Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Kashrut: Una Dieta Para El Alma Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Kashrut: Una Dieta Para El Alma

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: Aizik
Fecha de creación: 2001-08-08 20:09:55
Administrar:
Calificacin: *****
Ver 1 comentario y 1 calificación
Comentar este artículo
Visitas: 6548

Kashrut: Una Dieta Para El Alma

A lo largo de los siglos el tema de la kashrut -conjunto de leyes dietéticas judías- ha provocado múltiples polémicas. Muchos han criticado lo que consideran simplemente un ritual supersticioso sin tomar en cuenta las bases ideológicas que lo sustentan. Para quienes desconocen sus fundamentos, estas leyes se reducen sin más ni más a una serie de medidas justificables en tiempos pasados pero, que con los avances en los métodos de matanza animal y las condiciones sanitarias actuales, resulta un anacronismo.

La kashrut, lejos de ser un tópico anticuado, continúa formando parte de los más relevantes principios de la tradición judía. A pesar de las críticas, pruebas científicas han demostrado las ventajas de esta legislación dietética. Asimismo, uno de los aspectos más controversiales de la kashrut, el referente al sacrificio animal, sobresale hoy como uno de los métodos de matanza más humanitarios. Las leyes judías no sólo limitan las especies animales que pueden ser utilizadas por el hombre para su alimentación, sino que además indican la manera más piadosa para realizar la matanza, con el objeto de recordar al ser humano que el comer carne es una concesión divina y que debe reverenciar toda forma de vida.

La legislación que se prescribe en los libros del Pentateuco en esta materia, busca establecer un régimen que beneficie al cuerpo y al alma, ya que el hombre es materia y espíritu y debe lograr su bienestar y equilibrio tanto físico como mental.

La palabra hebrea con que se designa a las leyes dietéticas judías es kashrut que se deriva del vocablo kasher que significa apto, apropiado. A diferencia de lo que comúnmente se cree, la kashrut no se refiere a un tipo específico de comida, sino que es un término que explica el sistema de matanza y preparación de los alimentos de acuerdo al ritual judío, y cuyo significado está determinado por un conjunto de criterios religiosos.

El judío observante no guarda las leyes de la kashrut porque las considere benéficas para la salud; más bien, las obedece como uno de los mandamientos divinos, como una disciplina impuesta por la fe. Los estudiosos del Talmud pocas veces intentaron encontrar una explicación racional a esta legislación porque la consideraban un instrumento que ayudaba a la conducta moral y los acercaba a la santidad.

Para los judíos la santidad no significa el retiro ascético de la vida ni la auto-negación de algunos placeres. El ser dueño y señor de las pasiones propias y el saber controlarlas es una muestra contundente de la fortaleza humana que permite la elevación del espíritu.

La relevancia de la kashrut está, por lo tanto, en lograr la santidad para aprender a reverenciar la vida: "Porque yo soy el Señor vuestro Dios, vosotros os santificaréis y seréis santos, porque yo soy santo: (Levítico 11:44). El judío quiere santificar sus impulsos primarios así como los actos cotidianos para que la vida misma llegue a ser sagrada. De este modo, algo tan común y ordinario, como es el acto de comer, se ennoblece a través de las leyes que establecen qué y cómo se debe alimentar el hombre.

La mayoría de las religiones han visto en la autodisciplina un medio de exaltación humana ya que los excesos conducen a la degeneración. El cristianismo, por ejemplo, ha considerado la gula como uno de los pecados cardinales y las religiones orientales también ponen énfasis en un control riguroso en la alimentación.

Por su parte, el judaísmo intentó elevar la satisfacción de todas las necesidades básicas con las que el hombre no se diferencía de ningún animal -a un nivel digno de los seres humanos. Maimónides, filósofo del siglo XII afirmaba que las leyes de kashrut ayudan a controlar nuestros apetitos, a restringir deseos y a evitar considerar el placer de comer y beber como el fin de la existencia del hombre.

Regulaciones

De acuerdo a la tradición rabínica que interpretó las escrituras bíblicas, en los orígenes de la humanidad los seres humanos sólo podían comer frutos y legumbres: "Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla que está sobre la tierra, y todo árbol en que hay fruto y da semilla: os serán para comer" (Génesis 1:27-29).

Como se relata en el primer libro de la Biblia, es a partir de Noé y el Diluvio cuando el Todopoderoso otorga al hombre la concesión de comer carne animal para satisfacer sus necesidades de alimentación: "Bendijo Dios a Noé y a sus hijos y le dijo: Todo lo que se mueve y vive os será para mantenimiento, así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo" (Génesis 9:1-4).

No obstante, cuando se permitió el consumo de carne, se dictaron una serie de leyes para regularlo y restringirlo, así como para evitar la matanza indiscriminada de animales y la prolongación de su agonía. Toda la legislación judía con respecto al trato hacia los animales se basa en el principio de que éstos forman parte integral de la creación divina y que son merecedores de la compasión y piedad humanas.

A continuación se examinan algunas de las regulaciones más importantes de la kashrut, así como los considerandos de tipo científico que las legitiman hoy por hoy, incluso ante los postulados de nuestra época contemporánea, en los campos de la salud y la alimentación.

Alimentos permitidos

  1. Todas las frutas y vegetales, previa inspección para evitar que contengan larvas y gusanos.
  2. Todos los animales que son rumiantes y que tienen pezuña hendida, tales como el ganado vacuno, ovejas, carneros, cabras, chivos, etc. (Levítico 11:3).
  3. Todos los peces con aletas y escamas.
  4. Las aves domésticas como gallinas, patos, pavos, etc.

Alimentos prohibidos

  1. Las aves de presa como el buitre, los cuervos, el águila, etc.
  2. Los reptiles, anfibios, moluscos y crustáceos, así como los insectos.
  3. El cerdo, conejo, caballo, etc.

La prohibición de comer cerdo, animal que en tiempos pasados se caracterizaba por vivir en condiciones sumamente insalubres, tiene su explicación científica a partir del hecho de que es uno de los principales transmisores de la cisticercosis y de la triquina.

*Otra de las regulaciones prohibe el consumo de carne y leche o sus derivados simultáneamente. Más aún, no se debe cocinar u obtener ningún beneficio de esta mezcla para cumplir con el mandato bíblico que dice "No cocerás al cabrito en la leche de su madre" (Deuteronomio 14:21). Los que observan las leyes de la kashrut no sólo no comen platillos de carne y lácteos en la misma comida, sino que separan los utensilios para cada una. Además, esperan un intervalo entre ambos alimentos, mismo que varía dependiendo de la comunidad.

Científicamente se ha comprobado que entre las funciones del estómago está la de esparcir la carne y alejar las grasas. El consumo de las gotas de grasa que contiene la carne provoca que los alimentos lácteos permanezcan demasiado tiempo en el estómago sin ser digeridos pudiendo dañar seriamente los intestinos.

*La legislación judía indica que no se debe consumir grasa o sebo: "Ninguna grosura de buey ni de cordero ni de cabra comeréis" (Levítico 7:23). Los descubrimientos actuales han demostrado que la grasa destruye el abdomen y ocasiona coágulos que ponen en peligro el funcionamiento del corazón.

*Dentro de la kashrut destaca la estricta prohibición con respecto al consumo de sangre: "Solamente que te mantengas firme en no comer sangre, porque la sangre es vida" (Deuteronomio 12:23). Esta restricción se fundamenta en que la sangre simboliza la esencia de la vida y que esta debe reverenciarse.

Por otra parte, se ha comprobado que la sangre es el elemento orgánico por el que circula el mayor número de bacterias convirtiéndose así en un foco potencial de contaminación.

Toda partícula de sangre debe ser extraída a través de la melijá proceso en el cual se deja remojar la carne en agua fría durante media hora. Posteriormente se le agrega sal gruesa para que salga toda la sangre; se deja secar por una hora en una tabla inclinada y finalmente se lava cuidadosamente.

Para que la carne de un animal sea considerada kasher la matanza debe realizarse con base en regulaciones específicas. La shejitá o matanza ritual debe ser realizada por un shojet o matarife, persona educada y piadosa que conoce las leyes y que por ende respeta la vida. El shojet debe aprobar un examen para demostrar sus conocimientos, y además, debe comenzar su trabajo recitando una bendición que le recuerde permanentemente la índole de su labor, lo que evita que se insensibilice al realizar su tarea.

El proceso de degüello ritual está concebido de tal manera que ocasione el menor dolor al animal y que a la vez permita que se extraiga la mayor cantidad de sangre posible. El procedimiento consiste en realizar un corte en la garganta en forma rápida con un cuchillo perfectamente afilado, con una longitud adecuada y libre de la más mínima melladura o desigualdad.

El movimiento veloz del cuchillo debe tomar sólo una fracción de segundo, seccionando las arterias que llevan la sangre a la cabeza, lo que interrumpe la circulación cerebral, sumiendo al animal en la inconsciencia y haciéndolo insensible al dolor. Con este corte, en el que se secciona también la tráquea, esófago, los dos nervios vagos, ambas arterias carótidas y las venas yugulares, el animal sufre menos.

El respeto por la vida animal tiene su máxima expresión en la kashrut. Ya en el trato cotidiano se pide para ellos el descanso sabático (Exodo 23:12); además, las escrituras bíblicas son transparentes en cuanto a la prohibición de torturar un animal degollándolo brutalmente o descuartizarlo en vida. Las leyes prescriben también que la matanza deliberada e injustificada de un animal simplemente como deporte, como sería en la caza, está prohibida y que no se debe matar a la madre el mismo día que la cria. (Levítico 22:21), pues el dolor que el animal siente ante esto es profundo.

La kashrut constituye un recordatorio permanente de la identidad y raíces del judaísmo, y como tal muchos pueblos antagónicos al judío han tratado de abolirla. A lo largo de la historia bajo cielos distintos y circunstancias diferentes los judíos fueron obligados a transgredir la legislación dietética, muchos de ellos prefiriendo perder la vida antes de traicionar su fe. Así sucedió con los macabeos ante la persecución griega, con los judíos de Alejandría, con los cripto judíos en España, en la Rusia zarista y en la Alemania nazi, y hasta nuestros días, aún existen aquellas voces que, escudándose en pretensiones supuestamente humanitarias, pretenden abrogar uno de los rasgos más distintivos del ritual hebreo.

La kashrut es parte del modus vivendi judío, que demanda la autodisciplina y que exige el ejercicio de la voluntad. Estas leyes dietéticas han servido, a la vez como un factor más de unidad entre los judíos a lo largo de los siglos.

Bibliografía

Tomado de Tribuna Israelita

Behar, Nisim
La Mesa Judía
Centro Educativo "Or Hachaim", México, 1981
Bloch, S.
La Religión de Israel
Ed. Enciclopedia Judaica Castellana, México, 1953
Caro, Josef
Síntesis del Shuljan Aruj
Ed. S. Sigal, Buenos Aires, 1968
Halevy, Hayim
El Ser Judío
Depto. de Educación y Cultura Religiosa para la diáspora, OSM, Jerusalem, 1979
Kolatch, Alfred
The Jewish Book of Why
Jonathan David Publ., Inc., New York, 1981
Newman, Yaacov y Siván, Gabriel
Judaízmo A-Z
Depto. de Educación y Cultura Religiosa para la diáspora, OSM, Jerusalem, 1983
Siegel, Seymour y Dresner H. Samuel
Kashrut
Ediciones Semanario Rabínico Latinoamericano, Argentina, 1965




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Autor Fecha del mensaje

***** oscarnav 30/9/2003 3:02 PM
he considerado lo que el Seor Dios dejo establecido en su ley, las cuales asta hoy el mundo se rige a travez de esta ley.Y si su pueblo lo debe guardar, es lo que nos debe interesar y no los que los demas hagan, aunque es nuestra responsabilidad darlo a conocer como este articilo. Conciderando siempre que a una persina no se le puede llamar la atencion de algun errror si aun no se la ha intruido al respecto. Ejemplo.El Seor hecho del Eden a la primer pareja, porque ya les habia advertido al respecto. Diciendoles o abvirtiendoles de todo arbol del huerto pueden comer, menos del arbol de la ciencia del mal y del bien, porque el dia que de el comas MORITAS. Por lo tanto el articulo es de mucha importancia.

Ver todos los comentarios hechos por otros usuarios. (1 comentarios)
Terrible *****
(5.0000)
Excelente

En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí