Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Terrorismo y Antisemitismo Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Terrorismo y Antisemitismo

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: Aizik
Fecha de creación: 2001-11-25 14:05:16
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 2231

Terrorismo y Antisemitismo

Los sangrientos atentados en contra de instituciones judías en Buenos Aires y Londres y la captura de Ivan Ilich Ramírez conocido como "Carlos, el Chacal", nuevamente colocaron el tema del terrorismo en la óptica mundial. Durante años, los grupos radicales y las naciones que los subvencionaron intentaron justificar sus acciones al aducir que se trataba de un instrumento para obtener concesiones que no podrían alcanzar a través de medios diplomáticos tradicionales. A pesar de que hoy en día la comunidad internacional ha denunciado en forma tajante al terrorismo que daña sin distinción, que supedita los medios a los fines y que funciona como mecanismo de subversión y de desestabilización política o de canalización de la xenofobia, este fenómeno en los albores del siglo XXI vuelve a hace su aparición con mayor virulencia e intensidad que antaño.

Antecedentes

El terrorismo internacional tiene sus orígenes en dos movimientos que adquirieron preponderancia en la segunda mitad del siglo XX: el totalitarismo comunista y el radicalismo árabe-islámico con la OLP como uno de sus principales componentes. Ambas corrientes han dado el ímpetu ideológico y gran parte del apoyo material que sostiene al terrorismo, arma ideal en su guerra contra la democracia. Así, han legitimado la violencia indiscriminada en aras de una supuesta causa superior.

De hecho durante años el terrorismo internacional fungió como una extensión de la guerra fría. La URSS así como sus diversos satélites (Cuba, Corea del Norte, Libia, Irán, Siria, Irak, Yemen del Sur, etc.) proporcionaban armas, entrenamiento y dinero y concedían asilo y salvo conductos. Como resultado pronto proliferaron en Europa, Japón, América y el Medio Oriente, grupos terroristas.

En diciembre de 1985 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó por unanimidad una resolución condenando todo los actos terroristas como "criminales". Por añadidura, en 1986 los líderes de siete países democráticos se reunieron en Tokio para reafirmar su condena al terrorismo internacional en todas sus formas. Acordaron intensificar el intercambio de información sobre los terroristas y sus patrocinadores y adoptaron las siguientes medidas:

  1. No exportar armas a los Estados que apoyan el terrorismo.
  2. Limitar las labores diplomáticas y consulares en los Estados que realizan dichas actividades.
  3. Mejorar los procedimientos de extradición de terroristas.
  4. Imponer mayores restricciones a los inmigrantes de países que apoyan el terrorismo.

Aunque la comunidad internacional reaccionó contra el flagelo del terrorismo no lo hizo con la fuerza que ameritaba. Por ello a finales del siglo XX una red profesional de terroristas intenta socavar a las sociedades democráticas a través de la paralización de vías de comunicación, el asesinato indiscriminado de seres inocentes y la destrucción de embajadas y otra instituciones. Siria, Irak, Irán, Sudán y Libia patrocinan y apoyan a estos grupos que cuentan entre sus blancos principales al Estado de Israel. Más allá de la animadversión a Israel que mueve a los fundamentalistas, éstos afirman que "continuarán con su guerra santa hasta que el Estado sionista desaparezca y junto con éste toda la población judía del mundo". En efecto en los últimos años, particularmente a raíz del fin de la guerra fría, el terrorismo internacional disminuyó pero los ataques contra objetivos judíos se incrementaron.

Terrorismo y antisemitismo

Desde que se planteó la posibilidad de la creación de un Estado judío en Palestina, algunos sectores árabes se mostraron intransigentes al establecimiento de una "entidad sionista" independiente en la zona. Hasta 1964 -con el establecimiento de la Organización para la Liberación de Palestina- los ataques de fedayines o guerilleros palestinos en contra de blancos judíos, se llevaban a cabo en forma poco sistemática y organizada.

Tras la guerra de los Seis Días en 1967, el terrorismo rebasó las fronteras israelíes. Actos de barbarie fueron perpetrados ya no sólo en contra de objetivos militares, debido a que en la mira del terror cualquier blanco israelí era considerado un objetivo legítimo. Así, en septiembre de 1972, 11 atletas israelíes que participaban en las Olimpiadas fueron asesinados en Munich por un comando palestino. A este atentado siguieron muchos otros que cobraron la vida de cientos de hombres, mujeres y niños.

Con la firma de los Tratados de Paz de Campo David entre Egipto e Israel en 1978, la humanidad fue testigo de violentas actividades terroristas. En los 80's una serie de episodios -entre los que destaca el atentado contra una sinagoga en París, el bombazo a la embajada israelí en Quito, los atentados en los aeropuertos de Roma, Viena y Madrid y el asesinato de 24 judíos en una sinagoga de Estambul- estremecería a la humanidad por la virulencia de los ataques terroristas.

En diciembre de 1988 Yasser Arafat, líder de la OLP, reconoció públicamente el derecho de Israel a existir y condenó el terrorismo "en todas sus formas". No obstante las facciones radicales del movimiento palestino continuaron con la campaña de actos violentos entre los que se cuenta el asesinato de ocho turistas israelíes en Egipto y la explosión de un carro bomba que destruyó la embajada de Israel en Buenos Aires en 1992.

A raíz de la firma del Acuerdo de Principios entre Israel y la OLP en septiembre de 1993, se detectó una nueva ola terrorista. La posibilidad de la paz entre los "eternos enemigos" fortaleció a los grupos moderados y significó un duro golpe para los extremistas. Como resultado, grupos radicales musulmanes iniciaron una serie de atentados en todo el mundo contra judíos, con el fin de descarrilar el proceso de paz y fortalecer las posturas maximalistas.

Meses después, tras la rúbrica del acuerdo de paz entre Jordania e Israel en julio de 1994, los grupos terroristas intensificaron sus actividades. El ataque contra la sede de la AMIA en Argentina el 18 de julio de 1994, la explosión de dos bombas en Londres -contra la embajada israelí y una organización judía el 26 de julio- dejaron un trágico saldo de cientos de muertos y decenas de heridos. Los violentos incidentes no fueron perpetrados contra un blanco estratégico ni político, sino claramente judío. Nuevamente -al igual que hace medio siglo cuando los nazis intentaban dominar el mundo- sinagogas, comercios e institutos son destruidos por el simple hecho de pertenecer a judíos. De esta manera el terrorismo ya no es exclusivamente un medio para alcanzar fines políticos, sino que se ha convertido en una fuente de expresión antisemita.

A pesar de que aún no existe evidencia concreta sobre la autoría de dichos crímenes, se señala a los grupos islámicos integristas proiraníes como los responsables. Los ideólogos de estos movimientos son, con frecuencia, intelectuales que se han educado en universidades de occidente y que cuentan con células clandestinas musulmanas para ejecutar sus planes. Con el apoyo de grupos extremistas locales de todo el espectro ideológico, el radicalismo islámico cuenta con la infraestructura adecuada para lanzar ataques en América Latina, Estados Unidos, Europa y el Lejano Oriente. Consecuentemente, para los movimientos neonazis y antisemitas, la voluntad de los fundamentalistas islámicos de llevar la guerra contra los judíos a todos los rincones de la tierra ofrece nuevas oportunidades para manifestar su odio. Por ello, a pesar de diferencias ideológicas, los actores del terrorismo mundial se encuentran interrelacionados.

Los fundamentalistas están convencidos de que actúan en el nombre de Dios para traer justicia y redención a un pueblo oprimido y atacado por un enemigo que apenas es humano: el judío. El buen musulmán -de acuerdo a declaraciones de funcionarios iraníes- es aquel que dedica su vida a atacar a los sionistas al transformarse en bomba humana. Por ende, aquel árabe que no comulga con esta visión es un traidor y debe ser ejecutado. El presidente Anwar el Sadat pagó con su vida la audacia de hacer la paz con los israelíes. A su vez, los palestinos moderados han sido perseguidos y condenados al transgredir por aceptar la existencia de Israel.

Grupos Terroristas

En décadas anteriores los terroristas practicaban el marxismo y hablaban con acento europeo. Hoy en día los fantasmas de la violencia hablan árabe y tienden a producir actos de impacto espectacular. La principal fuente del terrorismo puede ser ubicada en la actividad de los siguientes grupos musulmanes radicales:

HEZBOLLAH o Partido de Dios, organización libanesa que predica la guerra contra el imperialismo occidental, considera a Estados Unidos como el "gran Satán " y no reconoce el derecho de Israel (el "pequeño Satán") a existir. El exterminio del Estado judío, objetivo central, es considerada una obligación religiosa. Como seguidores del Ayatolla Khomeini, sus miembros aspiran a exportar su revolución y crear una nueva república islámica en todo el mundo.

Dicha organización fue fundada en 1982 y está integrada por varios grupos fundamentalistas shiitas radicales. Irán le proporciona gran parte de los fondos así como el apoyo político. Así mismo para los sirios Hezbollah es un instrumento útil para actuar contra los enemigos del régimen. Es por ello que el gobierno de Damasco también canaliza ayuda directa e indirecta a sus activistas. En la década de los 90's Hezbollah se ha abocado a expandir su organización a través de liderazgos locales. La consolidación del proceso incluye el establecimiento de arsenales y la creación de una red de reclutamiento.

JIHAD ISLAMICO. Movimiento islámico de lucha que pretende lograr sus objetivos a través del terror. Integrado por musulmanes shiitas, combina el extremismo religioso con el nacionalismo. Sus aspiraciones son la creación de un estado según las leyes del Islam y la lucha sin cuartel contra el sionismo como parte de la guerra santa. Sus activistas son extremistas religiosos que no temen ejecutar acciones peligrosas porque atribuyen a la muerte una importancia mayor que a la vida.

FRENTE POPULAR PARA LA LIBERACION DE PALESTINA-COMANDO GENERAL. Grupo dirigido por Ahmed Jibril, considerado el más peligroso terrorista en el mundo. Mantiene sus bases en territorio libanés bajo control sirio y su fuerza está integrada por más de 300 terroristas. Entre sus metas está la desaparición de Israel y el aislamiento de Yasser Arafat por considerarlo un "traidor".

HAMAS o Movimiento de Resistencia Islámico, fundado en diciembre de 1987. Comparte el rechazo total a los valores occidentales y combina su visión religiosa con los ideales nacionales palestinos.

El terrorismo es el ingrediente básico de su ideología y como tal, manifiesta su rechazo implacable a los acuerdos de paz entre Israel y la OLP a través de acciones violentas.

El terrorismo en los últimos años ha adquirido nuevos ímpetus. Su curso indudablemente dependerá de varios factores entro los que destacan:

1. La actitud de la comunidad de naciones.- El mundo ha condenado el terrorismo en todas sus formas pero se requiere de una acción coordinada, de una medida a nivel internacional que aísle y castigue a los estados que apoyan y fomentan la violencia. Desafortunadamente muchos Estados ceden a la presión de los terroristas y anteponen sus intereses particulares sin tomar en consideración que pueden convertirse en el siguiente blanco.

2. Los factores sirio e iraní.- Si el Estado de Israel llega a un acuerdo de paz con el régimen de Hafez el Assad, las autoridades sirias tendrán que replantear su apoyo a los grupos fundamentalistas islámicos. Por el otro lado Irán, al verse aislado en su apoyo al terrorismo y presionado por la necesidad imperante de apoyo económico de Occidente, también se verá forzado a definir prioridades.

Bibliografía

Tomado de Tribuna Israelita




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí