afirmaciones de los dirigentes palestinos. Hasta hace dos meses la AP decía que habían desatado la Intifada de Al-Aqsa por la visita de Sharón a la explanada de las mezquitas. Pero ahora que hay asesinatos de palestinos a manos de palestinos, la justificación se sostenía en que "estamos en una guerra de verdad, una guerra declarada por Israel contra el pueblo palestino".

Esta contradicción se mantiene a lo largo y a lo ancho del doble discurso palestino. Para las cámaras de televisión palestinas ellos se muestran orgullosos, pero para las cámaras del mundo se disculpan por la inexperiencia y le echan la culpa a Israel como el responsable de todos lo fracasos palestinos: "No estamos listos para esperar dos o tres años para castigarlos", y por debajo siguen clamando que los ejecutados "¡Son víctimas de Israel! ¡Son víctimas de los israelíes! Cuando los reclutan y los obligan a seguir a su pueblo. Los israelíes están jugando sucio. Nosotros no podemos esperar...", declaró el ministro de Justicia Medein.

¿Cuándo los palestinos merecen tener derechos humanos y ser defendidos limpiamente? El jurista Fares Kadura líder del comité ad hoc explicaba que eso sucederá sólo "en circunstancias distintas, en el futuro, cuando tengamos un estado democrático, entonces ellos recibirán todos sus derechos legales en la corte, que les asegurará un juicio justo". Pero una vez más, cuando hablan para su pueblo, los derechos humanos no son algo que su pueblo merezca. Abu Medein criticó el trabajo de los organismos de derechos humanos diciendo que "el problema con los organismos de DD.HH. en nuestro país (sic) es que buscan dinero de los extranjeros".

Pero sí hay palestinos que tienen la libertad de criticar a la AP. Se trata de los árabes de Israel. Rami Barhum, quien preside la organización que agrupa a los colaboradores palestinos dentro del estado judío, exigió a Israel suspender la negociaciones de paz. "Es inconcebible que personas que ayudaron a Israel y que la siguen ayudando, sean ejecutados por la AP donde no hay justicia y el gobierno judío siga negociando con el genocida" .

Nadie puede decir que la justicia palestina no es rápida

Dos muertes más tarde de lo necesario y luego de un alarde de credibilidad a lo Sadam Hussein, el ministro de Justicia palestino Medein afirmó que ofrece amnistía a todos los colaboracionistas que se presenten libremente dentro de los próximos 45 días. Aún hay otros dos hombres que esperan cumplir condena de muerte en las cárceles palestinas. Sólo falta la firma de Arafat.

La democracia israelí trató de entender qué era lo que estaba sucediendo. El Asesor Judicial del Estado, Eliakim Rubinstein,  afirmó que "no existe un sistema legal en la AP". Simplemente "no existe".

Un diputado por el Likud adjudicó las responsabilidades a la dirigencia de la OLP y señaló que la necesidad de informantes se debe a que la AP no combate al terror, no sólo violando los acuerdos de Oslo, sino fomentando la necesidad de conseguir información de otras fuentes.

La justicia israelí tiene otros caminos. Aun dentro de la guerra quienes violan la ley o quienes siendo civiles se involucran en ella, acostumbran a ser juzgados de otra manera.

Los palestinos que toman como deporte arrojar bombas incendiarias a los israelíes del barrio jerosolimitano de Pisgat Zeev a mediados de enero de 2001, fueron arrestados. Se trataba de dos jóvenes de 16 y 18 años. Por su parte en el barrio de Talpiot fueron aprendidos tres palestinos que disfrutaban de disparar a los vehículos en que se trasladaban los israelíes.

Aunque en los medios de comunicación no sea popular informar que Israel detiene progresivamente a los dirigentes de los grupos terroristas, esto existe en la realidad. El último ejemplo es el arresto de Nidal Abayat, líder de Tanzim en Belén. Paralelamente se llevan a cabo investigaciones que devienen, como en el último caso, en el descubrimiento del responsable del atentado terrorista a un colectivo en Tel Aviv, a fines de diciembre, del que resultaron heridos 15 israelíes. La organización Fatah, presidida por Arafat, es la principal sospechosa. A partir de ese momento comenzaron a tener sustento las informaciones que sostienen que Arafat ya no se opone a los actos terroristas, no sólo en los territorios administrados por Israel sino también dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas.

En el caso de la organización Hamás el 24-12-2000 catorce miembros de la organización fueron detenidos antes de que realizaran un ataque terrorista en "honor" de Id Al-Fitr, fiesta con la que finaliza el mes de ayuno de Ramadán; y otra célula terrorista compuesta también por árabes israelíes fue desbaratada.

Según la lógica de Tzahal, para destruir la infraestructura de los grupos terroristas es mejor demoler su liderazgo, provocando de esta manera que los militantes de poca experiencia no representaran un problema de seguridad para el estado judío y salvado vidas de los que van al frente, de uno y otro lado. De otro modo, la opción sería mantener una guerra constante contra los niños que son enviados a tirar piedras y Molotovs o entrar con tanques en las ciudades palestinas.

Los Santos vienen marchando

A pesar de esto es lógico preguntarse si los israelíes nunca atacan palestinos despiadadamente como dicen los medios. ¿Los israelíes son acaso perfectos? ¿Siempre, en toda ocasión, la culpa de todas las muertes la tienen los palestinos?

La empresa sionista no ha triunfado por tener tanto prostitutas judías como policías judíos que las encarcelen, como lo enunció Herzl. El sueño de algunos sionistas no se cumple por su contenido negativo, ni por ser perfecto. Aunque algunos se nieguen a reconocerlo y los periodistas a informarlo, la empresa sionista ha sido exitosa por otros hechos, entre ellos, el de crear una sociedad democrática en un vecindario sin "excelencia educativa".

Dos casos pueden ejemplificarnos cómo se maneja una violación del código de comportamiento del ejército de Israel. El primero es el caso de un francotirador que mató a Abu Jeif, una estudiante de 24 años, cuando viajaba con su auto cerca de Shjem el 7 de enero. La investigación realizada por el Comandante de la Brigada Shomrón concluyó que el soldado había trasgredido las regulaciones para abrir fuego.

El segundo corresponde a la investigación llevada cabo por el comandante de la Brigada Menashé contra un soldado que disparó al aire luego que un auto diplomático del Vaticano rehusó detenerse. No hubo heridos ni daños al auto, pero en él viajaba el Vicario Latino para Israel, la segunda persona más importante del Vaticano en este país. Por ello se produjo un incidente diplomático. En efecto, un informe de las Fuerzas de Defensa de Israel afirma que "en estos casos en los que el comportamiento de soldados y oficiales se desvía del comportamiento adecuado, serán tomadas medidas contra todos los involucrados".

Obviamente, esto no cuadra con la visión mediática que afirma los israelíes "tiran a matar" y que tienen órdenes superiores de hacerlo. Como violar una orden de no disparar que no existe para los periódicos es ridículo, simplemente la noticia fue eliminada.

Así es como se censuran noticias como la que afirma que cinco hombres de 25 años de edad fueron arrestados bajo la sospecha de haber atacado a un residente de Avtalion y de haber prendido fuego a su auto durante los disturbios del 2 de octubre; o como la que informa que en una operación relámpago las Fuerzas de Defensa de Israel capturaron a 119 palestinos responsables de arrojar piedras y bombas incendiarias. Los raides fueron realizados en zonas B (los palestinos controlan todo los aspectos civiles e Israel se encarga de la seguridad). Más importante aún, entre los arrestados se encuentra el líder del grupo terrorista Tanzim de la zona de Eizaría. Otros de los arrestados fueron 10 policías palestinos, incluido un oficial.

La estrategia de Tzahal ha sido desde el comienzo continuar con una guerra de baja intensidad y no terminar en pocos días con "los disturbios" para así no justificar una posible intervención de países árabes deseosos de lanzar una guerra de destrucción contra Israel. Según esta lógica, sería preferible atacar a los lugares importantes para los dirigentes palestinos (esto es, las oficinas donde planean los ataques terroristas o, llegado el momento, los palacios que se han construido los líderes de la AP con el dinero donado por el mundo).

Esto no fue entendido por los altos funcionarios de la AP y surgió la necesidad de hacerles comprender que si no se interesan por los derechos y bienestar de su propio pueblo, eso los afectará personalmente.

Pero en tanto, los diarios del mundo siguen apuntando sus bayonetas contra Israel y acusan a esta política de "guerra sucia" (El País 7/1/2001).

El Viceministro israelí de Defensa, Efraim Sneh, lo negó rotundamente. Esta "es la forma más eficaz, precisa y justa" de acabar con los terroristas.

Bibliografía

Tomado de Hagshama E-zine



Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí