Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Antisemitismo en Alemania Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Antisemitismo en Alemania

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: Aizik
Fecha de creación: 2001-11-25 14:16:41
Administrar:
Calificacin: *****
Ver 1 comentario y 1 calificación
Comentar este artículo
Visitas: 8021

UNA PUBLICACION DE Tribuna Israelita

Antisemitismo en Alemania

1. La presencia de grupos neonazis y otros de la ultraderecha en Alemania y sus ataques en contra de minorías y de extranjeros pueden ser considerados como indicadores del resurgimiento de un movimiento racista generalizado en Europa que no ha tenido parangón en los últimos 50 años. A pesar de que las autoridades germanas han intentado minimizar el impacto de dicho fenómeno, las manifestaciones violentas en contra de aquellos considerados como "no arios" forman parte de la vida cotidiana que amenaza el orden democrático de este país. El nacionalismo alemán, suprimido durante años, resurgió con la caída del Muro de Berlín. Es así que los cambios políticos, la recesión económica, el creciente desempleo y el continuo flujo de inmigrantes a raíz de la reunificación alemana, han propiciado la búsqueda de un nuevo "enemigo", alguien a quien culpar por las esperanzas frustradas.

2. Las cifras son alarmantes. Informes del Parlamento o Bundestag demuestran que durante 1992 -a dos años de la reunificación- bajo la consigna de "Alemania para los alemanes" , se perpetraron cerca de 2,000 ataques neonazis (dejando un saldo de 17 muertos y 452 heridos) y 59 casos de extremismo de derecha en los que están involucrados 80 militares, a diferencia de 270 ataques en 1990 y 1,483 en 1991. Tan sólo en noviembre de ese año la policía alemana registró 951 ataques en los que 89 personas resultaron heridas. El símbolo de esta nueva rebelión ultraderechista contra los valores de la democracia y la tolerancia es el denominado Oi music o rock que acompaña a las cabezas rapadas. La intención de su mensaje es la de incitar la violencia dentro de los límites impuestos por las leyes antinazis de la Alemania unificada.

3. La violación de cementerios judíos y la destrucción de monumentos conmemorativos del Holocausto son manifestaciones típicas de la violencia ultrista. En 1992, 77 monumentos judíos fueron profanados, 50% más que en 1991. Durante el mes de enero de 1993 se registraron cuatro casos de profanación de cementerios en Schleusingen, Sankt Kilian y Francfort, por ejemplo, en los que se derribaron varias lápidas y se pintaron swásticas, cuyo uso está prohibido en Alemania.

4. Los ataques neonazis no pueden ser vistos como simples casos aleatorios de vandalismo por parte de una minoría de jóvenes provenientes de los antiguos estados comunistas de Alemania oriental. Encuestas realizadas en 1992 por el Instituto de Psicología Empírica de Colonia señalan que el 13% de los jóvenes de la Alemania unificada se consideran" xenófobos". El número de personas que simpatizan con el movimiento neonazi ascendió a 40,000 y uno de cada tres alemanes piensa que el régimen nazi tenía aspectos positivos y que los judíos son parcialmente culpables de ser perseguidos.

A pesar de que la mayoría de los alemanes no conocen a ningún judío, las actitudes antisemitas tradicionales aún persisten. Chistes de mal gusto, que incluyen referencias al campo de concentración de Auschwitz, están de moda.

5. La violencia y los ataques contra minorías recuerdan los años previos a la segunda guerra mundial. Sin lugar a dudas son distintas las circunstancias que operan en la Alemania unificada que aquellas que facilitaron la acogida masiva de la doctrina nazi. Sin embargo existen rasgos comunes que ameritan ser tomados en cuenta. Las estadísticas nos demuestran que durante la República de Weimar, particularmente en los dos años que precedieron al advenimiento del nazismo (l931-1932),las agresiones contra judíos y disidentes sumaron 1,480 con un balance de 62 muertos y 3,000 heridos. No obstante, a diferencia del nazismo de la década de los 30's en donde el odio al judío era el móvil central, el antisemitismo no es parte medular del principal partido de ultraderecha alemán, el Republikaner, dirigido por Franz Schoenhuber.

No sucede así con el partido Unión del Pueblo (DVU), encabezado por Gerhard Grey. La retórica antisemita y antisionista aparece constantemente en las páginas de su órgano informativo, el National Zeitung. Su mensaje se centra en una defensa a ultranza del nacionalismo alemán incluyendo la oposición a la integración de Alemania al resto de Europa, el reclamo de territorios como Silesia que pertenece a Polonia y que así ha sido reconocido por la ley federal germana y la hostilidad hacia Israel y los intereses judíos.

6. Las leyes antinazis contemplan la proscripción de grupos que divulguen propaganda nazi y las autoridades están facultades para confiscar las propiedades de estos grupos. En este sentido, Rudolf Seiters, ministro del Interior, proscribió en noviembre de 1992 al Frente Nacionalista que pretendía crear un IV Reich. Así mismo, las autoridades del país vetaron la existencia de dos grupos neonazis, Alternativa Alemana y Ofensiva Nacional. Sin embargo, las figuras públicas en la nación germana experimentan amenazas antisemitas con frecuencia. Charlotte Knoblauch, presidenta de la Sociedad Cultural Israelí en Munich, informó que sus miembros reciben amenazas telefónicas y por correo con regularidad. Por su parte Ralph Giordano, escritor judío-alemán declaró que en los últimos meses ha aumentado el número de amenazas e insultos en su contra. El terror abierto es tan alarmante como el hecho de que formas sutiles de antisemitismo se hayan convertido en prácticas aceptables para la sociedad germana.

7. A raíz del papel central que jugó Alemania en el Holocausto, el antisemitismo ha permanecido velado e inclusive ha sido públicamente desaprobado en un país de 80 millones en donde existen tan sólo 35,000 judíos. Las autoridades alemanas han exhortado a sus ciudadanos a rechazar la violencia xenófoba y numerosas marchas antinazis se realizan con frecuencia, demostrando así el repudio de muchos sectores de la sociedad a esta corriente.

No obstante los grupos neonazis continúan proliferando y el gobierno ha sido incapaz de controlar este fenómeno. A pesar de la legislación antiracista en Alemania, sólo tres de las 80 organizaciones neonazis operan actualmente en el país han sido proscritas por el gobierno y miembros de la extrema derecha forman parte del Ejército Federal alemán o de su burocracia. Tal es el caso de Marion Blohm, del partido ultradercchista Unión Popular Alemana, quien actualmente es jefe del juzgado municipal de Bremen. Más aún, la Reserva Voluntaria de Policías de Berlín -creada en 1961 para cuidar edificios judíos y centrales nucleares- es centro de reunión de neonazis.

8. La existencia de estos partidos ultranacionalistas, cimentados en una plataforma hostil hacia quienes son o parecen extranjeros, exige acciones directas más efectivas. En elecciones locales realizadas en abril de 1992, los partidos Unión del Pueblo y el Republikaner, quienes desafían las leyes liberales de asilo político, obtuvieron por primera vez dos asientos en el Parlamento. La coalición dirigida por el canciller Helmut Khol teme que los partidos de derecha logren aún mayor fuerza en las elecciones de 1994. Su respuesta a esta situación, en la que para muchos la panacea reside en una Alemania sin extranjeros ha sido la de proponer que el artículo 16 de la Constitución que aborda lo relacionado a las leyes de asilo que permiten a los refugiados políticos permanecer en Alemania hasta que su situación se regularice, sea aplicado con mayor rigor como medida para reducir la entrada de extranjeros y neutralizar la violencia.

Esta medida ha causado preocupación entre ciertos sectores de la población alemana quienes no concuerdan en que el restringir la entrada a extranjeros sea la solución al problema. De hecho, un sondeo realizado por el Instituto Demoscopio de Mannheim para la Investigación Social demuestra que 90% considera que el aumento de la ola de racismo es un problema muy importante y 83% de los germanorientales y 87% de los germanoccidentales denuncia el uso de la violencia contra extranjeros. No obstante, los resultados de otra encuesta publicada por Der Spiegel demuestran que 77% de los alemanes piensa que los extranjeros abusan de las prestaciones sociales y 59% está seguro que representan un peligro en la calle.

9. Más aún la concepción de nacionalismo que rige tanto en el ámbito jurídico como en el socio-cultural de Alemania tendrá necesariamente que transformarse si se desean cortar de tajo motivaciones raciales que promueven el rechazo al otro. Hoy en día únicamente aquellos que pueden comprobar que descienden directamente de alemanes están facultados para adquirir la nacionalidad germana, a pesar de ser residentes por generaciones en otros países. Por otro lado, aquellos que no cuentan en su haber con dichos antecedentes están inhabilitados para obtener dicha nacionalidad a pesar del tiempo que hayan vivido en suelo teutón.

Bibliografía

Tomado de Tribuna Israelita




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Autor Fecha del mensaje

***** maria_escalero 15/9/2004 6:58 PM
Dado que los NAZIS son una amenaza, un insulto y una plaga para la humanudad, deben ser exteminados totalmente y sin dejar rastro. Si ellos son muchos, nosotros somos muchos ms, a por ellos!, que no quede ni uno!

Ver todos los comentarios hechos por otros usuarios. (1 comentarios)
Terrible *****
(5.0000)
Excelente

En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí