Artículo
Jinuj.net / Artculos de Consulta / Estado Palestino Independiente: posibilidad remota Estas accesando Jinuj.net como usuario invitado
No has hecho login a Jinuj.net. Utiliza esta forma para entrar al sistema.
Login:     Password:    
¿Olvidaste tu password?     Obtén una cuenta Gratis

Estado Palestino Independiente: posibilidad remota

   Información general    Categorías    Resúmen   
Aportado por: Aizik
Fecha de creación: 2001-09-28 08:27:36
Administrar:
Calificacin: ***--
Ver 1 comentario y 1 calificación
Comentar este artículo
Visitas: 2451

Un Estado Palestino Independiente: Posibilidad Remota

El 15 de noviembre de 1988, en una sesión del Consejo Nacional Palestino realizada en Algeria, Yaser Arafat proclamó el "nacimiento de un Estado Palestino en nuestra tierra palestina con Jerusalem como su capital", como máxima expresión de los derechos legítimos de este pueblo.

El presente documento analiza los problemas y los riesgos inherentes al establecimiento de un Estado Palestino, así como las ramificaciones políticas, económicas y militares que derivarían de esta posibilidad. El concepto de "Estado" ha sido definido como "una legítima institución política que ejerce soberanía sobre un territorio definido". El Estado es una institución concreta y al mismo tiempo un símbolo, que se caracteriza por:

  • Mantener un sistema administrativo (burocracia),incluyendo un ejército, que monopoliza la legitimación de la violencia.
  • Ser el receptáculo de la legitimidad política, lo que lo convierte en un referente de la identidad nacional.
  • Regir sobre un área claramente definida fungiendo como ente único en política internacional.

El Estado es la más poderosa y atractiva de las estructuras modernas. Por ello, la creación de un Estado Palestino ha sido la fuerza motriz de la OLP.

Un análisis de los problemas que podrían surgir a raíz de la creación de un Estado Palestino, debe incluir el examen de los símbolos neurálgicos y los mitos políticos de la OLP:

1.-¿Cuáles Serían las Delimitaciones de un "Territorio Reconocido" para la OLP?

La declaración de independencia emitida por esta organización se basó en la resolución de la ONU adoptada en 1947 en la cual se habla de la partición de Palestina en un estado árabe y uno judío. La propuesta de que Israel se retire de los territorios ocupados en 1967 implica que la meta actual de la diplomacia palestina es la creación de un Estado en la Margen Occidental y en la Franja de Gaza, con su capital en Jerusalem. Sin embargo, dentro de la OLP coexisten actitudes divergentes en cuanto a la delimitación de un territorio. La "Teoría de las Etapas" considera que el "miniestado" sería tan sólo un paso hacia la liberación de toda Palestina como lo estipula la Carta Nacional Palestina de 1968. Así lo sostienen voces radicales como la de Nayif Hawatnmeh, representante del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, quien habla de una lucha continua para "desalojar al ocupante sionista de toda Palestina, desde el Río Jordán al mar y de norte a sur". No obstante, este objetivo sólo podría lograrse a través de la destrucción de Israel, hecho que es considerado improbable, aun por sus más asiduos enemigos. A todas luces, el impacto real de esta divergencia de actitudes en el contexto actual afectaría la estabilidad y longevidad de un Estado Palestino establecido en la Margen Occidental y Gaza.

2.-El Status de sus Habitantes y el Derecho al Retorno.

La ideología palestina prevaleciente, que pretende encontrar su legitimación en la resolución 194 de la ONU adoptada en 1949 (en la que se plantea el derecho de los refugiados palestinos a regresar o en su defecto recibir una compensación), sostiene que todos los palestinos y sus descendientes que hayan vivido dentro de los límites estipulados por la participación de 1947, tienen el derecho inalienable al retorno. El derecho al retorno se encuentra vinculado con el derecho a la "autodeterminación". Al respecto, Faissal Husseini de Jerusalem declaró: "La solución al problema palestino tiene que incluir a Palestina fuera del territorio ocupado... Demandamos un estado libre y la autodeterminación". En su Declaración de Independencia, Arafat afirmó representar a todos los palestinos y fue apoyado por la gran mayoría de sus seguidores. Por su parte, el Profr. Rashid Khalidi de la Universidad de Chicago aseveró que "si se quiere solucionar el conflicto, se tiene que admitir el hecho de que más de la mitad del pueblo palestino vive fuera de los territorios ocupados. Así como existe un pueblo israelí, así existe un pueblo judío; su naturaleza, su extensión y su representatividad no puede determinarse por sus enemigos".

Un Estado palestino sin derecho al retorno podría solucionar los problemas prácticos de los actuales habitantes y mejorar las condiciones políticas de los palestinos en la diáspora. Sin embargo, es probable que éstos últimos experimenten un agudo sentimiento de desilusión y frustración si no se logra un avance hacia el anhelado sueño del retorno. Esta reacción originaría un serio retroceso político. La diáspora palestina ha sido el principal apoyo y semillero para los distintos componentes de la OLP. Posiblemente, estos palestinos podrían considerar esta "solución" como una traición de sus líderes. En estas circunstancias es probable que Arafat fuera depuesto por uno de sus contrincantes o que millones de palestinos transfieran su alianza a un grupo opositor, alterando así la estabilidad del nuevo Estado.

3.-La Situación Económica del Estado Palestino y su Relación con Israel.

Porque el mercado palestino se ha visto restringido y sus recursos escasean, mientras la población va en aumento, la cuestión de su integración o separación del mercado israelí se convierte en un factor de la mayor importancia. En 1986, 37% de la fuerza de trabajo de los territorios laboraba en Israel. Los economistas palestinos están conscientes de que sin la ayuda masiva del exterior, la separación del mercado israelí conllevaría un desastre económico. Para impedir una aguda caída en los niveles de vida de los palestinos de los territorios se requeriría de la asistencia principalmente de los países árabes productores de petróleo. Sin embargo, la crisis económica experimentada por estas naciones ya ha tenido un efecto negativo en el empleo de palestinos y en la ayuda canalizada a los territorios. De ejercitarse el derecho al retorno, el nuevo Estado se vería seriamente presionado para satisfacer las necesidades básicas de su población.

La escasez de agua representa otro problema. En la actualidad, la Margen Occidental provee 19% del consumo anual de agua de Israel. La reducción de este consumo representaría para Israel un costo de entre 30 y 90 millones de dólares al año. La cuestión del agua ha sido un problema regional importante en el que se ven involucrados Israel, Jordania y Siria, y que desde 1950 ha dado origen a violentos conflictos. En este contexto, también surge la pregunta de la viabilidad de un Estado Palestino. Obviamente, sus fronteras o sus recursos no pueden actuar como los únicos factores decisivos. El flujo externo de capital una efectiva capacidad de absorción y la cooperación económica estrecha con Israel permanece como imperativo a considerarse.

4.-El Problema de la Seguridad en las Cuestiones Militares.

La Franja de Gaza puede ser considerada como la base de infiltración terrorista hacia Israel. A su vez la Margen Occidental, en manos de fuerzas hostiles (incluyendo a los terroristas), representa una amenaza para Israel por la proximidad de sus centros vitales y la efectividad de las armas modernas. La solución que se propone es la desmilitarización, pero ¿cuánto tiempo podría implementarse? ¿qué sanciones se aplicarían en caso de violación? ¿quién las determinaría? Para llegar a una acción efectiva tendrían que ofrecerse garantías por ambos lados. Por otra parte, la desmilitarización no representa una respuesta realista al flagelo del terrorismo. Otras medidas de seguridad propuestas por los israelíes tienen la limitante de que contradicen o afectan la soberanía palestina y podrían representar un foco de fricción permanente, no sólo entre Israel y el Estado Palestino, sino también entre los dirigentes y los habitantes de éste último.

Para las autoridades de un gobierno palestino, una fuerza militar constituiría un requisito político práctico no sólo en referencia a la seguridad internacional -elemento favorable para los intereses israelíes- sino como símbolo de legitimidad y soberanía. Los expertos militares no consideran que un Estado palestino por sí solo significaría una amenaza para Israel; pero sí podría precipitar una guerra debido a los intereses geopolíticos y regionales implicados en la contienda. Por ende, un espacio más reducido necesariamente obligaría a Israel a depender de estrategias preventivas.

5.-La Dimensión Política.

La estabilidad representa un punto clave que podría afectar la sobrevivencia del Estado Palestino. Los problemas económicos, militares y sociales podrían traducirse en conflictos que amenazan la legitimidad de un gobierno recientemente instituido.

Otra fuente potencial de tensión podría emanar de la relación con los palestinos que ejercen el derecho al retorno. Se podrían generar dificultades en su adaptación, dadas las limitantes del nuevo Estado. El delicado equilibrio social podría verse alterado por cuestiones económicas, principalmente, porque la mayoría de estos palestinos se encuentran entre los menos integrados, los menos capacitados y los más indigentes de sus comunidades de origen.

6.-Estructura Gubernamental del Futuro Estado Palestino.

Dada la falta de una tradición democrática, la cultura autoritaria de la región y los antecedentes de actividad clandestina, la posibilidad de un régimen democrático aparece como algo lejano. Pero, por otra parte, después de 20 años de constante interacción con el sistema israelí en sus áreas administrativa y social, el régimen político palestino podría ser más democrático, dando cabida en su seno a las opciones disidentes.

7.-Posibles Fricciones Interpalestinas.

Una vez que el Estado fuese establecido con los atributos simbólicos apropiados, su existencia tendría un efecto estabilizador en la población interna ya que, en su gran mayoría, no querría poner en entredicho a la recién formada entidad. Sin embargo, continuarían los problemas con los palestinos que no habitan en la Margen Occidental, Gaza y los Estados Arabes.

De la posibilidad de mantener la seguridad y la estabilidad internas, dependerá el que se puedan establecer relaciones pacíficas con Israel. A su vez, esto se verá determinado por la capacidad de un gobierno palestino de disfrutar de un monopolio de violencia y de poder aplicar sus políticas domésticas por la fuerza, si lo considerara necesario. Si el Estado falla, se produciría el descontento nacional lo que podría llevar a una nueva confrontación con Israel para distraer a la población, para lograr mayor apoyo económico árabe o para obtener alguna ventaja especifica que reforzara su autoridad. Así, una atmósfera de paz sería una realidad siempre y cuando exista estabilidad y se garantice la seguridad israelí.

8.-La Política Regional.

En un futuro arreglo, la situación de los 800 mil árabes que componen el 18% de la población en Israel debe ser tomada en cuenta. Sus sentimientos nacionalistas se han visto reforzados por 20 años de contacto renovado con los territorios. La OLP en teoría (con sus banderas del derecho a la autodeterminación y "representatividad") y en la práctica, continúa incitándolos para impedir un posible acuerdo basado en las fronteras que se establecieron en 1967. En sus publicaciones oficiales se habla de los árabes israelíes como "la reserva palestina estratégica".

Los reportes de la sesión del Consejo Nacional Palestino celebrada en noviembre de 1988, en la que la resolución de los "dos estados" fue adoptada, expresa su beneplácito ante la firmeza; de los sentimientos palestinos entre los árabes israelíes. A la vez, subraya la importancia del apoyo de los árabes israelíes a la intifada".

El Estado Arabe que posiblemente se vería más afectado por el establecimiento de un Estado Palestino es Jordania. A pesar de su ruptura administrativa de la Margen Occidental desde julio de 1988, la interdependencia entre ambas zonas es inevitable. Cerca de un millón de palestinos viven en Jordania. Se calcula que el porcentaje de palestinos en la población es de entre 40 a 60%. En la actualidad, Jordania mantiene la más larga frontera con Israel y continuará siendo un importante socio en el conflicto, aun con la creación de un Estado Palestino fuese creado. La relación económica incluye el comercio, las finanzas, y el intercambio de mano de obra especializada. Estudios recientes han demostrado que los palestinos se están convirtiendo en una de las principales amenazas para la sobrevivencia de la monarquía Hachemita. De hecho. desde 1967, Jordania no ha logrado un control efectivo de la Margen Occidental y los sentimientos antihachemitas han aumentado significativamente. Una vertiente antijordana ha encontrado expresión en la "Intifada" y en Jordania están destacadas organizaciones Palestinas subversivas.

El riesgo de que el régimen jordano se vea deteriorado por las tendencias ultranacionalistas de la OLP, se ve exacerbado por la posibilidad de que esta organización exporte sus ideas. Un posible régimen radical palestino podría eventualmente considerar la expansión hacia el oriente, buscando ampliar su base estratégica mediante la unión con otros países o incrementando sus recursos. En una perspectiva más amplia, las políticas de un Estado Palestino se verían directamente influidas por la correlación de fuerzas en el mundo árabe. Siendo que los Estados Arabes han explotado a los palestinos y a su organización durante varias décadas probablemente permanecerán en esta línea. Los Estados radicales, principalmente Siria (con o sin el apoyo soviético) tratará de llevar al Estado Palestino hacia posiciones militantes. Siria posee la capacidad de explotar las tensiones domésticas, de instigar la lucha civil y de provocar incidentes a través de sus clientes palestinos. Esto podría reforzar el interés de los Estados conservadores, especialmente de los productores de petróleo, en prevenir a través de factores económicos e ideológicos que se produzca la inestabilidad en el Estado Palestino. Permanece en duda el que exista la voluntad y la capacidad para prestar su apoyo por un periodo prolongado.

Conclusiones

En este documento se analizaron algunos de los problemas y de los riesgos inherentes al establecimiento de un Estado Palestino, pero no se examinaron todas las posibles soluciones.

La duda crucial que permanece se refiere a si el establecimiento de un Estado Palestino tendría la influencia estabilizadora que se espera. Algunos árabes moderados han considerado que podría llegar a tener un efecto opuesto ya que si se origina una situación de inestabllidad en la región, el resultado sería un conflicto más violento. A largo plazo será difícil, aun para un gobierno palestino bien intencionado, el prevenir o evitar el deterioro de cualquier acuerdo permanente y satisfactorio, a causa del irredentismo, o del terrorismo. La historia nos ha mostrado en repetidas ocasiones que los dirigentes de los movimientos revolucionarios que son protagonistas de acuerdos pacíficos, son violenta y expeditamente reemplazados por otro equipo con consecuencias impredecibles. De ahí que cualquier tratado que incluya el establecimiento de un Estado Palestino tendrá que limitar -a priori- su soberanía con el objeto de crear confianza en la región, principalmente en Israel y entre los palestinos moderados.

El proceso de paz en el Medio Oriente incluye problemas y riesgos a largo plazo. Hasta que no se

logren resolver los dilemas planteados en este documento, la posibilidad de una independencia inmediata, como los palestinos esperan, permanece como un proyecto remoto.

Bibliografía

Tomado de Tribuna Israelita




Algunas evaluaciones hechas por los miembros de Jinuj.net:

Autor Fecha del mensaje

***-- akher 11/4/2003 7:57 AM
Qu hay acerca de las reservas del gobierno israel en cuantoa verse obligados a tener que ceder ciertos territorios ocupados posterior al inicio del conflicto, incluso como lo ha insinuado el gobierno estadounidense ms de una vez? Y acerca del establecimiento de nuevas colonia a travs de la poltica de construccin de residencias en sitios en disputa? No creo que el estado israel est dispuesto a ceder en estos asuntos as por las buenas...

Ver todos los comentarios hechos por otros usuarios. (1 comentarios)
Terrible ***--
(3.0000)
Excelente

En Jinuj.net nos interesa saber tu opinión sobre el material publicado. Para hacer comentarios y calificar este artículo es necesario que ingreses al sistema.

Si no tienes una cuenta en Jinuj.net, puedes obtenerla fácilmente llenando esta forma.
Si quieres saber más sobre Jinuj.net haz clic aquí