Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Afianzar la revolucin joven Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Afianzar la revolucin joven

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: Aizik
Fecha de creación: 2002-04-15 11:31:56
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 1982

Afianzar la revolución joven

Con vistas al próximo Vaad Hapoel
Por Jaim Jayet


Una vez que dejen de sonar las bombas y los cañones, Israel, el pueblo judío y el sionismo deberán decidir hacia dónde se dirigen. Con ese fin se ha creado el marco por el cual una importante cantidad de jóvenes podrán ser delegados a las próximas instancias mundiales del Movimiento Sionista, el Vaad Hapoel (Comité de Acción), que se realiza este mes de junio en Jerusalem, y el Congreso Sionista Mundial, previsto para el año que viene. Algunas líneas para pensar un Movimiento Sionista más joven.


El mundo sionista se acerca a otra encrucijada, a otro encuentro mundial en el que se va a decidir el perfil de este movimiento, que es como decir su vigencia y su relevancia. A mediados de junio se llevará a cabo la reunión anual del Vaad Hapoel, el Comité de Acción de la Organización Sionista Mundial, que es la instancia previa al Congreso Sionista Mundial que, en principio, tendrá lugar en junio del 2002.

En este Vaad Hapoel se debe comenzar a implementar el gran viraje decidido en su edición anterior, el año pasado: que por lo menos un 25% de los miembros del Vaad Hapoel, así como del Congreso Sionista (CS), que es la única asamblea democrática del pueblo judío, sean jóvenes de 18 a 30 años de edad. Si se va a lograr, es un gran interrogante. Los problemas técnicos, las presiones políticas y las dificultades para convocar a jóvenes en medio de sus años de trabajo o estudios, son enormes. Después de todo el esfuerzo que conllevó lograr este sueño de recambiar las generaciones en el CS, sería un gran desperdicio. Por esa razón he abogado, hasta ahora sin éxito, por una postergación del CS para diciembre del 2002, que es cuando tanto los jóvenes del hemisferio sur como los del norte coinciden brevemente en sus vacaciones. Incluso este Vaad Hapoel que se acerca sufre del mismo problema, y muchos jóvenes anunciaron ya sus dificultades para asistir.

Más allá de la dimensión técnica, ¿qué debe pasar en este Vaad Hapoel? Por mi parte, espero que se inicie un proceso de convocatoria masiva, de proselitismo bien entendido en favor del Movimiento Sionista, con instrumentos como el censo y las elecciones. Pues las elecciones infunden vida a una institución que es la única democrática en todo el pueblo judío, al contrario de otras que son más bien plutocráticas.

La agenda del Vaad Hapoel, una instancia preparatoria de las resoluciones del CS, será nutrida como siempre. Se tocarán temas como el compromiso con el sionismo, las relaciones entre Israel y la Diáspora, el papel de la juventud, el status de la OSM en las Organizaciones Nacionales, como la Agencia Judía, el Keren Kayemet, el Keren Hayesod. Este status está en baja, debido a la problemática económica, cuando de hecho la OSM generó a aquéllas y hoy va quedando al margen.

Con esto tiene que ver el trabajo del Departamento de Hagshamá con la juventud, para revertir este proceso de marginalización y pérdida de la relevancia, tanto en el plano económico como en el ideológico. Para que la OSM, y con ella el Movimiento Sionista todo, subsistan, deben ocurrir dos cosas.

La primera es lo que llamamos "Revolución Joven". Ya hemos dado el primer paso, al lograr que en este Vaad Hapoel se aplique la enmienda al estatuto por la cual por lo menos uno de cada cuatro candidatos al CS por cada país –no necesariamente uno, y no necesariamente el cuarto en la lista- sea un joven de 18 a 30 años. Ello requiere un gran esfuerzo ideológico, de esclarecimiento y de capacitación de líderes jóvenes en las diversas comunidades de la Diáspora, con el objetivo de que ingresen –cuando aún son jóvenes y no cuando los más adultos hayamos efectivamente abandonado la escena- en los resortes de la toma de decisiones comunitarias y judías a nivel global. Desde Hagshamá hacemos nuestro aporte, pero el mismo es más poderoso cuando se trata de dar respuesta a las iniciativas de los propios grupos juveniles y universitarios judíos en todo el mundo. Nuestro mensaje es que los espacios de poder están allí para ser ocupados, pero ello no significará nada si los propios jóvenes no pueden venir a llenarlos por falta de tiempo o dinero, y si no se pueden capacitar para ello.

La reforma del estatuto del Vaad Hapoel y el CS es un logro insoslayable, pero es sólo la creación artificial, política, de un espacio. El convertirla en una reforma con asidero en la realidad, es decir, que uno de cuatro jóvenes asistan a esas dos instancias, no es algo que se deba dar por sentado: habrá que trabajar duro para lograrlo. Habrá que salir a la calle, afiliar gente, hacerla participar en las elecciones, convencer, en fin, salir a "pelearla". Sólo así se afianzará una revolución que por ahora es sólo técnica. Ese es, una vez más, nuestro llamado a los jóvenes: vengan a ocupar el espacio que hemos logrado juntos.

Los Dilemas del Siglo XXI

Lo segundo que debe ocurrir para asegurar la supervivencia del Movimiento Sionista es la redefinición de sus objetivos para el siglo XXI. Si se dice que una vez lograda la creación del Estado de Israel el sionismo no tiene razón de ser, entonces el Movimiento Sionista deberá decidir cuál es su respuesta. ¿Cuál es la respuesta al argumento de que hay que dejar de hablar de sionismo y que ahora deben hablar y decidir sólo los ciudadanos israelíes? No enfrentarnos con esos dilemas, es darles la razón y, a la larga, es el mejor modo de convertir al Movimiento Sionista y a la OSM en un cuerpo sin vida.

Debemos, pues, volver a ser un movimiento, y no sólo una organización. Para que esto suceda necesitamos una visión, y que la misma sea movilizadora. Hoy en día no alcanza con decirle a la gente que hay que venir a Israel para que en el año 2020 siga habiendo mayoría judía. Pues la pregunta seguirá siendo: ¿para qué?

Una "visión movilizadora" puede ser diferente para cada uno, pero hay que debatirla. Hagshamá, como departamento y como idea, está interesado en que haya debate, y que los jóvenes sean quienes lo lleven adelante, aquí en Israel y en la Diáspora

No daré aquí un ideario completo de cual debe ser esa visión movilizadora, pues eso sería hacerles el trabajo fácil a los jóvenes. Pero una posible agenda de ese debate necesario tiene que ver con el perfil de Israel, de su sociedad y de su relación con la Diáspora. El sionismo no ha terminado de cumplir su tarea. Una vez creado el marco que es el Estado de Israel debe diseñarse el perfil de la sociedad judía, tanto aquí como en el resto del mundo. Durante los primeros cien años hemos creado el instrumento, lo hemos fortificado en su economía y en su seguridad, y su subsistencia está hoy asegurada. Una muestra de ello es que, a pesar de la difícil situación por la que atravesamos en materia de seguridad, la economía no ha caído en la proporción imaginable en un estado de semi guerra.

La pregunta es qué tipo de sociedad es la que crearemos aquí, si será o no una sociedad pluralista o no, dinámica o no, preocupada o no por reducir la brecha social, por ser o no una sociedad modelo.

La paz debe ser en esta segunda etapa el desafío judío y sionista central. Sólo la paz con nuestros vecinos nos permitirá forjar una sociedad tal como la vieron los fundadores del sionismo. Cuando ocurra todo esto, y sólo entonces, Israel podrá volver a ser el centro de la vivencia judía en todo el mundo.

Es difícil en estos días terribles hablar de este tema, cuando los cañones rugen. Pero los cañones van a dejar de rugir algún día. Y ese día sonará la hora del verdadero desafío para el sionismo.



*Jaim Jayet es Presidente del Departamento de Hagshamá de la Organizción Sionista Mundial

Bibliografía

Tomado de Hagshama E-zine



Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí