Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Tres reflexiones sobre la intifada de Al Aqsa Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Tres reflexiones sobre la intifada de Al Aqsa

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: Aizik
Fecha de creación: 2002-04-21 19:17:24
Administrar:
Calificacin: *----
Ver 2 comentarios y 2 calificaciones
Comentar este artículo
Visitas: 2711

Tres reflexiones sobre la intifada de Al Aqsa

Medio Oriente
Por el Lic. Juian Schvindlerman

La muerte de Shalhevet Pass, la beba de Hebrón asesinada por un francotirador palestino, ilustra más que ningún otro acto la bestialidad del terrorismo palestino. No se trató de un error: deliberadamente alguien puso en su mira telescópica a una bebé y disparó a matar. Esta muerte marca el fin de la inocencia. Elie Wiesel capturó este dolor histórico con las siguientes palabras: "Si tuviéramos que llorar a todos nuestros muertos, el mundo se ahogaría en nuestras lágrimas...".
 

La naturaleza del enemigo

Shalhevet con su madre

Haber participado en Hebrón del funeral de Shalhevet Tejía Pass, asesinada a los 10 meses de edad por un francotirador palestino, no fue algo fácil. Enterrar a un bebé –¡un bebé!— es una experiencia dramática, cruda, e inevitablemente inolvidable. Contemplar a los padres desconsolados abrazar por última vez el cuerpito de su hija; imaginar el vacío que han de experimentar al ingresar al cuarto de su ausente bebita, lleno de juguetes condenados a la inutilidad; oír las plegarias doloridas quebrarse en un grito de impotencia; el sentimiento de pérdida; no hay palabras que puedan describir esta tragedia. "Esta no es la primera vez desde nuestro retorno a la ciudad de nuestros antepasados que hemos acompañado víctimas, civiles y soldados, en su viaje final... pero acompañar a una bebita, menor de un año de edad...", dijo ante la apenada procesión el rabino de la comunidad de Hebrón sin poder terminar la frase. Camino al cementerio, hicimos una pausa en el lugar exacto donde Shalhevet fue asesinada. Mirar las colinas cubiertas con casas palestinas, desde las cuales el tiro fatal emergió, y pensar que el propio gobierno de Israel voluntariamente entregó estas tierras —junto con armas— a los palestinos tiempo atrás, es perplejizante.

Esta muerte sin sentido epitomiza la fealdad, odio y bestialidad del terrorismo palestino. Shalhevet no murió como resultado de una bala perdida; esta criatura de 10 meses de edad fue deliberadamente asesinada. ¿Cómo puede uno, incluso un combatiente, elevar su rifle, ver el rostro de un bebé a través de la mira telescópica, y disparar a matar? ¿Que pensamientos cruzan la mente de semejante monstruo el segundo previo antes de apretar el gatillo que pondrá fin a la vida de un bebé? ¿Pudo dormir esa misma noche? ¿Siente algo cuando sus ojos caen distraídamente sobre otros niños, nacidos de madres palestinas? ¿Se arrepiente? Obviamente no. A lo largo de su firme marcha hacia la independencia, la OLP ha repetidamente atacado a niños. El mismo hilo conductor corre desde la masacre de Maalot en 1974, en la que la OLP acabó con la vida de unos 20 niños en un jardín de infantes, hasta el asesinato a sangre fría de Shalhevet en 2001. "No hay inocentes; si uno está vivo, uno está involucrado. La inocencia carece de sentido", dijo Ghassan Kanafani, del Frente Popular para la Liberación de Palestina, décadas atrás. Luego agregó retóricamente: "¿Qué importa la vida de un niño árabe o judío si su muerte ayudará a acercar la revolución?". Treinta y cinco años después, la "revolución palestina" ha cobrado otra vida.

Como es habitual, la dirigencia palestina no condenó este crimen atroz. Saeb Arikat, uno de los principales negociadores de Oslo, con clásico cinismo frente a las cámaras de la siempre crédula prensa occidental (crédula, claro está, sólo de las aseveraciones palestinas) dijo lamentar la muerte de todo niño, judío o árabe. Expresó pena, no condenó nada. En árabe, la radio oficial palestina emitió un mensaje distinto a su población: Shalhevet fue asesinada por su mamá dado que sufría de retardo mental. Así lo expresó el comentarista Youssef al-Kazaz: "En cuanto al asunto del bebé colono que mataron en Hebrón unos días atrás, ya hemos dicho que su muerte fue una acción improbable y hay información según la cuál este bebé era retardado y fue su madre quién lo mató para deshacerse de él" (Voz de Palestina, 8:39AM, 2/4/01).

La muerte de Shalhevet Pass marcó el fin de una época: la muerte de la credulidad. Desgraciadamente, ella ya ingresó a la triste lista de las víctimas judías de nuestra contemporaneidad. Elie Wiesel capturó este dolor histórico con las siguientes palabras: "Si tuviéramos que llorar a todos nuestros muertos, el mundo se ahogaría en nuestras lágrimas...".

La insoportable levedad de la prensa occidental

Parado entre la multitud aquél horrible domingo en el cementerio judío antiguo de Hebrón, vi a unos cuantos corresponsales extranjeros cubriendo el evento. Los "clicks" de sus cámaras parecían ser el único sonido que se atrevía a interrumpir el dolido y respetuoso silencio. Ajenos al conflicto, cumplían su rito fotográfico y fílmico con mecánica eficiencia. El padre se quebró en llanto desconsolado... "¡Click!". El rabino grita contorsionado: "Adonaiiiii..." "¡Click!". Un colono ortodoxo arroja una piedra contra una casa árabe... "¡Click!". En honor a la verdad, me sorprendió que hayan decidido cubrir el trágico evento. Quizás por estar en Hebrón ignoraron un episodio de dimensiones irónicas. Mientras el funeral de la bebita israelí procedía, médicos israelíes procuraban resucitar un bebé palestino en el asentamiento Shavei Shomrón. Sus padres palestinos lo llevaron allí inconsciente, con alta fiebre y casi sin respirar. Una vez resucitado, los médicos colonos coordinaron con una ambulancia palestina el traslado del infante a un hospital en Nablus. "Es una situación tan cínica", comentó uno de los médicos israelíes, "mientras Shalhevet está siendo enterrada en Hebrón, hemos salvado la vida de un bebé palestino". ¿Quo vadis CNN?

Usted seguramente recuerde a Mujamad Al-Durrah, el niño palestino que murió a los 12 años de edad en octubre de 2000 en la línea de fuego entre israelíes y palestinos. El gobierno de Barak se disculpó por el triste incidente, a pesar de que una investigación del ejército israelí concluyó que muy probablemente lo mató una bala palestina, disparada por uno de los policías de Arafat. La atención internacional que despertó el incidente ya es legendaria. La presencia de un equipo de filmación documentando la muerte disparó —en palabras del profesor de la Universidad de Haifa, Steven Plaut— "el más grande libelo de sangre anti-judío desde la Edad Media: Israel estaba asesinando niños". El niño palestino instantáneamente se convirtió en un ícono mediático. MSNBC incluyó la foto que lo inmortalizó en su website en una competencia por la mejor foto del año. Totalmente marginadas quedaron las reflexiones en torno a qué exactamente estaban haciendo Mohammed al-Durrah y su padre en medio de bandas de tiradores palestinos atacando una posición militar israelí. La foto sólo muestra un único momento, desprovisto de coyuntura: el instante de la muerte.

No espere encontrar la foto de la bebita Shalhevet en el website de MSNBC.

La derechización de la izquierda israelí

LA DERECHIZACIÓN DE LA IZQUIERDA ISRAELÍ
"Arafat será recordado en la historia como el peor enemigo de su propio pueblo y de la paz en la región". De haber sido pronunciadas estas palabras por un derechista, su mención no sería llamativa. Pero he aquí que las mismas pertenecen a Shlomo Avineri, profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalem y hasta hace poco entusiasta defensor del sendero de Oslo. "Grotesco" y "patético" fueron los adjetivos elegidos por Iosi Sarid, líder de Meretz, para caracterizar a su hasta hace poco adorado socio de la paz; y esto lo hizo nada menos que durante un discurso en la Kneset. "El rey de las oportunidades perdidas" fue el título elegido por los editores de Haaretz para una columna escrita por el veterano comentarista Yoel Marcus sobre Arafat tiempo atrás. Incluso el legendario movimiento pacifista Shalom Ajshav ha tomado distancia del líder palestino. El mismo día en que Shalhevet fue asesinada, dos mujeres israelíes viajaron a Ramallah a visitar al "raís" (presidente) de la Autoridad Palestina. La agencia de noticias Associated Press identificó a las israelíes como integrantes del movimiento pacifista, en una foto que circuló en varios medios locales. Shalom Ajshav —pionero histórico en la promoción de encuentros entre israelíes y oficiales de la OLP— públicamente se distanció del episodio, indicando que las mujeres no eran miembros de la organización; "no creemos que tal encuentro sea apropiado o que sirva algún propósito constructivo", dijo Dudi Remez, el vocero del movimiento. Atención, esto SI que es significativo; miembros de Shalom Ajshav promovieron contactos con la OLP y Arafat mucho antes del advenimiento del proceso de Oslo, en momentos en que la organización palestina aún figuraba como un movimiento terrorista en los archivos del Departamento de Estado norteamericano. Con este rechazo a ser asociada a Arafat, la agrupación izquierdista ha posicionado al líder palestino en su pasada categoría de persona no grata. Esto representa un cambio ideológico histórico.
Resultados recientes del "índice de la paz"

* 71.7% dijo "considerablemente" o "altamente" apoyar el proceso de paz entre israelíes y palestinos
* 64.6% "ciertamente" o "considerablemente" no cree que los Acuerdos de Oslo traerán paz entre israelíes y palestinos en los próximos años. 
* 70.9% no cree que habrá paz. 
* 70.5% apoya la política de cierres de frontera
* 79.2% apoya la posición del gobierno de Sharón de no negociar bajo fuego
* 71.7% opina que Israel debería emplear más fuerza contra los palestinos
* 62.6% se opone a que Israel reduzca el sufrimiento palestino mediante asistencia económica
* 71.8% de la población judía en Israel "coincide" o "considerablemente coincide" con la siguiente aseveración: "La mayor parte de los palestinos no han aceptado la existencia del Estado de Israel y lo destruirían si pudieran".


Encuesta de Yediot Ajaronot 

* 71% de los israelíes judíos apoyan la liquidación de líderes palestinos asociados a actos terroristas
* 73% está a favor de imponer sanciones económicas contra los palestinos
* 58% adoptó actitudes más negativas hacia el pueblo palestino
* 66% adoptó actitudes más negativas hacia Arafat. 


Estas impresiones quedaron sustentadas por los resultados recientes del "índice de la paz"; una importante encuesta realizada periódicamente desde la firma de los Acuerdos de Oslo por el Centro Steinmetz para la Investigación sobre la Paz de la Universidad de Tel-Aviv, muestra que, de entre los encuestados, el 71.7% dijo "considerablemente" o "altamente" apoyar el proceso de paz entre israelíes y palestinos. Vale decir que los resultados del índice reflejan fielmente el sentimiento actual dentro del así llamado "campo de la paz". Según los datos del pasado mes de marzo, una acentuada inclinación hacia la derecha es evidente. El 64.6% "ciertamente" o "considerablemente" no cree que los Acuerdos de Oslo traerán paz entre israelíes y palestinos en los próximos años. Sobre la paz en sí misma, el 70.9% no cree que habrá paz. En temas menos generales también se aprecia una orientación más "halcona". El 70.5% apoya la política de cierres de frontera; el 79.2% apoya la posición del gobierno de Sharón de no negociar bajo fuego; el 71.7% opina que Israel debería emplear más fuerza contra los palestinos; en tanto que el 62.6% se opone a que Israel reduzca el sufrimiento palestino mediante asistencia económica. Un dato improbable medio año atrás: el 71.8% de la población judía en Israel "coincide" o "considerablemente coincide" con la siguiente aseveración: "La mayor parte de los palestinos no han aceptado la existencia del Estado de Israel y lo destruirían si pudieran".

Al día siguiente de la publicación de estos datos, el diario Yediot Ajaronot publicó una encuesta llevada a cabo por el instituto Dajaf que confirma las conclusiones del "índice de la paz". Según esta encuesta, el 71% de los israelíes judíos apoyan la liquidación de líderes palestinos asociados a actos terroristas; el 73% está a favor de imponer sanciones económicas contra los palestinos; el 58% adoptó actitudes más negativas hacia el pueblo palestino; y un 66% adoptó actitudes más negativas hacia Arafat. Comentando sobre los resultados, Sever Plotzker, uno de los editores, señaló: "Arafat es la principal víctima política de su propia conducta durante la guerra-intifada; ha completamente perdido su status de hombre de la paz incluso entre votantes y seguidores de Meretz". Plotzker observa que semejante orientación hacia la derecha en la opinión pública israelí ni siquiera ocurrió durante la escalada de terror durante los peores años del proceso de paz. Si los Acuerdos de Oslo transformaron a los palestinos de enemigos en socios, la Intifada Al-Aqsa revirtió esta noción y devolvió a los palestinos el status de enemigo.

La conclusión es inequívoca: la izquierda israelí se ha desligado de Arafat, ve a los palestinos como enemigos, perdió fe en el proceso de paz, y no cree que habrá paz. En otras palabras, estamos presenciando la muerte de una ilusión.

Bibliografía

  Tomado de Hagshama E-zine




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Autor Fecha del mensaje

*---- juan.a 2/11/2004 9:15 AM
Mejor no hablar de nios asesinados. Israel no saldra muy bien parado tampoco

*---- olajuwon 15/11/2004 10:29 AM
a los israeles: el complejo de persecusin no sirve de nada si es deliberado. no tienen que creer en Jess para seguir sus enseanzas: "quien ve la paja en el ojo de su vecino no ve la viga en el suyo". cualquier muerte es lamentable, y no tiene nada de herico condenar a los palestinos por matar nios israeles que los israeles por matar nios palestinos que arrojan piedras a los tanques.
volviendo al nio palestino muerto en brazos de su padre, hay que recordar que el nio viva ah, y si las Fuerzas de Defensa Israeles no conisderaran a la totalidad de Gaza como sitio militar de ocupacin ,entonces veramos que prcticamente es imposible no estar en medio de una operacin militar. qu es entonces la muerte de civiles? eficiencia burocrtica? bajas de guerra? Si vamos a condenar la muerte de un beb, condenemos todas las muertes de inocentes y no slo las que no sirven para mostrar nuestro punto, eso es lo que hacen los fundamentalistas y los terroristas.

Ver todos los comentarios hechos por otros usuarios. (2 comentarios)
Terrible *----
(1.0000)
Excelente

En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí