Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Antisemitismo en Austria Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Antisemitismo en Austria

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: Aizik
Fecha de creación: 2001-11-25 14:25:32
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 2623

Antisemitismo en Austria

1. A más de cinco décadas del Anschluss, la anexión alemana de Austria en 1938 que condujo a una estrecha colaboración entre ambos países durante la segunda guerra mundial, el primero no ha logrado enfrentar cabalmente su pasado nazi. Los esfuerzos por desnazificar Austria han sido tenues y a lo largo de todos estos años los austríacos han intentado convencer al mundo, e incluso a sí mismos, de que fueron las primeras víctimas de Hitler.

Esta actitud ensombrece toda perspectiva de desterrar, de una vez por todas, el prejuicio antisemita de esta nación, mismo que ha estado presente aún en los momentos de mayor desarrollo y creatividad de la cultura judeo-austriaca y que se debieron, paradójicamente, a una creciente integración al entorno no judío.

2. La historia austríaca demuestra que ha existido una patente dinámica amor-odio, acogida-rechazo en las relaciones con la comunidad judía a lo largo de los siglos. La primera evidencia concreta de la presencia judía en Viena se remonta a 1130. Para el siglo XIII Austria era ya un importante centro de enseñanza y liderazgo judío. Poco después comenzaron las hostilidades y los años de discriminación y persecuciones alternaron con épocas de bienestar y tolerancia. Bajo la influencia del protestantismo y de las medidas antijudías propuestas por Martín Lutero en 1542 contra los judíos (destruir sus sinagogas, confiscar sus libros, expulsarlos de sus hogares y finalmente quemarlos a ellos mismos), comunidades enteras fueron desterradas o masacradas y los judíos fueron obligados a llevar un círculo amarillo en sus ropas para diferenciarse del resto de la población.

En 1782 el emperador Francisco José II de Habsburgo promulgó el Edicto de Tolerancia que facilitaba el contacto de los judíos con el resto de la sociedad austríaca y revocaba gran parte de las limitaciones. Más adelante, la Constitución Austro-Húngara de 1867 prohibió toda discriminación basada en creencias religiosas. A pesar de ello el antisemitismo "tradicional" se transformó rápidamente en un antisemitismo moderno difundiéndose, en forma generalizada, entre la población austríaca.

3. El principio del fin de la presencia judía en Austria comenzó el 13 de marzo de 1938 cuando Alemania se anexó el país. El antisemitismo se convirtió en política de Estado. En mayo fueron impuestas oficialmente las "Leyes Raciales de Nuremberg" promulgadas en 1935 para establecer la condición de paria del judío. A su vez, el 10 de noviembre del mismo año los judíos austríacos, al igual que su contraparte germana, sufrieron los efectos del terrible pogrom conocido como Kristallnacht, en el que cientos de judíos fueron arrestados y asesinados, sus propiedades destruidas, sus sinagogas incendiadas y sus cementerios violados.

Cerca de 130,000 judíos lograron emigrar de Austria y mas de 40,000 fueron asesinados por los nazis en los campos de concentración. Al término de la segunda guerra mundial se fundó la II República Austríaca y se repudió el Nacional Socialismo incluyendo sus políticas raciales, pero la mayoría de los judíos exiliados no retornaron a su antiguo hogar. El antisemitismo fue definido oficialmente como un vestigio del régimen anterior; no obstante el prejuicio antijudío no desapareció.

4. En la década de los 80's el antisemitismo austríaco se manifestó en distintas esferas de la vida nacional. La elección de Kurt Waldheim (Secretario de la ONU a quien se responsabilizó de la deportación de judíos a campos de exterminio en Yugoslavia y Grecia) a la presidencia, demostró la persistencia del sentimiento antijudío en el país y reflejó nuevamente la fuerza de una estrategia política capaz de apelar a los prejuicios con el fin de alcanzar sus objetivos.

5. En teoría, las autoridades así como los partidos políticos representados en el parlamento austríaco, se oponen explícitamente a la discriminación contra los judíos u otras minorías étnicas y nacionales y condenan todos los actos de violencia política. Sin embargo, ya en la práctica, la extrema derecha, que abarca a partidos políticos así como organizaciones culturales y educativas abiertamente antisemitas, se mantiene sumamente activa y cuenta con alrededor de 20,000 miembros agrupados en 50,000 asociaciones entre las que destacan:

  • El grupo conocido como VAPO (Organización Extra-Parlamentaria Etnicamente Leal). Bajo el liderazgo de Gottfried Küssel, activista nazi, el VAPO cuenta con 200 miembros y simpatizantes que se encuentran afiliados a diversos grupos paramilitares responsables de una serie de atentados perpetrados en Austria. En programas televisados en Alemania y Estados Unidos, sus integrantes describen a Hitler como un "gran hombre", niegan el Holocausto y pugnan por la restauración del nazismo y la creación del "4° Reich".
  • El Comité de Acción Nacional para Políticas Democráticas (AFP), que funciona como una organización "paraguas" dentro de la extrema derecha y ejerce una influencia desproporcionada por su contacto con otros grupos, individuos y publicaciones tanto en Austria como en el extranjero.
  • El Partido Liberal Austríaco (FPÖ), encabezado por Jorg Haider, admirador de las políticas laborales de Hitler, quien hace uso de los más sofisticados métodos de mercadotecnia. Haider orquesta su campaña sobre una plataforma populista que pugna por deportar a los extranjeros y restringir el ingreso de sus hijos a las escuelas públicas. Promueve una reinterpretación del pasado nacional-socialista de Austria y con frecuencia participa en reuniones de la SS Waffen, a los que alaba como luchadores por la paz y la libertad. En las últimas elecciones federales celebradas en octubre de 1994, obtuvo 22.4% de los votos, esto es, 46 de los 183 escaños. A pesar de que no utiliza un lenguaje antisemita su retórica es antidemocrática y nacionalista. Defensor del nacionalismo alemán, Haider define a su país como un monstruo ideológico.

6. En Austria circulan dos diarios de extrema derecha. El FPÖ edita la revista Aula, que sirve como vehículo para transmitir sofisticadas expresiones antisemitas y en la que se intenta disminuir el significado del Holocausto. Así mismo, la policía ha confiscado material antisemita clandestino de Gerd Honsik, editor de la revista nazi Halt y autor del libro “La Absolución de Hitler”.

Propaganda nazi, racista y antisemita se distribuye a lo largo del país a través del uso de computadoras y correo electrónico. Paralelamente, en periódicos conservadores como el “Neue Kronen Zeitung”, aparecen comentarios antijudíos.

7. La legislación austríaca prohibe claramente la defensa pública de los objetivos y políticas implementadas por el Nacional-Socialismo. Así mismo considera como delitos la negación del Holocausto y la "cruda trivialización" del genocidio nazi. El código criminal censura cualquier acto de persecución o discriminación en contra de un individuo por su raza, religión u origen nacional.

De hecho en 1993-1994 se llevaron a cabo diversos juicios en contra de activistas pro-nazis. Como resultado Kussel -entre otros- fue sentenciado a 10 años de prisión. Aún así, los intentos no han sido suficientes y las autoridades no han logrado evitar la proliferación de material revisionista, mismo que es exportado al resto del mundo.

8. Por otro lado, en una reciente visita a Israel, el canciller Vranitzky rechazó el concepto de "culpa colectiva" pero reconoció la responsabilidad moral de cada uno de los austríacos de recordar el Holocausto y perseguir la justicia, ya que "muchos ciudadanos apoyaron la ocupación nazi y colaboraron con estos".

En 1993 el canciller austríaco Kurt Kramer, afirmó que su gobierno reconocía la obligación de pagar reparaciones a los judíos de Austria por las pérdidas materiales que sufrieron como consecuencia de las persecuciones durante la época nazi. Como señal de oposición a la creciente ola de xenofobia y racismo, en febrero de 1994 la ciudad de Leibntiz, en el sur de Austria, despojó a Adolfo Hitler del título de "Ciudadano de Honor" que le concedió cuando era jefe de Estado del Tercer Reich.

9. No cabe duda que Austria ha desplegado esfuerzos significativos para enfrentar su pasado y así sustraer lecciones valiosas que sirvan de disuasivo a las fuerzas racistas del presente. Sin embargo, es un hecho que actualmente ese país es el único de Europa occidental que ha llevado al Parlamento, por un importante porcentaje, a un apologista de las políticas nazis.

Bibliografía

Tomado de Tribuna Israelita




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí