Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Antdoto contra el autoengao Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Antdoto contra el autoengao

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: aizik
Fecha de creación: 2002-05-26 09:31:50
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 2731

Antídoto contra el autoengaño

El racionalismo, en busca de su lugar perdido
Por Egon Friedler

En un mundo que parece haber enloquecido por completo, en un caos de alta tecnología mezclada con un supermercado de espiritualidades, la razón, la vieja y querida razón, puede volver a ofrecernos una salida cuerda. Es la propuesta del judaísmo secular y humanista, en la pluma de su vocero, el norteamericano Sherwin Wine. La misma está contenida en su último libro, "Cómo mantener la cordura en un mundo loco", que es comentado en el siguiente artículo.

¿Es necesario en los albores del tercer milenio en la historia de la humanidad hacer una apología de la razón? ¿Es posible que la razón sea cuestionada en medio de una revolución tecnológica y científica profunda que es producto indiscutido de la creatividad de la mente humana?

La respuesta que Sherwin Wine da a estos interrogantes es un rotundo y categórico sí. El autor judío norteamericano, iniciador y líder de la corriente del judaísmo humanista secular, plantea desde las primeras páginas de su obra que ser racional ya no está de moda. A los ataques del clero tradicional se suman los de sus antiguos enemigos: intelectuales izquierdistas arrepentidos y hasta políticos radicales, que ahora se abocan a la búsqueda de lo espiritual. Curiosamente, en un mundo que está fascinado por las creaciones de la ciencia y la tecnología, las búsquedas de religión y de espiritualidad crecen de manera sorprendente. Después de repasar las críticas tradicionales, místicas y espiritualistas, en contra de la razón, de hacer un rápido balance histórico de los avances de la razón en los siglos XVIII y XIX y de señalar los cambios dramáticos producidos después de la Segunda Guerra Mundial, Wine reconoce que la razón fue evidentemente ingenua en cuanto al progreso humano. Tanto personas cultas como científicos ofrecieron su lealtad al fascismo totalitario e irónicamente la razón fue insensible a su tendencia hacia el dogmatismo. Declamaciones y desvaríos de los "socialistas científicos" sobre las virtudes de la dictadura y la censura, también contribuyeron de manera decisiva a desacreditar el prestigio de la razón.

Wine considera que de las dos alternativas posibles, el rescate de la razón mediante un reexamen crítico y la fuga hacia el espiritualismo, la gran mayoría suele elegir la facilidad escapista de la segunda opción. Naturalmente el autor prefiere la primera y fundamenta su elección con un ingenioso intento de definición de la razón como herramienta de supervivencia de la humanidad. Para Wine la razón está ligada a un fuerte elemento emocional y al mismo tiempo se guía por la cautela. La actitud racional es para él sobre todo la voluntad de enfrentar los hechos, sean agradables o no, estén de acuerdo con el mundo que queremos o no.

En su filosofía de vida, coloca junto a la primacía de la razón, un segundo valor: la valentía, el coraje de enfrentar las limitaciones de la condición humana. Wine escribe: "Hay mucha gente que se niega a elegir el realismo porque la valentía es muy exigente y agotadora. Prefieren el mundo de fantasía donde a la larga el amor y la seguridad se garantizan. Conjuran un universo nuevo para disipar los temores y evitar el descubrimiento de que esto no es más que una ilusión. Creen porque necesitan creer. Muchos realistas envidian su aparente tranquilidad mental."

Obviamente Wine no toma parte por esos nostálgicos de las seguridades perdidas. El propone recorrer el camino del enfrentamiento directo con la realidad, de la lucidez, del rechazo del autoengaño místico o metafísico, el único que permite adquirir un nuevo tipo de fortaleza, el de la dignidad humana.

Un mundo inaprehensible

Wine dedica cinco capítulos a describir los rasgos característicos de un mundo regido por el azar o, en su formulación más tajante: un mundo loco. Numerosos ejemplos tomados de la realidad redefinen una y otra vez el viejo dilema del libro de Job: las realidades de la vida no responden a un orden moral ejemplar en el que la bondad es recompensada y la maldad castigada. No sin ironía comenta: "Entender por qué pasa algo terrible no hace que esto sea moralmente más tolerable. Saber que a Hitler lo trataron mal cuando niño y que niños maltratados pueden llegar a ser asesinos no hace que el Holocausto sea menos terrible. Saber que criminales pueden sufrir de algún defecto genético no hace que sus crímenes contra víctimas inocentes sean moralmente más aceptables. Excusarles no excusa el universo. Un universo justo no permitiría que tales cosas ocurran".

Luego de abordar la tragedia esencial de la vida, su inevitable finitud, trata el tema de la intromisión de lo inesperado, de los crueles virajes inesperados en los destinos humanos, que socavan de una vez para siempre sentimientos de seguridad trabajosamente adquiridos. Recordando al famoso personaje de "Cándido" de Voltaire, el doctor Pangloss, que estaba convencido (de acuerdo con el filósofo alemán Leibniz) de que vivimos en el mejor de los mundos posibles, formula algunas preguntas no precisamente cómodas. ¿Qué si no podemos creer eso? ¿Qué si sentimos que el mundo no es el mejor de los mundos posibles? ¿Qué si sentimos que el mundo es un lugar un poco o extravagantemente loco? ¿Cómo enfrentamos eso?

En este punto Wine encara lo que denomina "El consuelo de la tradición", es decir la fabricación de figuras míticas que den una coherencia lógica desde el punto de vista moral a un mundo que no la tiene en absoluto. En un fragmento escrito con una elegante y precisa lógica, analiza el carácter de Dios o de los dioses como figuras paternas, pasando luego a reseñar los rasgos distintivos de las religiones y su objetivo de dar orden y sentido a un mundo que simplemente carece de ellos. Luego analiza la arbitrariedad de las tradicionales asociaciones de moral y religión, así como la mucho más peligrosa y dañina unión de religión y nacionalismo. Seguidamente realiza una descripción admirable por su claridad y sentido de síntesis de los cinco principales sistemas religiosos: el judaísmo, el cristianismo, el Islam, el hinduísmo y el budismo. Encuentra que todos se basan en la presunta existencia de un Dios justo, empeñado en dar significado moral al universo, y señala que en su forma más extrema su mensaje niega hasta la realidad del mal. Al respecto, cita a Boethius, filósofo cristiano del fin del Imperio Romano quien escribió: "No hay nada que un Dios omnipotente no pueda hacer... Entonces ¿puede Dios hacer el mal? No. Entonces el mal no es nada, ya que eso es lo que no puede hacer el que puede hacer cualquier cosa" (The question of Philosophy).

A estas filosofías tradicionales, incapaces de resolver su profunda contradicción básica, opone Sherwin Wine el secularismo. Pero su adopción de esta filosofía no implica una visión apologética carente de sentido crítico. Todo lo contrario. Su estudio profundo de la historia y evolución ideológica de distintas formas del secularismo no elude un análisis serio y detenido de su crisis en el mundo contemporáneo. Particularmente incisivo es su examen de la filosofía existencialista a la que ve con indisimulada simpatía. Wine escribe: "El existencialista niega que la vida humana tenga algún propósito esencial. Simplemente vivimos bajo sentencia de la muerte. Se puede escoger libremente si se acepta esa sentencia o no, pero no se puede escapar. El destino es nuestro enemigo y aunque no podemos derrotarlo podemos conservar nuestra dignidad jamás diciéndole que sí."

Dios es mi testigo

Wine asimismo aborda los intentos de algunos pensadores contemporáneos por convencernos de la existencia de un Dios totalmente bondadoso, pero de poderes limitados, incapaz de poner freno a las maldades e injusticias del mundo. Al respecto cita al famoso "best-seller" del rabino Mordejai Kushner "Cuando cosas malas pasan a la gente buena", que se conforma con un Dios testigo, solidario pero inoperante. Wine destaca el carácter insatisfactorio de la actitud de Kushner: "Un universo significativo no es uno que tiene intenciones buenas sino un universo que da buenos resultados. Saber que Dios también se siente frustrado nos da poco consuelo. Solamente significa que la alienación es tanto divina como humana."

En la segunda parte de su libro, el líder del movimiento judío secular en los Estados Unidos propone "Diez pasos para mantener la cordura": descartar las ilusiones metafísicas, rechazar la desesperación y la negación de la vida, ver en la búsqueda de la felicidad un imperativo vital, adecuar las expectativas a las posibilidades reales, saber dominar el miedo y la inseguridad, mantener intacta la capacidad de indignación (o cólera útil), utilizar la culpa como elemento de maduración de la personalidad, saber crecer mediante la movilización de nuestra voluntad y nuestra energía sabiendo medir el alcance de nuestras fuerzas y dar un lugar esencial en nuestra vida a la búsqueda de la belleza y de valores estéticos. Cada uno de estos puntos es desarrollado minuciosamente, de manera amena, sencilla, y con abundantes ejemplos tomados de la vida.

En síntesis, el libro constituye una atractiva mezcla de tesis filosófica, ensayo histórico-ideológico y libro de auto-ayuda, escrito con lucidez y notable pragmatismo. "Cómo mantener la cordura en un mundo loco" es también un documento que amerita una relectura inteligente y osada del Libro de Job o, para decirlo con otras palabras, una oportuna manifestación de la recuperación del sentido crítico en el judaísmo contemporáneo.

El presente artículo es un comentario del libro "Cómo mantener la cordura en un mundo loco", por Sherwin T.Wine - Editado por The Center for New Thinking - Birmingham, Michigan, USA - Primera edición en español - Traducción del inglés de Herenia y Edd Doerr - 193 pgs.  

Bibliografía

Tomado de Hagshama E-zine



Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí