Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Argelia y la creciente amenaza del Islam Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Argelia y la creciente amenaza del Islam

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: Aizik
Fecha de creación: 2001-11-18 16:08:19
Administrar:
Calificacin: El artículo no ha sido calificado
Visitas: 2237

Argelia y la Creciente Amenaza del Islam

Argelia se encuentra inmersa en una cruenta guerra civil que, desde sus inicios en 1992, ha cobrado más de 50,000 vidas. De no alcanzarse la paz, esta nación norafricana podría desembocar en un caos político que desestabilizaría a toda la región.

El origen de esta crisis se remonta a los comicios de 1991, cuando Argelia emergía a la democracia. El ejército, con el apoyo de Occidente, tomó el poder e invalidó las primeras elecciones legislativas, libres y pluralistas al conocerse que los resultados otorgaban la victoria a una de las más importantes organizaciones extremistas, el Frente Islámico de Salvación (FIS). A partir de entonces el radicalismo se extendió, aumentaron las actividades terroristas del Grupo Islámico Armado (GIA) y los integristas se infiltraron en la estructura estatal, incluyendo el ejército.

Desarrollo Histórico

En 1830 tropas galas invadieron Argelia. Para 1873 los franceses habían expropiado las tierras, instalado a sus colonos y reorganizado la economía argelina con el propósito de que sirviera a los intereses de su país. En 1942 Argelia pasó a ser sede del gobierno provisional francés de De Gaulle y en 1954 grupos disidentes fundaron el Frente de Liberación Nacional (FLN), que inició la lucha armada la cual terminó con el reconocimiento de la independencia argelina en 1962.

Como partido en el poder, el FLN construyó un modelo económico al estilo soviético. Implementó un ambicioso programa de industrialización que produjo un ineficiente aparato estatal y experimentó con “granjas colectivas” diseñadas para modernizar a la sociedad. Creció la burocracia y junto con ésta la corrupción. Los ingresos por venta de petróleo y gas mantenían el país a flote, pero al disminuir los precios de los energéticos, Argelia cayó en una profunda crisis económica y social..

Para 1988 el descontento de la población se había generalizado. Las protestas espontáneas se convirtieron en demostraciones masivas y el ejército se dedicó a defender las instituciones gubernamentales de los ataques guerrilleros. El presidente Benjedid instauró una nueva constitución “liberal” que rechazaba al FLN como partido único y reconocía legalmente la libertad de conciencia y el multipartidismo.

Con el propósito de conservar el poder, el régimen militar aceptó la legalización de un partido confesional islámico, el Frente Islámico de Salvación (FIS), integrado por una coalición de más de 20 grupos dedicados a la creación de un Estado islámico regido por la Sharia, su ley sagrada. Con el apoyo de grupos radicales de Arabia Saudita y de los Emiratos del Golfo Pérsico, el FIS movilizó a las masas y derrotó al FLN en las elecciones municipales y distritales de 1990 al obtener 54% del voto popular. Meses después y ante el descontento del sector fundamentalista, logró la victoria en las elecciones presidenciales.

El 11 de enero de 1992 el ejército canceló las elecciones, derrocó a Benjedid, proscribió al FIS y estableció un consejo estatal transitorio. El movimiento islámico se fragmentó y militantes fundamentalistas formaron el Grupo Islámico Armado (GIA), una de las más violentas organizaciones revolucionarias en el mundo.

Como parte de su lucha por imponer la visión de un Islam puro en la sociedad argelina y eliminar la influencia de la cultura occidental, el GIA ha saboteado o destruido cerca de 700 escuelas seculares. Ha asesinado a maestros, periodistas e intelectuales. Sus militantes han degollado a decenas de jóvenes estudiantes que se oponen a cubrirse el rostro. Las torturas y violaciones se generalizan día con día.

El GIA no sólo representa una amenaza para los argelinos. Desde septiembre de 1993 más de 90 extranjeros han sido asesinados en Argelia y muchos otros más son victimados en su país de origen, ya que la violencia integrista se exporta a diversos países de Europa, principalmente a Francia.

Situación Actual

En noviembre de 1995 una población mermada por una guerra civil que dejó un saldo de más de 50,000 vidas, acudió a las urnas y reeligió como Presidente de la República de Argelia a Liamin Zeroual, quien había ocupado dicho cargo desde enero de 1994.

Durante este último año, las fuerzas de seguridad gubernamentales han intentado comprobar que los fundamentalistas se encuentran demasiado divididos para amenazar la supervivencia del régimen. Sin embargo los hechos demuestran lo contrario. El Frente Islámico de Salvación y las guerrillas musulmanas del GIA no sólo han sobrevivido a pesar de los esfuerzos por erradicarlas, sino que desafían al régimen de Zeroual así como a todos aquellos grupos que rehúsan someterse a un islamismo radical.

A un año de la toma de posesión, Zeroual convocó a un referéndum para realizar una revisión constitucional que, entre otras cosas, pretende imponer nuevos criterios para la legalización de los partidos políticos. De este modo quedarían proscritas agrupaciones basadas en la religión, raza, sexo o cultura y se debilitarían las agrupaciones de corte integrista.

Con el fin de boicotear el referéndum, las guerrillas islámicas incrementaron sus acciones terroristas asesinando a más de 250 personas en el último mes. A pesar de las amenazas, el 28 de noviembre de 1996, 85% de los 16.5 millones de argelinos que asistieron a las urnas aprobaron los cambios constitucionales.

La lucha contra el fundamentalismo en Argelia debe continuar si se desea evitar que los movimientos radicales en los países musulmanes redoblen sus esfuerzos revolucionarios e incrementen las presiones subversivas sobre los régimenes seculares. De lo contrario, Argelia se convertirá en otro Irán, base para la exportación a Occidente del terrorismo y la anarquía.

Bibliografía

Tomado de Tribuna Israelita

Abramson, Gary

Vote Turnout in Algeria

Washington Post, USA, 1996

Phillips, James

The Rising Threat of Revolutionary Islam in Algeria

The Heritage Foundation, USA, 1996

Randal, C. Jonathan

Algeria’s Civil War Refuses to Die

Washinton Post, USA, 1996

Shabot, Esther

Furor de Integristas

Excélsior, México, 1996

Smith, Colin

Algeria’s Kiss of Death

The Jerusalem Report, Israel, 1994




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Nadie ha evaluado este artículo.


En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí